Beneficios de la plastilina para niños

Óscar Dorado · 24 abril, 2018
La plastilina es un excelente entretenimiento para los niños. Les permite hacer volar su imaginación y crear todo tipo de figuras. A continuación, destacamos sus beneficios.
La plastilina es una de las actividades más populares entre los más pequeños. Por ello, aprovecharemos este artículo para repasar los beneficios de la plastilina para niños, tanto en términos de aprendizaje como en la diversión que les ofrece.

Sin lugar a duda, la plastilina es uno de los juegos favoritos por los pequeños y es ideal para aquellos padres que buscan ideas creativas para entretener a sus hijos. Además, el manejo de este material contribuye al desarrollo de las habilidades motoras finas del niño.

Las posibilidades de creación que ofrece son infinitas, hecho que permite a tu hijo pasar horas de diversión sin aburrirse, mientras aplica creatividad e imaginación. Entre otras cosas, le permitirá inventar historias, crear personajes, animales e incluso formas geométricas.

Beneficios de la plastilina para niños

Los beneficios de la plastilina para niños son numerosos. A continuación, los repasamos:

1.- Niños más concentrados y más creativos

La plastilina favorece la concentración y la creatividad de los niños; al amasar, ablandar, separar y volver a unir las piezas, prestan atención a los tamaños y las proporciones.

Los beneficios de la plastilina para niños son varios y todos fomentan el desarrollo del pequeño.

2.- Desarrollan la motricidad fina

La manipulación de este material permite que los niños desarrollen la motricidad fina, ya que ejercitan las manos y los dedos.

Además, provoca que, cuando llega el momento de trabajar directamente en la escritura, los niños tengan mayor facilidad para utilizar los lápices y hacer los trazos de las letras. En ese sentido, se considera que su uso es una preparación indirecta para la escritura.

3.- Aprenden a expresarse y comunicarse

La plastilina es una manera muy primaria de expresión y comunicación. Ten en cuenta que el contacto con los manos es, en realidad, el primer modo de comunicación del bebé.

Desde el momento del nacimiento, el tacto es la forma en la que se comunican sentimientos y, ciertamente, es uno de los principales medios no verbales entre un niño y los padres. Además, permite a los pequeños entender sus propios límites.

4.- Medio de expresión

Cuando se sienten atrapados, frustrados o preocupados por los retos de la vida, el uso de la plastilina posibilita que liberen los pensamientos y las emociones y olviden hábitos viejos, destructivos o improductivos. Asimismo, la plastilina puede ser útil para liberar la tensión, la frustración y la agresión.

“Un juguete bueno es aquel que, sin ser nada concreto, puede ser todo”
–Francesco Tonucci–

5.- Exteriorizar las emociones más internas

El uso de este material hace posible que el niño exprese una gran variedad de emociones. La plastilina es moldeable y, en consecuencia, puede convertirse en cualquier cosa que el niño desee. Este hecho les permite expresar sus emociones y pensamientos más internos.

6.- Mejorar la autoestima

Trabajar con la plastilina puede ser gratificante para los niños que tienen dudas sobre su creatividad, ya que les ayudará a tener mayor autoestima y mejorar la autoaceptación.

Lo cierto es que se necesita muy poca habilidad específica para utilizar la plastilina y, por tanto, no hay posibilidad de fracasar. Esto produce que los niños se vean capaces de participar en una actividad útil.

7.- Perduran en el tiempo

Otro de los beneficios de la plastilina para niños es que sus creaciones son tangibles y se pueden examinar en una etapa posterior. Eso permite que pueden admirarlas una y otra vez y que perduren en el tiempo.

8.- Diferenciación colores y formas

La distinción de colores y formas hace posible que aprendan a diferenciar las tonalidades de colores. Además, la manipulación de este material permite que lo puedan reunir, separar y volver a juntar, hecho que les permitirá comprender la diferencia de tamaños.

Jugar con los colores y la imaginación es uno de los beneficios de la plastilina para niños.

9.- Relajación

Sin lugar a dudas, se trata de una actividad plástica y manual que les relaja y tranquiliza. Por lo tanto, puede convertirse en una magnífica terapia de relajación para cualquier niño que pase por momentos de tensión o estrés.

10.- Desarrollo de la personalidad

El último de los beneficios de la plastilina para niños que describiremos es el desarrollo de la personalidad y los gustos propios. La plastilina permite al niño expresar sus gustos personales al imaginar, crear y materializar sus pensamientos dando forma a sus figuras favoritas o escogiendo aquellos colores que más le gustan.

Como has podido observar, los beneficios de la plastilina para niños son numerosos. Como madre, lo principal es que tengas en cuenta que gracias a la multitud de colores, texturas y aromas que ofrece este material, es ideal para despertar la mente de los pequeños.