¿Cómo enseñar matemáticas a tus hijos en casa?

Amanda · 29 noviembre, 2015

Las matemáticas forman parte de la vida diaria, pero por lo general enseñar matemáticas provoca cierta resistencia en las personas, en particular porque no todo el mundo se siente preparado para manejar este tema y menos enseñarlo; pero sucede que las cantidades, números y operaciones matemáticas están presentes en el día a día.


Tal vez no seamos unos expertos, pero tenemos el conocimiento básico para introducir a nuestros niños a los números. Las actividades cotidianas nos proporcionan el espacio para realizar la labor educativa que en casa nos corresponde hacer.

Es una pregunta obligatoria, cómo lograr que los niños conozcan los números y comiencen su experiencia en el maravilloso mundo de las matemáticas; tanto maestros como padres tienen un reto, pero que será sencillo de abordar siguiendo los consejos de los especialistas.

Recomendaciones para introducir a los niños a las matemáticas

De manera espontánea los niños comienzan a contar, en particular porque a su alrededor los números están por todas partes, los hay escritos y los escucha todo el tiempo; en tal sentido nuestro desafío como padres, es lograr que los niños tengan conciencia de lo que son los números, para qué sirven y cómo representarlos.

A los tres años el niño es un conocedor de los números;  ha escuchado a los adultos hablar de finanzas, dictar números telefónicos, contar los meses y años que él ha cumplido, y la grafía numérica se encuentra presente en el reloj, los calendarios, las matrículas de los autos y sus favoritos: los dispositivos electrónicos. Este es un motivo para sacarlo un poco de su abstracción y que comience a conocer el significado de estos elementos.

9008e47adeda453e2c8f34f9bca51510

Al principio los niños se manejan por medio de las repeticiones, nos han oído decir cuántos años tienen y que faltan dos de aquello o tres de esto; por eso es muy sencillo aprovechar las acciones cotidianas para hacerlos conscientes de los principios matemáticos. Para iniciar este reto, les recomendamos seguir los siguientes consejos:

  • Una de las principales prácticas es hacer énfasis verbal en las cantidades. Cuando hablemos de ciertos objetos acostumbremos a emitir un numero, por ejemplo: “hay dos platos en la mesa”, “faltan tres lápices de colores”, “dame dos abrazos”.
  • Realizar todos los conteos posibles, siempre invitándolos a contar con nosotros. Este paso es importante para que el niño comience a relacionar el número verbal con las cantidades.
  • Las grafías matemáticas y operaciones, pueden esperar un poco; porque en la primera etapa aunque ellos puedan contar y repetir con nosotros, todavía no se encuentran preparados para realizar procesos escritos.
  • Se debe ser paciente y constante, porque es por medio de la experiencia, el niño se va alejando de ese elemento abstracto que por mucho tiempo fue el número y comienza a trabajar en un concepto más claro, donde el uno o cinco pueden verse representados en cantidades de objetos.
  • Poco a poco vamos introduciendo elementos de suma y resta, pero todavía sin pasar al plano escrito. Añadir un nuevo juguete y quitar una pieza de ropa, son conceptos que van calando en el niño, siempre y cuando se lo hagamos notar.
  • Entre las recomendaciones de los especialistas como María Montessori, se encuentra proveer al niño de actividades que lo introduzcan al pensamiento lógico, algo que aunque nos suene profundo, es un proceso que ocurre en el cerebro naturalmente. Para ello se propone el emparejamiento, el ordenamiento y la clasificación.
OLYMPUS DIGITAL CAMERA

  • Siempre es importante apoyar al niño con herramientas diseñadas para acompañar su formación matemática. Existen recursos didácticos en el mercado que sirven para cumplir este propósito, pero también se pueden construir en casa.
  • El objetivo de estas herramientas es que el niño pueda comparar cantidades de objetos del mismo color o pueda ordenar de menor a mayor; en estos momentos también comienza a relacionar la cantidad con el número escrito.
  • Debemos tener en cuenta que para trabajar las principales nociones matemáticas en los niños, primero se haga énfasis en las cantidades, el conteo y las opciones para lograr que el número sea concreto; no es recomendable pasar a las actividades escritas por adelantado o al mismo tiempo.

Tal vez podamos creer que con nuestra habilidad en las matemáticas o en pedagogía no lleguemos a completar un proceso exitoso, pero siguiendo estas recomendaciones podemos lograr que el niño se introduzca efectivamente en un concepto que no conocía. Mediante estos ejercicios, se inicia a los niños en una experiencia que los va a acompañar toda la vida y de seguro les será muy útil cuando lleguen a la escuela.