Cosmética natural para embarazadas

Existen múltiples productos naturales de origen mineral, vegetal o animal que pueden usarse durante el embarazo. A continuación, te contamos cuáles incorporar a tu rutina.
Cosmética natural para embarazadas
Maria del Carmen Hernandez

Escrito y verificado por la dermatóloga Maria del Carmen Hernandez.

Última actualización: 07 octubre, 2022

La cosmética natural es una de las opciones más elegidas por las embarazadas a la hora de cuidar la piel del rostro y del cuerpo. En la naturaleza existe una variedad amplia de productos que no se desarrollan a base de químicos ni sufren procesos tóxicos en su elaboración.

Los productos naturales son ideales para esta etapa, ya que sus componentes pueden ser empleados sin que esto represente un riesgo potencial de ningún tipo.

Vamos a ver algunos de nuestros recomendados. ¡Apunta!

Productos de cosmética natural ideales en el embarazo

La cosmética natural para embarazadas se basa en el uso de productos conformados por elementos naturales de origen mineral, vegetal o animal. Además, estos no suelen ser testeados en animales ni contienen alto contenido de químicos. A continuación, te detallamos cuáles son.

Aceite de rosa mosqueta

El aceite de rosa mosqueta contiene niveles elevados de vitamina A y de vitamina C. A su vez, está compuesta por ácidos grasos esenciales, como el palmítico, el oleico, el linoleico y el gamma linolénico.

En el caso de la vitamina C, este ingrediente tiene buenas propiedades antioxidantes que contribuyen a disminuir el daño que genera la luz ultravioleta sobre la piel. Además, favorece a la producción de colágeno para reducir las arrugas.

Manteca de karité

La manteca de karité es uno de los productos que más se utiliza en la industria cosmética. Esto se debe a su alto porcentaje de compuestos insaponificables que tienen importantes propiedades antioxidantes y antiinflamatorias.

También, esta manteca posee propiedades hidratantes y combate el envejecimiento cutáneo. No obstante, la Academia estadounidense de dermatología no recomienda su uso en aquellas pieles propensas a desarrollar acné porque puede obstruir los poros y empeorar esta condición.

Por otra parte, la manteca de karité tiene grandes cantidades de vitamina E y de vitamina A, las cuales fomentan una significativa actividad antioxidante.

Aceite de argán

El aceite de argán se utiliza para mantener la piel suave e hidratada. Cuenta con gran cantidad de ácidos grasos y de vitamina E.

El aceite de argán se genera a partir de las semillas de Argania spinosa L. Se lo utiliza en el tratamiento de las infecciones de la piel y en las rutinas de cuidado del cabello y de la piel.

De acuerdo con algunas publicaciones científicas, la aplicación tópica diaria del aceite de argán mejora la elasticidad de la piel y el estado de hidratación de la misma. Esto ocurre porque restaura la función de barrera protectora del tejido y mantiene la capacidad de retener agua. Además, su uso frecuente proporciona un efecto suavizante y relajante en la piel.

Agua de avena

El uso de la avena puede absorber el exceso de sebo que se acumula sobre la superficie cutánea y contribuir con el tratamiento de acné. Incluso, sus propiedades antiinflamatorias y antioxidantes combaten los efectos de la piel seca y favorecen la eliminación natural de las células muertas.

La avena contiene unos compuestos especiales, denominados saponinas. Estos son limpiadores naturales que eliminan la suciedad y la grasa que obstruye los poros y también, exfolian la superficie de la piel.

Aceite de chía

Las semillas de chía son ricas en antioxidantes, en vitaminas, en minerales y en grasas saludables. El aceite que deriva de ellas se emplea en el cuidado de la piel como un potente agente antienvejecimiento. También, contiene ácidos grasos omega-3 y omega-6, que brindan los siguientes beneficios:

  • Percepción de una superficie cutánea más saludable.
  • Protección contra el daño de los rayos ultravioleta.
  • Humectación de la piel, lo que disminuye la aparición de arrugas finas.

Fomentos de manzanilla

La manzanilla funciona como antialérgico, antimicrobiano, antioxidante, antiinflamatorio y analgésico. Incluso, se ha incorporado en una amplia variedad de productos cosméticos, como los humectantes, los limpiadores calmantes y para el cabello, pues realza el color.

Uno de los componentes de la manzanilla, el levomenol, es un potente agente hidratante y antiinflamatorio natural, que disminuye los signos del daño solar. También, reduce la picazón y mejora la textura y la elasticidad de la piel. Además, gracias a sus propiedades calmantes y descongestivas, ayuda a reducir la sensibilidad de la piel y los flushing que se desencadenan en la rosácea.

El aceite de coco ayuda a proteger la piel de infecciones, tanto a la embarazada como al bebé.

Aceite de coco

El coco está compuesto de muchos ácidos grasos libres que incluyen al láurico, el mirístico, el palmítico, el caprílico, el cáprico, el oleico, el linoleico y el esteárico.

Se ha demostrado que el aceite de coco es tan eficaz y seguro como el aceite mineral cuando se aplica como humectante para la xerosis leve o moderada. También, se lo utiliza para la hidratación del cabello como mascarilla y da como resultado un pelo brillante y suave.

Por otra parte, gracias a su alto contenido de vitamina E ayuda a mejorar y a tratar ciertos trastornos de la piel como los siguientes:

  • Eczema.
  • Psoriasis.
  • Acné.
  • Xerosis.

Cosmética natural y embarazo

Si se desean mantener los cuidados de belleza durante el embarazo, los cosméticos naturales son la opción indicada. Existen desde jabones y champús hasta aceites corporales o capilares.

No solo la alimentación y llevar una vida saludable es importante durante la gestación, sino que los cuidados de belleza y la elección correcta de los productos también.

Te podría interesar...
Rutina de limpieza facial para embarazadas
Eres Mamá
Leerlo en Eres Mamá
Rutina de limpieza facial para embarazadas

La limpieza facial en embarazadas es tan importante como el cuidado de la piel del cuerpo. ¡Te contamos algunos pasos que hay que seguir!



  • Thornfeldt C. Cosmeceuticals containing herbs: fact, fiction, and future. Dermatol Surg. 2005 Jul;31(7 Pt 2):873-80; discussion 880. doi: 10.1111/j.1524-4725.2005.31734. PMID: 16029681.
  • Lee KG, Shibamoto T. Determination of antioxidant potential of volatile extracts isolated from various herbs and spices. J Agric Food Chem. 2002 Aug 14;50(17):4947-52. doi: 10.1021/jf0255681. PMID: 12166987.
  • Agero AL, Verallo-Rowell VM. A randomized double-blind controlled trial comparing extra virgin coconut oil with mineral oil as a moisturizer for mild to moderate xerosis. Dermatitis. 2004 Sep;15(3):109-16. doi: 10.2310/6620.2004.04006. PMID: 15724344.
  • Boucetta KQ, Charrouf Z, Derouiche A, Rahali Y, Bensouda Y. Skin hydration in postmenopausal women: argan oil benefit with oral and/or topical use. Prz Menopauzalny. 2014 Oct;13(5):280-8. doi: 10.5114/pm.2014.46470. Epub 2014 Nov 2. PMID: 26327867; PMCID: PMC4520377.