¿Son seguros los edulcorantes durante el embarazo?

¿Sabes qué edulcorantes se pueden consumir durante el embarazo y cuáles deberías evitar a toda costa? Te lo contamos a continuación.
¿Son seguros los edulcorantes durante el embarazo?
Saúl Sánchez Arias

Escrito y verificado por el nutricionista Saúl Sánchez Arias el 22 Mayo, 2021.

Última actualización: 22 Mayo, 2021

No todos los edulcorantes disponibles en el mercado se consideran seguros durante el embarazo. Algunos pueden incrementar el riesgo de que el feto desarrolle malformaciones o problemas de salud.

Lo primero que hay que tener claro es que en el periodo de gestación hay que cuidar al máximo la dieta. Es importante satisfacer los requerimientos nutricionales para asegurar el desarrollo del feto, al tiempo que se evita la ingesta de tóxicos que puedan perjudicarlo.

Los edulcorantes y el embarazo

Es importante realizar una clasificación entre los distintos tipos de edulcorantes que se pueden encontrar para así estudiarlos con detalle. Se distinguen entre edulcorantes nutritivos y edulcorantes no nutritivos.

Edulcorantes nutritivos

Estos compuestos cuentan con calorías en su interior. No se utilizan para la conformación de alimentos light, ya que incrementan la densidad energética de la dieta. Los más frecuentes son la sacarosa, la dextrosa y la maltosa.

Mujer embarazada usando stevia en su té.

Se consideran seguros durante el embarazo, aunque su ingesta en cantidades excesivas puede incrementar el riesgo de desarrollar diabetes gestacional. Así lo evidencia una investigación publicada en Nutrients. En este sentido, se recomienda limitar la ingesta de carbohidratos simples.

Edulcorantes no nutritivos

En este grupo se pueden encontrar una gran cantidad de productos de origen químico conocidos también como edulcorantes artificiales. No todos se consideran seguros durante el embarazo. Incluso algunos de ellos podrían incrementar el riesgo de desarrollar patologías metabólicas, además de afectar negativamente a la composición de la microbiota.

Como norma general, los expertos consideran seguros los siguientes:

  • Stevia.
  • Acesulfamo de potasio. Salvo en personas con fenilcetonuria y patología hepática.
  • Aspartamo.
  • Sucralosa.

Edulcorantes que no puedes utilizar durante el embarazo

Dentro del grupo de los edulcorantes no nutritivos existen algunos que se desaconsejan totalmente durante el embarazo. Son los siguientes.

Sacarina

A pesar de que en los adultos se permite su consumo, existen dudas acerca de sus efectos sobre la fisiología de la mujer embarazada. Algunos artículos, como el publicado en la revista American Journal of Obstetrics and Gynecology, afirman que la ingesta de este elemento podría generar un incremento en el riesgo de patologías crónicas, como las metabólicas.

Ciclamato

Existen algunas investigaciones que han asociado el consumo regular de ciclamato con una mayor incidencia del cáncer. Por este motivo, se ha suspendido su uso, sobre todo en el caso de las mujeres embarazadas. De acuerdo con un estudio publicado en la revista Spectrochimica Acta, el ciclamato podría generar daños en el ADN, lo que se relaciona con problemas en la replicación, que puede conllevar a la formación de tumores.

Edulcorantes que sí puedes consumir durante el embarazo

A pesar de que algunos de los edulcorantes no nutritivos se consideran tóxicos, existen otros pertenecientes al grupo de los nutritivos que puedes introducir en la dieta. No obstante, se recomienda tener precaución al respecto. Un aporte excesivo de estos ingredientes podría ser contraproducente para la salud metabólica.

Fructosa

La fructosa es el azúcar de la fruta. Está contenido en muchos alimentos de origen vegetal, aunque también se administra de forma libre a los productos ultraprocesados. No resulta bueno para la salud cuando se ingiere en el contexto de los refrescos azucarados, por lo que la opción más práctica para su inclusión en la dieta es por medio de los purés de fruta.

Edulcorantes naturales

Tarro de miel.

En el grupo de los edulcorantes naturales se pueden incluir la miel y el sirope de arce. Ambos cuentan con gran cantidad de azúcares en su interior, por lo que su ingesta ha de ser moderada. Ahora bien, también concentran antioxidantes y compuestos bioactivos como la jalea real.

Stevia

Dentro del grupo de los edulcorantes no calóricos, la stevia se considera el producto de mayor calidad. No obstante, hay que revisar el etiquetado, ya que en ocasiones se comercializa rebajada con sacarina, lo que puede suponer un riesgo para la mujer embarazada.

Es importante elegir bien los edulcorantes durante el embarazo

Como has podido comprobar, acertar en la elección del edulcorante que se va a utilizar durante el embarazo es clave para asegurar un buen estado de salud. Un error en este punto podría generar problemas en el desarrollo del feto, así como daños a nivel celular.

De todos modos, se recomienda limitar el uso de todos estos compuestos en el contexto de una dieta saludable. Su ingesta de forma crónica podría propiciar el desarrollo de patologías metabólicas, como la diabetes.

Te podría interesar...
Alimentación para prevenir la diabetes gestacional
Eres MamáLeerlo en Eres Mamá
Alimentación para prevenir la diabetes gestacional

Evita el riesgo de preeclampsia y sobrecrecimiento del feto siguiendo una alimentación para prevenir la diabetes gestacional.