Todo lo que demuestras con un beso de buenas noches a tu hijo es más importante de lo que piensas

Tanto en la infancia como en la adolescencia los pequeños requieren del amor y la compañía de sus padres para mejorar su autoestima y su relación familiar.
Todo lo que demuestras con un beso de buenas noches a tu hijo es más importante de lo que piensas

Última actualización: 03 agosto, 2022

Los recuerdos de la infancia son memorias imborrables que acompañan durante toda la vida a los hijos. Y no hablamos solo de esas vacaciones especiales (que también son muy significativas), sino también de aquellos momentos de la cotidianidad en donde se demuestra el amor maternal. Hoy te explicaremos la importancia de siempre darle un beso de buenas noches a los pequeños.

A medida que los hijos crecen es común que muchos padres comiencen a alejarse y a abandonar ciertas costumbres que antes eran un momento íntimo entre ambos. Sin embargo, las muestras de afecto como los besos y los abrazos nunca deberían negarse a los hijos. Ya que son una demostración de amor, de conexión y de protección.



La razón por la que deberías darle siempre a tus hijos un beso de buenas noches

Cuando los hijos son bebés es muy normal que sus mamás los consientan a más no poder y pasen horas y horas contemplándolos. No obstante, a medida que pasan los años ese cariño suele verse afectado a raíz del comportamiento de los niños o situaciones personales. Y aunque es habitual que se les brinde a los hijos su propio espacio, eso no significa que ya no requieran del amor de sus papás.

Demuéstrales a tus hijos mediante las acciones lo mucho que significan para ti. Aprovecha la hora de dormir para hablar de lo mejor que sucedió durante el día.

Dar un beso de buenas noches puede parecer un acto muy mínimo, pero en realidad representa la compañía, el afecto y la protección maternal. Los besos y los abrazos de los papás son el consuelo y la seguridad de los niños cuando atraviesan por situaciones difíciles o tienen miedo de ir a dormir. Pues los hace saber que no importa lo que pase, mamá y papá estarán ahí para ellos.

Y a pesar de que es una realidad que algunos papás son más cariñosos que otros, pasar tiempo de calidad con los hijos y manifestar el cariño es indispensable para fomentar el desarrollo emocional de los niños. De lo contrario, es muy probable que los pequeños crezcan con ese vacío de afecto y sientan que no lo merecen. Lo que disminuye su autoestima y su confianza.

No dejes de darle un beso de buenas noches a tus hijos

Se ha demostrado que los abrazos y los besos tienen un impacto positivo directo en la salud de los bebés. La crianza con apego y el contacto corporal con los hijos son tan necesarios como una buena alimentación. Por lo que procurar pasar tiempo de calidad con los niños antes de dormir es una buena idea para fortalecer la relación paternal.

Un beso de buenas noches puede ayudar a que los pensamientos de tristeza, incertidumbre o frustración en los hijos desaparezcan con rapidez. Una manera de fortalecer el vínculo y la conexión con los niños que les recuerda que pueden contar con sus padres en cualquier momento, pues ellos los protegerán de cualquier peligro.

Es normal que a una adolescente ya no le llame la atención que su mamá le lea un cuento antes de ir a la cama. Sin embargo, esto no significa que se le deba abandonar en una etapa tan crucial. Para que pueda hablar sobre lo que desee, se pueden cambiar los cuentos infantiles por una charla sincera desde el amor y el respeto.



Las muestras de afecto con los hijos son más importantes de lo que crees

Es comprensible que luego de un largo día de trabajo solo queramos llegar a casa a descansar. No obstante, pasar tiempo de calidad con los hijos cada día es un deber que todos los papás estamos en la responsabilidad de cumplir. Así que, si durante el día es muy complicado compartir, jugar o hablar con tus pequeños, procura hacerlo antes de que vayan a dormir.

Las palabras de afecto acompañadas de contacto físico son fundamentales para que los niños sepan del amor incondicional que les brindan sus padres.

Cuando los niños y los adolescentes van a la cama con un beso y un “te quiero” de sus papás son conscientes de ese gran amor que sienten por ellos. Además, la compañía y la seguridad que brindan sus abrazos mejoran su autoestima y su confianza. 

Por todos estos motivos, no permitas que los afanes de la cotidianidad te impidan seguir conectando con tus hijos. Ellos no solo requieren del amor y del acompañamiento de sus padres cuando son bebés, sino durante toda la vida. Así que no los abandones con el paso del tiempo y disfruta del gran privilegio de poder brindarles tu amor. Esos son los recuerdos que durarán por siempre.

Te podría interesar...
Cada vez más niños no escuchan cuentos para dormir porque sus padres están demasiado ocupados
Eres Mamá
Leerlo en Eres Mamá
Cada vez más niños no escuchan cuentos para dormir porque sus padres están demasiado ocupados

Una encuesta realizada en Australia demostró que muchos padres no pueden leerles cuentos a sus hijos porque no les queda tiempo.