Juego de la tortuga y el dragón para trabajar la asertividad

02 Marzo, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la psicóloga Mara Amor López
El juego de la tortuga y el dragón es un juego ideal para jugar en familia o en el colegio y, así, aprender a comunicarnos de forma asertiva.
 

Hoy en día, es muy importante educar a los niños a ser asertivos para que puedan relacionarse de manera adecuada con los demás. Los pequeños tienen que expresar sus emociones sin amenazas o exigencias. El juego de la tortuga y el dragón puede ser de gran ayuda para que los niños aprendan a ser asertivos.

Los niños asertivos son capaces de exponer sus ideas y puntos de vista a los demás sin gritos o malas formas. Tienen la capacidad de valorarse a sí mismos y a los demás. De un buen desarrollo de la inteligencia emocional en la infancia dependerá que sean adultos emocional y psíquicamente fuertes en un futuro.

Por lo tanto, los padres y los maestros deben proporcionar a los niños una educación basada en el respeto. ¿Cómo podemos hacerlo? El juego de la tortuga y el dragón nos puede ayudar en esta tarea.

Juego de la tortuga y el dragón

Este juego se basa en las tres formas de expresarnos que tenemos las personas. El dragón representaría la forma agresiva, la tortuga la pasiva y la persona la forma asertiva.

Modos de comunicarnos

  • El dragón: este sería la persona que habla de una forma agresiva, que no tiene en cuenta la opinión o sentimientos de los otros y, además, desprecia a los demás. El tono de voz que utiliza es elevado y, en ocasiones, agresivo. Impone siempre su punto de vista.
    Niños en el campo jugando al juego del dragón y la tortuga.
 
  • La tortuga: es totalmente opuesta al dragón. No expresa sus sentimientos ni defiende sus posturas. Se esconde en su caparazón aceptando, así, la opinión de los demás siempre, sin tener en cuenta la suya propia.
  • La persona: esta es la figura que interpreta una comunicación asertiva. Es aquella persona que expresa sus emociones, ideas o pensamientos de una manera adecuada, respetando y escuchando siempre las ideas de los demás.

Objetivos del juego del dragón y la tortuga

  • Desarrollar la habilidad de perder el miedo a expresarse de una manera adecuada sin ser agresivos o pasivos.
  • Enseñar a los pequeños que deben defenderse y expresarse sin hacer daño a otros.
  • Fomentar una comunicación positiva.

Materiales

  • 3 fichas o figuras de un dragón, tortuga y persona.

Podemos elaborar con nuestros hijos las 3 fichas. Podemos hacer el dibujo nosotros o sacarlos ya hechos y que los niños lo pinten.

Cantidad de niños para el juego del dragón y la tortuga

Si lo hacemos en casa, podemos colaborar toda la familia (papá, mamá, hermanitos…). Y, si es para realizarlo en el colegio, un mínimo de 6 niños.

Edad de los niños

Este juego puede jugarse a partir de los 6 años e incluso antes, dependiendo de la capacidad de razonamiento del niño.

Cómo se juega

  • Si estamos en casa, repartimos las fichas con las tres figuras entre mamá, papá y el niño, y no decimos cuál tenemos.
  • Si es en el colegio, podemos formar 3 grupos y repartir las fichas, sin que los demás equipos se enteren de qué ficha tenemos.

Planteamos una situación o problema.

 

Por ejemplo:

Estás en casa jugando con tus juguetes en tu habitación, terminas y la dejas totalmente desordenada con los juguetes por el medio. Mamá se molesta porque no has recogido la habitación, como siempre te dice que hagas.

Padre jugando con su hijo.

Escoger cómo es tu reacción dependiendo de la tarjeta que tengas

  • Le dices a mamá que hay muchos juguetes en el suelo y te has agobiado, pero que vas a intentar recogerlo todo y, si necesitas su ayuda, se la pedirás.
  • Te quedas sin decir nada y no respondes, solo bajas la cabeza y te pones triste.
  • Respondes que no te apetece recoger que estás muy cansado. Y que, además, te parece injusto tener que recoger tú los juguetes. Siempre te enfadas a la hora de recoger.

Al igual que este ejemplo, puedes buscar otras situaciones, tanto si es para trabajar en casa, como si es para trabajar en el cole. Simplemente es adaptar la situación al lugar en el que se desarrollará el juego.

Es importante que cada uno interprete el papel de la ficha que lleve y después intercambiar tarjetas para que el niño pueda representar las tres figuras y, de esta manera, ver cómo se siente actuando de forma asertiva o con falta de ella.

Como puedes ver, el juego de la tortuga y el dragón es un método muy divertido para que los niños aprendan los estilos de comunicación. Podemos jugar en casa, aprendiendo y divirtiéndonos, y así pasamos tiempo en familia, o en el colegio con la maestra.

 

Nunca olvides que el juego es una manera muy eficaz para que los niños adquieran aprendizajes nuevos de una manera divertida. Así que, ¡a divertirse aprendiendo!.

“Todos los aprendizajes más importantes de la vida se hacen jugando”.

-Francesco Tonucci-