Enseñar a los niños a leer y escribir según Montessori

26 Mayo, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la psicóloga Mara Amor López
Hay muchos métodos para enseñar la lectoescritura a los niños, pero uno de los que pueden ayudarnos a preparar a nuestros niños para esta fase es el método de Maria Montessori.

Hoy en día son muchos los métodos que se utilizan para el aprendizaje de la lectoescritura. María Montessori desarrolló el suyo propio y son muchos los educadores y seguidores de su metodología los que lo han aplicado. Aquí puedes conocer el método que enseñará a los niños a leer y escribir según Montessori.

Este método ha sido renovado y actualizado, ya que presenta muchas ventajas tanto para los niños como para los adultos, que son los guías de este aprendizaje. ¿Quieres saber más acerca de esto?

Leer y escribir según Montessori: características del método

A continuación, hablamos de las características principales del método Montessori para aprender a leer y escribir de una manera amena y divertida para los más pequeños.

Respeto hacia su autonomía

Los niños son libres de elegir qué tarea escogen para realizarla; es importante que no obliguemos al niño a nada. Sus ganas de aprender e interactuar con ciertas actividades tienen que venir de él, si no, no estamos haciendo nada.

Eso sí, si queremos que aprenda la lectoescritura, le propondremos actividades relacionadas con esto, y que sea el niño el que elija con cuál quiere practicar.

Respetar su ritmo para aprender a leer y escribir según Montessori

Una de las características de la metodología Montessori es respetar el ritmo de cada niño. Pero cada uno es diferente de otro, y que un pequeño sea más precoz que otro para nada quiere decir que en un futuro su rendimiento vaya a ser mejor o que vaya a estar mejor preparado.

Hay niños muy precoces y otros que van más lentos pero que terminan alcanzando los mismos niveles; solo hay que darles más tiempo.

Niñas aprendiendo a leer y escribir según Montessori.

Aprovecharemos los periodos sensibles del niño

Los niños pequeños son especialmente sensibles a ciertos aprendizajes en determinados periodos de tiempo, y son capaces de aprender hasta varios idiomas a la vez. De manera innata, se interesan, perciben y disfrutan con lo que van aprendiendo; debemos aprovechar este interés.

Los niños son excelentes maestros

En la metodología Montessori se fomenta mucho la empatía y socialización con otros niños. Los pequeños tienen que jugar, compartir, ayudarse y respetarse unos a otros. Se ha comprobado que los niños son unos extraordinarios maestros, pues aprenden unos de otros.

Entorno adecuado para el aprendizaje

Debemos cuidar el entorno para que se les facilite a los niños el aprendizaje. Podemos organizar su habitación con diferentes rincones: el rincón de la lectura, el rincón de los juegos educativos, el rincón del juego, etc. Y, así, ellos pueden elegir las actividades que les interesa hacer en el momento que quieran.

Actividades para hacer en casa y enseñar a leer y escribir según Montessori

El juego de los sonidos

Este juego debemos hacerlo a partir de los dos años y medio, que es cuando los pequeños comienzan a interesarse por la forma y el sonido de las letras. Esta actividad los motivará para aprender por sí mismo los sonidos y saber diferenciarlos de sus formas.

Al principio, hay que enseñar a los niños el sonido de la letra y no el nombre de esta, así, ayudaremos al pequeño a que sea consciente de los sonidos que forman las palabras.

Debemos pronunciar correctamente los sonidos de las letras para que el niño los vaya aprendiendo. Por ejemplo, si queremos enseñarle la letra “s” con la palabra “sofá”, no tienes que deletrearle la palabra diciendo “ese”, “o”, “efe”, “a”. Hay que pronunciar el sonido de cada letra para que él tome conciencia de los sonidos que forman la palabra: “sssss”, “oooo”, “ffffff”, “aaaaa”.

Niño llevando a cabo una de las actividades del método Montessori para aprender a leer y escribir.

Las letras de lija

Esta técnica se puede empezar a realizar con niños de tres años y medio. De lo que se trata es de hacer unas tarjetas de cartulina y encima pegar las letras recortadas con papel de lija.

De esta forma, el niño identifica la grafía y, además, reconoce las letras al tacto, por lo que lo ayuda a aprender cómo se escriben. Es una actividad que facilita el aprendizaje del abecedario en los pequeños de una manera divertida.

Pinzas de letras

Para esta actividad solo necesitas unas pinzas de madera y un rotulador. Tenemos que escribir en cada lado de la pinza una letra del abecedario. De esta manera, las pueden utilizar para formar palabras poniendo las pinzas sobre una cartulina, cartón o folio. También puedes hacer unas tarjetas con letras y, así, unir cada pinza con la tarjeta con su letra correspondiente.

La caja de las letras

Para este juego necesitamos una cajonera pequeña de plástico o hacerla nosotros con cartón, y en cada cajón poner una letra del abecedario. Esta actividad consiste en que el niño tiene que guardar en cada cajón algo que empiece con la letra que hay puesta.

Sobre la metodología Montessori para aprender a leer y escribir

Ya sabes algo más del método para enseñar a leer y escribir según Montessori. Es una manera divertida y que se puede llevar a cabo en casa para la adquisición de la lectoescritura. Así, iremos preparando a los pequeños preparando para cuando sea la hora de empezar a leer y escribir. Ya sabes, ¡a ponerlo en práctica!.