Cómo integrar las estrategias metacognitivas en el aula

21 septiembre, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por la maestra Azucena Fernández
Para que los alumnos puedan entender cómo funciona su propio pensamiento podemos aplicar algunas estrategias metacognitivas en el aula.

La metacognición se puede definir como el hecho de pensar en el propio pensamiento, como el hecho de reconocer el propio proceso de pensamiento. Las estrategias metacognitivas en el aula son una parte importante en el procedimiento enseñanza-aprendizaje.

Es importante recordar que cuando hablamos de metacognición nos referimos al conocimiento que cada uno tiene sobre los procesos propios de conocimiento. La metacognición se refiere, por tanto, entre otras cosas, al control de los procesos que utilizamos para aprender.

«Estoy implicado en metacognición si me doy cuenta de que tengo más problemas al aprender A que al aprender B, o si se me ocurre que debo comprobar C antes de aceptarlo como un hecho».

-Flavell-

Vamos a ver, a continuación, algunas estrategias para el aula muy útiles para enseñar el pensamiento metacognitivo.

Estrategias de metacognición en el aula

Modelado metacognitivo (pensar en voz alta)

Entre los enfoques de instrucción metacognitiva encontrados en investigaciones, el modelado metacognitivo es el que más se utiliza. Este modelado implica demostrar los pasos específicos a seguir cuando se utiliza una estrategia mientras que se explica por qué es útil.Niños aplicando estrategias metacognitivas en el aula.

Una estrategia popular de modelado metacognitivo es la de pensar en voz alta. A medida que se explica una estrategia, se van discutiendo en voz alta los pasos que se siguen. Durante el proceso se hacen preguntas, se identifican recursos y se repiten afirmaciones.

Tras desarrollar un proceso en el que se piensa en voz alta, las declaraciones hechas por los maestros y los alumnos en las que dicen lo que han ido aprendiendo han demostrado tener resultados muy positivos.

Uso de la instrucción en las estrategias metacognitivas en el aula

Para ayudar a los alumnos a practicar el uso de estrategias metacognitivas en el aula, se debe enseñar a pensar cómo se utilizan las estrategias. La investigación ha encontrado que un método muy popular de enseñanza es la instrucción implícita. En ella no se explica cómo se modela la instrucción, así que resulta ser un modelo menos efectivo para promover el pensamiento metacognitivo.

La enseñanza con instrucción explícita, en la que se modela la estrategia y a la vez se explica el proceso de pensamiento que hay detrás de ella, está directamente relacionada con los logros positivos.

Creación de un plan de estudios para atraer a los alumnos

Prestar atención a los aspectos y crear un plan de estudios atractivo puede ayudar a fomentar la metacognición en los alumnos. El uso de prácticas atractivas para potenciar los intereses de los alumnos aporta grandes oportunidades para promover el uso de las habilidades metacognitivas.

Integración de la evaluación del alumno

A medida que pasa el tiempo, los alumnos se familiarizan con lo que se necesita para cumplir con las expectativas del profesor. También aprenden a desarrollar la capacidad de cumplir con los requisitos. Un ejemplo de cómo los estudiantes entienden las expectativas es a través de la evaluación mediante el uso de pruebas o exámenes.Alumnos en clase poniendo en práctica las estrategias metacognitivas.

En las pruebas, normalmente, hay dos tipos de preguntas:

  • Convergentes: preguntas cerradas que requieren una respuesta específica.
  • Divergentes: preguntas abiertas que pueden tener varias respuestas.

Ellis señala que los investigadores han observado que los cuestionarios convergentes tienden a utilizarse demasiado. Son varios los investigadores que sugieren que, para lograr el pensamiento metacognitivo en el aula, las preguntas divergentes son importantes. Son preguntas abiertas que permiten a los estudiantes reflexionar y autocontrolar su desempeño logrando la metaconciencia.

Práctica guiada o independiente

Otra estrategia de enseñanza metacognitiva es la práctica guiada o independiente. Los alumnos tienen, así, varias maneras de practicar el aprendizaje. Puede hacerse de forma guiada por el instructor. Por ejemplo, usando ejemplos y retroalimentación, o de forma independiente, cuando los alumnos hayan adquirido y demostrado dominio de una materia.

Como instructores, profesores o educadores, el primer paso para introducir estrategias metacognitivas en el aula es entender por qué son importantes y cómo funcionan. Empujar a los alumnos a pensar en cómo han llegado a una respuesta y romper su proceso de pensamiento desarrolla habilidades que pueden ser utilizadas a lo largo todos sus años como estudiantes y en la vida.

  • Arthur K. Ellis, David W. (2014).Denton and John B. Bond. An Analysis of Research on Metacognitive Teaching Strategies. Elsevier. 2014.
  • Flavell, J. H. (1976). Metacognitive aspects of problem solving. L. B. Resnick Ed.