Cómo educar a un niño que es muy independiente

Si tienes un hijo que es muy independiente y quieres saber cómo apoyarlo desde la crianza, te ofrecemos en este artículo algunas recomendaciones.
Cómo educar a un niño que es muy independiente
María José Roldán

Escrito y verificado por la psicopedagoga María José Roldán.

Última actualización: 10 abril, 2022

Es posible que sientas que tu hijo es muy independiente o que siempre quiere imponer su voluntad cuando se trata de algo que quiere hacer por sí mismo, eso no es malo en absoluto y debes asegurarte de que su personalidad no se vea perjudicada por culpa de las imposiciones de otros adultos.

Es cierto que es bueno sentir cómo nuestros hijos nos necesitan, es lo natural, pero a medida que ellos van creciendo deberán empezar a tener su propio control de las cosas, sin que sea algo demasiado rápido.

Para ello se debe encontrar el equilibrio entre la independencia de tu hijo y el respeto de los padres hacia su espacio personal. Recuerda que quiere mostrar su identidad, sin que esto signifique prescindir de tu ayuda.

Si tu hijo es muy independiente es necesario que le eduques siguiendo algunas estrategias, porque la independencia está bien, pero tiene que ser algo sano para ayudarle a crecer.



Cuidado con las presiones en los niños

A los niños no les gusta que los presionen y menos si son independientes y quieren hacer las cosas por sí mismos (la realidad es que a los adultos tampoco nos gusta que nos presionen nunca, porque entonces nos bloqueamos).

Igual que es contraproducente empujar a los niños a que sean más independientes cuando no están listos, tampoco debes hacerle dependiente con presiones inadecuadas.

Por ejemplo, si un niño es capaz de vestirse él solo pero necesita tiempo para hacerlo porque es pequeño y sus movimientos aún no son todo lo rápidos que te gustaría, ¿por qué lo vistes tú?

girl-102831_640

No es excusa el que tenéis que salir rápido de casa o porque se está haciendo tarde. Si cohíbes la independencia de tu hijo le estarás atacando directamente en su autoestima, lo que necesita es que respetes su tiempo para demostrarte que es capaz. Y si le cuesta algo más de la cuenta, solo tendrás que ofrecerle tu ayuda y dársela si la acepta. Un niño debe sentirse seguro y protegido para poder avanzar.

Tu hijo tiene su propia idiosincrasia

Los niños son todos diferentes unos de otros y lo que no debes hacer en ningún momento es compararle con otros niños que hagan las cosas distintas a él. Es necesario que reconozcas todo lo bueno de que sea independiente y es que te está mostrando que tiene una buena personalidad.

Esta marcada personalidad, muy probablemente le ayudará a tener éxito en el futuro si le enseñas al mismo tiempo educación emocional (para conectar consigo mismo y con los demás).



Respeta su espacio pero no te apartes de él

Los niños independientes quieren buscar sobre todo su identidad a edades tempranas. Sin embargo, es necesario hacerle saber que también hay unas normas que debe seguir en el hogar. En este caso, permítele que escoja opciones pero de las que tú hayas decidido que son buenas alternativas.

De este modo será capaz de entender que él tiene su independencia pero que hay una serie de normas que se deben aceptar para poder vivir en armonía.

Enséñale a respetar a los demás

Cuando los niños son muy pequeños, en ocasiones con el afán de poder mostrar su independencia pueden molestar a otros niños e incluso a sus hermanos. Para que esto no ocurra, resulta increíblemente importante enseñarles a respetar y comprender a los demás.

Trabajar la empatía y la asertividad es muy importante en todos los niños, pero aún más si cabe en los niños que son de forma innata (y no solo evolutiva) muy independientes.

child-542038_640

Busca juegos de cooperación

También resulta importante que estos niños aprendan a cooperar y a jugar con sus pares. Las habilidades sociales son imprescindibles para la vida y los niños que son muy independientes tienden a ser algo más solitarios e introvertidos (aunque no es la norma).

En este sentido, los juegos de competición en equipo, los juegos cooperativos, los juegos de mesa para jugar en grupo o jugar con los amigos de la escuela, son todas buenas opciones para que tu hijo independiente pueda trabajar las habilidades sociales necesarias para que además de ser independiente sepa interactuar en grupo.

Por último

Una vez que sabes que tienes un hijo muy independiente y que disfruta hacer las cosas con autonomía, entonces aprovecha para fortalecer esta cualidad. Además de guiarlo y apoyarlo como te hemos mencionado, ofrécele actividades que le permitan explorar y experimentar.

Sea en casa o al aire libre, asegura que las condiciones del espacio no lo expongan a situaciones de peligro y ten la disposición de sumarte a sus aventuras y descubrimientos cuando te invite.

¿Y tú, tienes un hijo que es muy independiente? ¿Cuáles son tus estrategias para educarle? Recuerda que deberás prestarle tu ayuda y apoyo de forma incondicional, pero respetando en todo momento su espacio y sus capacidades.

Te podría interesar...
Consejos de María Montessori para educar niños independientes
Eres Mamá
Leerlo en Eres Mamá
Consejos de María Montessori para educar niños independientes

María Montessori, nos ofreció un buen legado sobre cómo podemos conseguir que nuestros hijos sean no solo más independientes, sino más felices.



  • Gómez Gómez, O., & Martín Nieto, J. (2013). Cómo fomentar la autonomía y responsabilidad en nuestros hijos e hijas. https://redined.educacion.gob.es/xmlui/handle/11162/131264
  • Jarre Barcia, F. (2020). Plan de estrategias didácticas virtuales para promover la autonomía en niños y niñas entre 5 y 6 años de edad (Bachelor's thesis, Universidad Casa Grande. Facultad de Ecología Humana, Educación y Desarrollo). http://dspace.casagrande.edu.ec:8080/handle/ucasagrande/2737
  • Montessori, M. (2013). Metode Montessori. Jogjakarta: Pustaka Pelajar.
  • Seitún, M. (2011). Criar hijos confiados, motivados y seguros: Hacia una paternidad responsable y feliz. GRIJALBO.
  • Tough, P. (2014). Cómo triunfan los niños: Determinación, curiosidad y el poder del carácter. Palabra.