Cómo hacer fósiles caseros

¿Cómo se relacionan las ciencias con las manualidades? A través de recursos educativos interesantes, como los fósiles caseros. Te damos algunas ideas para que las lleves a cabo con los más pequeños de la casa.
Cómo hacer fósiles caseros
Samanta Ruiz

Escrito y verificado por la profesora Samanta Ruiz el 15 Mayo, 2021.

Última actualización: 15 Mayo, 2021

Se calcula que la Tierra tiene unos 4500 millones de años y que los fósiles más antiguos tienen unos 460 millones de años. Desde entonces, en el planeta han habitado miles de especies que han dejado su testimonio en las rocas, algo que provoca gran curiosidad en los niños, que seguro te preguntarán por qué esos animales y plantas quedaron de ese modo.

Para responder, explícales cómo hacer fósiles caseros y, durante el proceso háblales de la Paleontología, la Geología y de la fascinante historia de nuestro planeta. ¡Lo pasaréis en grande!

Cómo hacer fósiles caseros con diferentes materiales

Niño haciendo fósiles caseros.

Un rastro fósil con masa de harina

El proyecto es hacer un rastro fosilizado, que es un elemento en el que un organismo vivo dejó su marca y la naturaleza la conservó por mucho tiempo.

Materiales:

  • 2 tazas de harina.
  • 1 taza de sal.
  • ¾ taza de agua.
  • Pincel.
  • Acuarelas.

Paso a paso:

  1. Mezcla en un recipiente la harina y la sal.
  2. Agrega el agua hasta lograr una consistencia de masa.
  3. Forma con la masa una bola grande y aplástala para formar una especie de galleta ancha.
  4. Marca allí una huella; puede ser con el pie de un muñeco o el tuyo propio.
  5. Déjala secar al sol y luego píntala con acuarelas.
  6. ¡Listo! ¡Ya tienes una huella fósil! Un rastro que los científicos buscan cuando quieren descubrir algún dinosaurio u otro animal prehistórico.

Un modelo de fósil falso con plastilina

Este procedimiento es muy sencillo, por lo que es ideal para que lo realicen los niños más pequeños.

Materiales:

  • Plastilina.
  • Yeso.
  • Juguetes u objetos como dinosaurios, conchas marinas, hojas y ramas de árboles.
  • Pintura.
  • Pincel.

Paso a paso:

  1. Amasa la plastilina y forma una barra ancha con unos 4 centímetros de espesor.
  2. Toma el objeto que vas a “fosilizar” y presiónalo para meterlo dentro de la plastilina.
  3. Retíralo y verás cómo su silueta queda marcada.
  4. Mezcla el yeso (3 unidades) con agua (1 unidad).
  5. Vuelca la mezcla en el hueco que dejaste al retirar la figura.
  6. Déjalo secar al menos dos horas.
  7. Retira suavemente la plastilina y tendrás en tus manos un fósil falso.
  8. Píntalo para que se vea más real.

Un fósil de concha marina en arena

En una bandeja con arena podrás replicar este elemento marino, casi igual al original.

Materiales:

  • Arena.
  • Recipiente plano.
  • Yeso de París.
  • Conchas marinas.

Paso a paso:

  1. Coloca la arena en el recipiente y compáctala mezclando con un poco de agua.
  2. Toma la concha marina y colócala sobre la superficie con la cara estriada en contacto con la arena.
  3. Presiónala para que se hunda un poco.
  4. Retírala suavemente.
  5. Prepara el yeso como indica en el envase.
  6. Vuelca la mezcla en el espacio libre que dejaste al sacar la concha marina.
  7. Déjala secar toda la noche.
  8. Al día siguiente, retira los fósiles caseros.
  9. ¡Para este método puedes utilizar infinidad de modelos, como trozos de troncos, muñecos de dinosaurio o lo que se te ocurra!

Combinar plastilina y arcilla para hacer fósiles

Esta forma de hacer fósiles caseros necesita supervisión por parte de los adultos, ya que hay que hornear la figura de arcilla para lograr el modelo final.

Materiales:

  • Arcilla.
  • Plastilina.
  • Moldes de fósiles, caracoles de mar, huesos, etc.
  • Aceite.
  • Pintura acrílica.
  • Pincel.
Fósil.

Paso a paso:

  1. Amasa la plastilina y forma una barra ancha con un espesor de unos 5 centímetros.
  2. Unta tu modelo con aceite.
  3. Presiónalo y húndelo hasta la mitad sobre la plastilina. Retíralo con cuidado.
  4. Prepara la arcilla y colócala suavemente en el hueco que dejaste.
  5. Déjala que se seque un rato, hasta que puedas sacarla sin que se rompa.
  6. Una vez que la retires, colócala en una placa para hornearla.
  7. Cuando estén listas, déjalas enfriar para poder pintarlas, para que parezcan fósiles de verdad.

¿Cuál es el objetivo de hacer fósiles caseros?

Hacer fósiles caseros es fácil y divertido, pero ¿qué aprenden con esto los niños? Al ser una manualidad, tiene todos sus beneficios (estimular la psicomotricidad, compartir, aprender cosas nuevas, etc.), pero también es un contenido de ciencias que se puedes enlazar con temas de Geografía, Historia, Física y Química.

Por otro lado, está bien para introducir conceptos como la evolución, las extinciones y la supervivencia de las especies.

“No es el más fuerte de las especies el que sobrevive, tampoco es el más inteligente el que sobrevive. Es aquel que es más adaptable al cambio”.

-Charles Darwin-

En definitiva, aprender a hacer fósiles caseros es una buena forma de que los niños se acerquen a la ciencia de manera relajada y divertida. ¡Sin duda, una gran experiencia para llevar a cabo en la escuela o en casa!

Te podría interesar...
4 experimentos para que los niños aprendan ciencias
Eres MamáLeerlo en Eres Mamá
4 experimentos para que los niños aprendan ciencias

Experimentos para que los niños aprendan ciencias y fomenten su creatividad y su capacidad de análisis. Además, son divertidos.