El método silábico, una forma de enseñar a leer y escribir

31 julio, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por la maestra Azucena Fernández
Vamos a repasar en qué consiste el método silábico para aprender a leer y escribir, uno de los métodos más tradicionales que existen en las escuelas.

Para aprender a leer y a escribir hay diferentes métodos. Entre ellos encontramos el método de enseñanza silábico. En este método vemos ventajas e inconvenientes, y es importante conocerlas para lograr llevar a cabo de forma correcta el proceso de enseñanza aprendizaje de la lectoescritura.

¿Qué es el método silábico?

Es un método sintético y, como método sintético, parte de unidades mínimas y sencillas para, poco a poco, llegar a abarcar unidades complejas. Es un método que se adjudica a los pedagogos Samiel Heinicke y Federico Gedike.

El método silábico parte de la sílaba, sigue con la unión de silabas que crean palabras y continúa con la unión de palabras en frases cortas. Estas cada vez van siendo más larga. Al final, se logra realizar la lectura y escritura de textos.

Utilizando la sílaba: razones

Se utiliza la sílaba intentando suplir las carencias que encontramos en otros métodos centrados en el fonema (sonido de la letra) o grafía (letra escrita). Utilizando una sílaba, podemos integrar fonema y grafía (sonido y letra). El aprendizaje se favorece, ya que eliminamos las dificultades de esos casos en los que una consonante es difícil de pronunciar por sí misma.El método silábico, una forma de enseñar a leer y escribir.

Ventajas y desventajas que encontramos en el método silábico

Ventajas

  • Elimina el deletreo del sistema alfabético, que conlleva pronunciar los sonidos de letras solas.
  • Las sílabas son unidades sonoras fáciles de captar.
  • Aporta una forma lógica de aprendizaje.
  • Es un método muy sencillo; no hace falta mucho material didáctico ni actividades previas.
  • El castellano es una lengua fonética, por lo que es fácil utilizar este método; puede aplicarse de una forma natural.

Desventajas

  • Es una forma automática de aprendizaje, así que puede retardar la comprensión.
  • El aprendizaje es lento, ya que no provoca interés en el niño. Es un aprendizaje que puede llegar a ser aburrido, desmotivar a los niños y hacer que pierdan el interés por escribir y leer.
  • Al ir de lo particular a lo general, puede fragmentar la armonía mental del niño.

Cómo aplicar el método silábico

En un principio, se empieza por aprender las 5 vocales (a-e-i-o-u); primero su sonido y después su grafía. Después, enseñamos las consonantes unidas a las vocales. Se empieza con las más conocidas y vamos aprendiendo el sonido y la grafía de las mismas (ma-me-mi-mo-mu o pa-pe-pi-po-pu). Se continúa por grupos más complejos de consonante-vocal (ra-re-ri-ro-ru).

Una vez logrado esto, se introducen sílabas trabadas con dos consonantes y una vocal como pla-ple-pli-plo-plu. Seguiremos la misma secuencia sonido y grafía. Entonces, empezamos a combinar las consonantes con las vocales creando sílabas de una manera inversa: an, en, in, on.

Cuando ya tenemos varias sílabas, podemos construir palabras. Al saber construir palabras, podemos empezar con las oraciones y, después, textos más largos.El método silábico, una forma de enseñar a leer y escribir.

Los textos para el método silábico

El método silábico está basado en un principio importante del aprendizaje: cuando hablamos, pronunciamos sílabas, no pronunciamos letras o sonidos separados. La sílaba es un fragmento que puede ser reconocido.

El método silábico en los libros de texto no se lleva a cabo siempre igual. En su primer libro (1892), Felisberto de Carvalho nos presenta las sílabas como monosílabos significativos. Se apoyó en el diseño gráfico con o sin dibujos de apoyo.

Eso sí, casi siempre, cuando desarrollamos el método silábico, en los textos vamos a ver un orden de sílabas, desde la más sencilla (ma-me-mi-mo-mu) hasta la más difícil (pra-pre-pri-pro-pru). Muchos de los textos para aplicar el método silábico incluyen palabras claves en las que la sílaba inicial se destaca con colores o tipologías.

En definitiva, la enseñanza de la lectura y escritura a través del método silábico es la enseñanza que utiliza el método más tradicional. Es la enseñanza que se ha utilizado en centros educativos y colegios desde hace décadas; es el método de las cartillas tradicionales.

  • Defior, Sylvia. (2008). ¿Cómo facilitar el aprendizaje inicial de la lectoescritura? Papel de las habilidades fonológicas. Infancia y aprendizaje.
  • Cuetos Vega, Fernando. (2003). Eficacia de un método fonético en el aprendizaje de la lectoescritura. Aula Abierta.