8 películas infantiles basadas en libros

6 abril, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por la documentalista Arantza Martín Becerro
Si quieres conocer cuáles de estas películas infantiles están basadas en libros, no dudes en seguir leyendo

Aunque la frase «yo me espero a ver la película y así no me tengo que leer el libro» sea más común de lo habitual, en muchas ocasiones las películas pueden ayudar a los niños en el fomento de la lectura.

Puedes plantear retos o juegos en los que buscar diferencias entre la película y el libro y, de esta manera, animar a que los niños lean de una manera sencilla y divertida. Para conseguir esto, a continuación os dejamos una serie de películas infantiles que están basadas en libros.

Películas infantiles basadas en libros

1. Alicia en el País de las Maravillas

Alicia en el país de las maravillas es todo un clásico de la literatura infantil que cuenta con varias películas basadas en el libro del escritor Lewis Carroll. Podrás optar por el clásico Disney, por su versión con personajes reales o por alguna de las otras alternativas que se han hecho de este clásico.

2. Mary Poppins

Aunque menos conocida que Lewis Carroll, Pamela Lyndon Travers es la autora de Mary Poppins, otro de los clásicos que Disney adaptó a sus pantallas hace ya muchos años y que el pasado 2018 volvió en versión remake para hacer las delicias de toda la familia.

Con este libro podéis jugar a que los niños describan y dibujen a esta fantástica y divertida niñera, y después ver la película para descubrir si realmente es como se la imaginaban o no.

Películas infantiles basadas en libros.
Fuente: www.cinemania.es

3. Donde viven los monstruos, una de las películas infantiles basadas en libros

Uno de los álbumes ilustrados más conocidos en el mundo de la literatura infantil es este de Maurice Sendak en el que descubrirán el mundo de la imaginación. La comparación entre las diferencias de las ilustraciones del libro y las imágenes de la película en cuanto al monstruo pueden hacer a los niños disfrutar de un maravilloso libro.

4. Matilda

Una de las películas infantiles basadas en libros más conocida es Matilda. ¿Quién no recuerda a la pequeña protagonista de esta historia con su característico flequillo y siempre con libros de la mano? ¿O al gran Bruce comiéndose una tarta entera de chocolate obligado por la malvada directora Trunchbull?

Los característicos detalles de cada uno de los personajes harán que los niños sepan identificarlos fácilmente en cuanto la película comience una vez leída este divertido y maravilloso relato.

5. Harry Potter

Las películas de la saga de Harry Potter son, quizás, unas de las películas infantiles basadas en libros más conocidas en la actualidad. 

En esta ocasión, y debido a la gran extensión de sus libros y a los pequeños detalles que J. K. Rowling, su escritora, incluye en sus libros, (muchos de los cuales no aparecen en las películas), hacen que sea obligatorio leer los libros en primer lugar y ver las películas después.

Más películas infantiles basadas en libros

6. Charlie y la fábrica de chocolate

Roald Dahl, uno de los autores de literatura infantil más conocidos de la historia, ha llevado al cine sus dos obras literarias que le consagraron como el gran autor que a día de hoy se le considera. 

Los niños se divertirán al dibujar e imaginar la fábrica de chocolate del señor Wonka mientras leen el libro y posteriormente alucinarán con los oompa loompa y el diseño de la fábrica por dentro.

Películas infantiles basadas en libros.
Fuente: www.cinemania.es

7. El libro de la Selva

Otra de las películas infantiles Disney basadas en libros es esta donde, además, el autor, Kipling, quiso redactar en su obra la fantástica idea que un niño fuera cuidado por animales, aquellos que tanto gustan a los más pequeños de la casa.

Que los niños imagen a Mowgli, Baloo o Bagheera será una experiencia muy divertida por las grandes imaginaciones con las que cuentan, normalmente.

8. El Mago de Oz

La película infantil más antigua basada en un libro es El Mago de Oz, que data del año 1900, pero no fue hasta casi 40 años después cuando se realizó la adaptación cinematográfica, que acabó siendo uno de los musicales más conocidos de la historia.