Cómo motivar a los niños a aprender matemáticas

Francisco María García · 18 septiembre, 2018
Las matemáticas son una de las asignaturas que más les cuesta aprender a los más pequeños de la casa. Frente a ello y para facilitar esta tarea, hay algunas pautas que los padres podemos seguir en casa. El juego, la interacción y la rutina pueden ser grandes aliados.

Un tema que se debate muy menudo en la actualidad es la motivación de los niños por aprender en la escuela. En ese sentido, uno de los objetivos fundamentales del proceso de enseñanza y aprendizaje es que los chicos afronten este desafío motivados, algo que parece difícil de conseguir.

La motivación: aspecto fundamental para aprender

En estos tiempos, el gran desafío del sistema educacional es lograr motivar a los niños para que aprendan las distintas asignaturas que se les propone en cada año de escuela.

Aunque la motivación es necesaria para todas las materias impartidas, se observa particularmente una dificultad mayor en el proceso de enseñanza y aprendizaje de las matemáticas.

Habitualmente, las matemáticas son una de las asignaturas que más les cuesta aprender a los niños. Para poder estudiarla, los niños necesitan de concentración y prestar atención a lo que hacen; en la mayoría de los casos, esto resulta difícil para los niños.

El punto es que las matemáticas son fundamentales para el desarrollo cognitivo de los niños. Se trata de una ciencia que debe ser incorporada por los niños desde una temprana edad.

El desafío está en que, además de conocer su relevancia, es importante hacer divertida esta asignatura para que los niños no se aburran —estado que conduce a la distracción y al desgano— y tengan mayor predisposición a su aprendizaje.

Cómo motivar a los niños a aprender matemáticas

Cómo motivar a los niños a aprender matemáticas es el interrogante que se plantean mucho maestros a la hora de enseñar a sus alumnos. La realidad es que la manera de motivarlos tiene que ver con buscar actividades entretenidas, a través de las cuales los chicos puedan adquirir los conocimientos inherentes a esta materia.

La habilidad de facilitarles el aprendizaje les hará ver esta ciencia como una herramienta. Por ello, a continuación se plantean algunos consejos a tener en cuenta para facilitar y motivar a los niños a adentrarse en este fascinante mundo.

Aprender matemáticas no siempre resulta sencillo para los niños.

Comenzar a aprender matemáticas desde pequeños

Para que los niños comprendan y sientan motivación por aprender matemáticas, es importante que las conozcan desde que son pequeños. La atracción debe generarse en casa; por ejemplo, se puede hacer enseñando a contar hasta diez las cosas que hay en el hogar, buscando patrones y reconociendo formas.

Este es un trabajo diario que se realiza en casa, desde el mismo núcleo familiar. Son las sensaciones que genere ese primer contacto que tiene el niño con las matemáticas lo que, en cierta forma, motivará a descubrir ese mundo.

Aplicar las matemáticas en la vida real

Cuando los niños comienzan a crecer, una excelente manera de motivarlo a practicar esta ciencia es aplicándola en la vida real y cotidiana. Por ejemplo: comprobar y comparar precios de productos en el supermercado, calcular precios, leer recetas, reconocer números en la vida cotidiana, etc.

No hablar de manera negativa sobre las matemáticas

Es importante que tanto padres como maestros den una visión positiva sobre la importancia de aprender matemáticas para la vida en general. Si sus referentes les transmiten que es una materia difícil y que no sirve, los niños lo interiorizarán y no encontrarán la motivación necesaria para su aprendizaje.

“Es importante hacer divertida esta asignatura para que los niños no se aburran y tengan mayor predisposición a su aprendizaje”

Motivar a los niños a aprender en todo momento

Como vemos, la motivación por parte de los mayores, sobre todo los referentes de los infantes, es fundamental. El motor del aprendizaje es la motivación, por lo que es sumamente vital que los niños se sientan motivados y con ganas de aprender. Esto es importante tanto en lo referido a esta asignatura como para la vida en general.

La ansiedad matemática es un fenómeno muy común en los niños.

Enseñanza a través de juegos

Los juegos son esenciales en la vida de los pequeños. Enseñarles matemáticas a través de actividades lúdicas es una excelente manera de motivarlos y engancharlos. A través de los juegos no solo se aprende, sino que también hay diversión.

Aunque los niños también han de saber que las matemáticas requieren de trabajo y esfuerzo, la manera de llegar a ellos es a través de actividades lúdicas o juegos. Esto les permitirá conocer el mundo de los números desde otro lado más divertido.

En conclusión, cómo motivar a los niños a aprender matemáticas es hoy el desafío para padres y maestros. Ambas figuras deben involucrarse y estar presentes en el proceso de aprendizaje para ser el motor de la motivación de los niños. No hay mejor motivación que plantear la educación desde el juego y la diversión.