8 alimentos que no debe comer una embarazada

Óscar Dorado · 1 marzo, 2018
¿Sabes que hay ciertos alimentos que debes evitar si estás embarazada? Te los presentamos a continuación.

Existen alimentos que no debe comer una embarazada, ya que pueden causar intoxicaciones alimentarias. Además, algunos contienen bacterias, productos químicos o parásitos que pueden dañar a tu bebé.

A pesar de que durante el embarazo los antojos son bastante frecuentes debido al aumento hormonal, es importante seguir una dieta balanceada, y esto incluye que sepas que hay ciertos alimentos que no debe comer una embarazada.

8 alimentos que no debe comer una embarazada

1.- Pescado que contenga mercurio

Debes evitar consumir pescado que contenga mercurio, ya que está relacionado con el daño cerebral y las demoras cerebrales de los bebés.

Puedes escoger otro tipo de pescados como el salmón o el bacalao, puesto que contribuyen al desarrollo del corazón y del cerebro del niño.

2.- Huevos crudos o poco cocidos

Contienen las bacterias dañinas de salmonela, que pueden producir una intoxicación alimentaria que afecte a tu sistema inmunitario.

Su consumo te puede producir diarrea, vómitos, dolor de cabeza, dolor abdominal y fiebre alta.

Las meriendas para el tercer trimestre de embarazo deben incorporar vegetales y alimentos saludables.

3.- Carnes frías

Trata de no consumir carnes frías como embutidos, fiambres o perritos calientes.

Contienen las bacterias de la listeria, que pueden pasar fácilmente de la madre a la placenta y causar complicaciones graves.

4.- Leche no pasteurizada

No es seguro tomar leche no pasteurizada durante el embarazo, ya que no tiene ninguna ventaja nutricional.

Sus productos, como pueden ser los quesos blandos, representan una alta proporción de enfermedades transmitidas por alimentos.

Contienen bacterias dañinas como la salmonela o la listeria, que pueden ser peligrosas para ti y para el pequeño.

5.- Té y hierbas

Evita el té verde, ya que no hay suficiente evidencia sobre su seguridad durante el embarazo y cómo puede afectar a tu hijo.

Las hierbas utilizadas para la elaboración del té pueden dañar tanto a la madre como al feto. Además, ten en cuenta que ciertas hierbas como el poleo o la efedra son estimulantes uterinos.

6.- Comidas enlatadas

Los alimentos enlatados, entre los cuales se incluyen las frutas, verduras y refrescos, son nocivos para el bebé.

El revestimiento de las latas que contienen los alimentos tienen bisfenol A, una sustancia tóxica que afecta a la actividad endocrina fetal.

Pueden causar problemas de cáncer, fertilidad y enfermedades cardíacas. Además, este tipo de productos pueden albergar bacterias dañinas debido a su larga vida útil.

7.- Alimentos ricos en azúcar

Entre los alimentos que no debe comer una embarazada están aquellos azucarados, ya que empeoran las incomodidades del embarazo y tienen consecuencias negativas para ti y tu bebé.

Si eres una adicta al azúcar, tienes opciones más saludables y nutritivas como los dátiles, albaricoques, peras o pomelos.

8.- Exceso de cafeína

Un consumo de altas cantidades de cafeína puede aumentar tus posibilidades de aborto o que el pequeño nazca de forma prematura.

Su ingesta debe limitarse a los 200 mg diarios. Ten en cuenta que el té, el chocolate y muchas bebidas energéticas contienen cafeína.

Los efectos de la cafeína en el bebé pueden ser numerosos.

La intoxicación alimentaria

La intoxicación alimentaria es un riesgo potencial para el feto y, en el peor de los casos, está relacionada con el aborto y la muerte fetal.

Existen muchas fuentes diferentes de intoxicación alimentaria, y el riesgo real depende del tipo de intoxicación.

Un feto infectado puede presentar problemas de salud después del nacimiento que incluyan diarrea, fiebre y, en casos raros, incluso meningitis.

No obstante, en la mayoría de los casos se puede sufrir una intoxicación alimentaria sin que el bebé se vea afectado.

¿Cómo puedo evitar la intoxicación alimentaria durante el embarazo?

Durante la gestación, deberás prestar especial atención a los alimentos que configuran tu dieta para evitar cualquier tipo de intoxicación alimentaria.

Te recomendamos lavarte las manos antes de manipular los alimentos, además de lavar a fondo las frutas y verduras que desees incluir en tus comidas.

Así mismo, es conveniente que mantengas limpias las superficies y utensilios que utilices en tus comidas.

¿Debo ir al médico si tengo intoxicación alimentaria?

Por lo general, no es necesario acudir al hospital. Aunque como en cualquier otro momento durante la gestación, siempre es una buena idea consultar a tu médico.

Ten en cuenta que los signos de una infección grave incluyen síntomas parecidos a la gripe y malestar estomacal.

Si has sufrido una intoxicación alimentaria, lo más importante es que te mantengas hidratada. Y, además de esto, será necesario que descanses y que te concentres en la recuperación.

Por último, es muy importante que seas selectiva y cuidadosa con lo que comes durante el embarazo, ya que tu alimentación definirá tu salud y la de tu bebé.