Meriendas saludables para el recreo

Silvia Zaragoza · 22 septiembre, 2019
Ofrecer a los niños meriendas saludables es clave para su salud y rendimiento cotidiano

Ahora que el verano llega a su fin, toca retomar las clases de nuevo, por lo que el gasto energético de los niños es mayor. Sus necesidades de nutrientes también aumentan dado que les supone un gasto físico y mental. Por eso, es importante que las meriendas saludables sean parte de su día a día.

Beneficios

Principalmente, las meriendas saludables van a fomentar su aprendizaje, dado que el cerebro va estar bien nutrido. A su vez, tendrán una mayor facilidad para concentrarse.

Además, su cansancio va a ser menor y disfrutarán durante más tiempo jugando o realizando ejercicio. Incluso, mantendrán una buena salud hasta la edad adulta. Otra de las ventajas es que su crecimiento va a ser óptimo.

¿Existen las meriendas saludables ideales?

A pesar de que esté extendida la idea de que la merienda ha de incluir, como mínimo, una fruta, un lácteo y algún cereal, no existe ninguna evidencia al respecto. La única premisa es que coman alimentos saludables respetando su apetito.Niño con dos manzanas a modo de bíceps como parte de sus meriendas saludables para el recreo.

Además, que pueden seguir una dieta vegetariana o vegana sin problemas, por lo que los lácteos pueden sustituirse por una bebida vegetal. De hecho, no hay alimentos imprescindibles. Así que, los alimentos recomendados son:

  • La fruta.
  • Los frutos secos sin sal.
  • Los copos de cereales sin azúcares añadidos.
  • Un alimento proteico (queso, atún, caballa, jamón, legumbres y tofu). 
  • El pan integral.
  • Un vaso de leche o bebida vegetal.
  • Un yogur de vaca, de cabra o de soja.

Ideas de meriendas saludables

Llegados a este punto, os dejo un listado con ideas variadas y sencillas de preparar.

  • Una fruta entera o cortada en dados.
  • Unos frutos secos tostados sin sal como la almendras, las nueces, las avellanas o los anacardos.
  • Un bocadillo integral de crema de cacahuetes o cualquier fruto seco sin azúcar. Queda muy bien con una rodajas de plátano.
  • Una pieza de fruta y un puñado de frutos secos sin sal.
  • Un yogur natural o de soja. Le puedes añadir unos frutos rojos (arándanos, frambuesas o fresas), manzana o pera cortada. Incluso con canela para darle un toque diferente.
  • Un sándwich de crema de avellanas y cacao sin azúcar.Ejemplo de meriendas saludables para el recreo.
  • Un bocadillo de jamón, queso, atún, hummus con espinacas, unos pimientos asados con atún o caballa o queso fresco o atún con rodajas de tomate.
  • Un batido de leche, plátano o fresas y cacao.
  • Una pieza de fruta y 1 onza de chocolate 70-75 %, como mínimo.
  • Una macedonia de frutas variadas.
  • 2-3 barritas de cereales y frutos secos caseras.
  • Rodajas de manzana con crema de cacahuete y semillas de calabaza.
  • Copos de avena con frutos secos o fruta fresca. Opcionalmente, se pueden remojar con un vaso de leche o bebida vegetal.
  • Garbanzos especiados al horno.
  • Crudités (palitos de zanahoria y apio) con hummus.

Ahora ya no tenéis excusa para traerles meriendas saludables al salir del colegio o después de realizar actividades extraescolares.