Quemaduras de sol durante el embarazo: qué hacer y cómo tratarlas

Las quemaduras del sol durante el embarazo se pueden evitar con simples medidas de cuidado y prevención. Te los contamos en este artículo.
Quemaduras de sol durante el embarazo: qué hacer y cómo tratarlas
Maria del Carmen Hernandez

Escrito y verificado por la dermatóloga Maria del Carmen Hernandez.

Última actualización: 14 junio, 2022

Las quemaduras del sol durante el embarazo pueden causar efectos secundarios molestos y además, influir negativamente sobre el organismo del bebé. Si bien el sol no penetra a través de la piel de la mamá, se recomienda tomar las precauciones necesarias para evitar la deshidratación y el envejecimiento prematuro de la piel.

Te contamos cómo cuidarte mejor del sol este verano. ¡Apunta!

Riesgos de las quemaduras de sol durante el embarazo

Los cambios hormonales que ocurren durante el embarazo torna más sensible a la superficie cutánea y aumenta la probabilidad de sufrir lesiones por quemaduras. Incluso, la piel se encuentra más susceptible a desarrollar manchas de hiperpigmentación ante la exposición habitual a los rayos ultravioleta (UV).

Debido a esto, en algunos casos, en lugar de obtener un bronceado delicado y sutil, las gestantes pueden desarrollar manchas o pecas, que son propias del melasma. Además, la exposición al sol puede favorecer a la pérdida de líquidos por la piel, con la consiguiente elevación de la temperatura corporal y la deshidratación.

De hecho, una publicación de Journal of Family Medicine and Primary Care detalla que la deshidratación puede desencadenar contracciones prematuras y otras manifestaciones de estrés físico en la mamá.

Otro de los riesgos importantes de la exposición a los rayos ultravioleta es la descomposición del ácido fólico del cuerpo, vitamina que interviene en procesos claves del desarrollo neurológico del bebé.

Cuidados para prevenir las quemaduras de sol durante el embarazo

Si bien algunas mujeres conocen los riesgos de las quemaduras de sol durante el embarazo, eligen igualmente exponerse a los rayos para lucir bronceadas. En estos casos, lo ideal es tomar las medidas y las precauciones necesarias para proteger la superficie cutánea.

mujer embarazada toma sol en la playa
Si estás embarazada y deseas broncearte, debes tomar algunos recaudos especiales por tu salud y la de tu bebé.

1. Uso del protector solar

La aplicación de protector solar está indicada en todas las personas como primera línea de defensa ante los daños de los rayos UV. Se recomiendan filtros solares mayores a 50 FPS, que sean resistentes al agua y de amplio espectro. También, se aconseja renovarlos cada dos horas en caso de exposición continua, o al salir de duchas, piscinas o del mar.

Otros buenos complementos para la protección solar son los siguientes:

  • Ropa liviana y clara.
  • Gafas de sol con cristales y filtros homologados.
  • Uso de sombreros de ala ancha.

Los protectores solares recomendados para las mujeres embarazadas son aquellos que no contienen oxibenzona, ya que este activo tiene una fácil absorción por la piel y puede causar algunas patologías (como la enfermedad coronaria, la hipertensión y la diabetes tipo 2).



Hidratación adecuada

El cuerpo requiere mantenerse fresco e hidratado para mantener todas sus funciones vitales en adecuado equilibrio. El consumo de líquidos también contribuye a evitar los incrementos de la temperatura corporal indeseados, los cuales pueden resultar nocivos para el bebé.

Evitar exponerse al sol en los horarios de sol intenso

Se aconseja evitar la exposición solar entre las 10 am y las 3 pm, momento en el que los rayos solares son muy dañinos y fuertes. Sin embargo, en caso de estar al aire libre, conviene buscar las sombras creadas por los árboles o el empleo de protectores físicos, como carpas o gazebos.

Tampoco se recomienda realizar actividad física durante este momento del día.

Manejo de las quemaduras de sol durante el embarazo

Al igual que ocurre con los protectores solares, las mujeres embarazadas deben tener precaución con los productos que se aplican para tratar las quemaduras solares. Aunque, la mejor forma de lidiar con una quemadura solar es evitándola.

Hidratarse adecuadamente

La mujer encinta debe ingerir al menos 2 litros de agua al día, ya sea para prevenir la deshidratación, como para favorecer a la recuperación de los tejidos dañados por el sol.

De acuerdo a las recomendaciones actuales de la American Academy of College Association, ingerir la suficiente cantidad de líquido no solo ayuda a prevenir la deshidratación, sino que también contribuye a la recuperación de la piel dañada por el sol.

Por ende, una buena opción como tratamiento y prevención es ingerir al menos dos litros de agua por día.

Tomar un baño de agua fría

La piel que se ha quemado y recalentado durante una exposición solar prolongada sin protección, arde y duele. Frente a esta situación, los baños de agua fría brindan un alivio temporal a esa sensación molesta.

Según describe una publicación de Journal of Drugs in Dermatology, sumar extractos de avena coloidal a un baño con agua fría puede colaborar a mitigar los ardores de las quemaduras de la piel. Esto es gracias a sus propiedades antiinflamatorias directas y antioxidantes.



Utilizar descongestivos tópicos

El descongestivo más conocido es el aloe vera, que tiene diversas presentaciones (crema, gel o aceite puro). Incluso, se suele recomendar guardarlo en el refrigerador para mantenerlo frío y potenciar su efecto refrescante y de alivio.

A su vez, la planta de aloe vera también se la suele indicar para diversos tipos de irritaciones de la piel.

La prevención de las quemaduras de sol durante el embarazo

En conclusión, no es necesario esconderse del sol y permanecer todo el día en casa, sino tomar las precauciones y las medidas apropiadas para proteger la piel de la embarazada. Es decir, lo ideal es disfrutar del sol y el aire fresco de una manera racional y consiente, para transitar un embarazo saludable.

Te podría interesar...
¿Cómo elegir un protector solar seguro durante el embarazo?
Eres Mamá
Leerlo en Eres Mamá
¿Cómo elegir un protector solar seguro durante el embarazo?

Elegir un protector solar seguro durante el embarazo y saber cuáles evitar no suele ser fácil. Te contamos algunos consejos para hacerlo.



  • Botyar M, Khoramroudi R. Ultraviolet radiation and its effects on pregnancy: A review study. J Family Med Prim Care. 2018;7(3):511-514. doi:10.4103/jfmpc.jfmpc_311_17
  • Reynertson KA, Garay M, Nebus J, Chon S, Kaur S, Mahmood K, Kizoulis M, Southall MD. Anti-inflammatory activities of colloidal oatmeal (Avena sativa) contribute to the effectiveness of oats in treatment of itch associated with dry, irritated skin. J Drugs Dermatol. 2015 Jan;14(1):43-8. PMID: 25607907.
  • How to treat sunburn. [Internet] Disponible en: https://www.aad.org/public/everyday-care/injured-skin/burns/treat-sunburn