5 canciones de otoño para niños

Corina González · 20 octubre, 2018
Cantar es una de las tantas actividades que pueden alegrar fácilmente las tardes de otoño de nuestros pequeños. ¿Conoces canciones que refieran específicamente a esta etapa tan particular del año?

Con la llegada de cada una de las estaciones del año, los pequeños buscan realizar actividades divertidas que les permitan disfrutar de ellas al máximo. Algunos ejemplos son la elaboración de muñecos de nieve en invierno, la práctica de deportes acuáticos en verano y las canciones de otoño para niños. Estas últimas pueden materializar una excelente experiencia al compartir cánticos entre familia y amigos.

El otoño es la tercera estación del año; trae consigo lluvias, temperaturas bajas y da la bienvenida a nuevas cosechas. En sus días de colores fríos y pasividad, cualquier excusa es buena para disfrutar de las bondades de la música, y más si nos encontramos en compañía de nuestros seres más allegados.

Existen muchas canciones de otoño para niños que pueden ayudar a recrear esta estación del año. Con varias de ellas podemos estructurar dramatizaciones, hacer rondas o simplemente bailar a su ritmo. Lo más importante, en cualquier caso, es manifestar abiertamente alegría y diversión a los niños.

La importancia de las canciones infantiles

Una canción es una composición literaria en forma de verso a la que se le integra música para ser cantada. Desde pequeños, comenzamos a escuchar las primeras canciones infantiles en casa. Luego, en el jardín de infancia, los docentes introducen en la jornada educativa varias melodías que ayudan con el aprendizaje del niño.

Es en la edad escolar cuando se aprenden la gran mayoría de los temas y ritmos; estos vivirán en la memoria de cada individuo y pasarán de una generación a otra. Estas canciones tienen una gran importancia en esta fase de la vida, ya que aumentan la concentración y la memoria y enriquecen el vocabulario.

Por otra parte, las canciones infantiles ayudan a los niños a coordinar y controlar los movimientos de su cuerpo. Con ellas, desarrollan su expresión corporal, por lo que logran ser más conscientes del espacio que los rodea; además, favorece sus relaciones con otros niños y fomenta los valores universales.

Canciones de otoño para niños

El otoño comienza

Cae una hoja, caen dos o tres,

creo que el otoño comienza otra vez,

pinta de amarillo todas las careas,

suenan y resuenan las hojitas secas,

juega con el viento, hace mil cosquillas,

en manos y brazos, también en las rodillas,

cae una hoja, caen dos o tres,

es que el otoño comienza otra vez.

Las canciones para niños no pasan nunca de moda

El hada del otoño

En el tronco de un madroño,

vive el hada del otoño,

aunque llueva o haga frío,

coge gotas de rocío,

y le hace a los animales,

muchos collares iguales,

sopla las hojas con celo,

para que al caer al suelo,

formen alfombra dorada,

que cruja a cada pisada.

Va con su prima la ardilla,

—y una seta por sombrilla—

a pasear muchas veces,

a llenar el cesto de nueces,

y en el tronco de un madroño,

duerme el hada de otoño.

El otoño llegó

El otoño ya está aquí, el otoño ya llegó,

sopla, sopla el viento y se aleja el sol,

las nubes se mueven, la lluvia volvió.

El otoño ya está aquí, el otoño ya llegó,

nueces y piñones vamos a coger,

uvas y castañas vamos a traer.

El otoño ya está aquí, el otoño ya llegó.

“La música es el verdadero lenguaje universal”
—Carl Maria Von Weber—

Canción de otoño

Salgo de casa y aquí en la acera,

las hojas crujen bajo mis pies,

el sol se esconde más tempranito,

voy abrigado, hace frío otra vez.

Es otoño me dice el viento,

mientras levanta hojas del suelo,

y lleva en alto mi gran cometa,

hasta que es solo un punto en el cielo.

Los arbolitos se desvistieron,

gorro y bufanda para poder salir.

los pajaritos se fueron lejos,

es que el verano llegó a su fin.

Hay ciertas técnicas que aplicar para que mi hijo pierda la vergüenza a hablar en público.

El otoño ya comienza otra vez

¡Como me gusta saltar entre las hojas

que poco a poco comienzan a caer,

sentir el viento haciéndome cosquillas

en la cabeza, las manos y los pies!

Ya no me mojo, no juego más con agua,

y un abrigo me tengo que poner,

porque termina el verano y el otoño,

con su aire fresco ya comienza otra vez.

Con diferentes canciones de otoño para niños, se puede recrear un divertido e inolvidable momento para el disfrute de toda la familia. Estas melodías permiten que afloren sensaciones y emociones que pueden llegar a motivar hasta a los chicos más tímidos.

En definitiva, representan una excelente alternativa de entretenimiento para los días grises de esta estación. ¿Por qué no probar cuál es la favorita de tus niños?