Soluciones para el acné de tu hijo adolescente

Amanda 19 febrero, 2017

El acné en los adolescentes es un padecimiento común. Se trata de una enfermedad cutánea que aparece especialmente junto con la pubertad. Aunque puede persistir durante la adultez, las principales causas en la adolescencia, son hormonales.

Por lo menos el 90 % de los jóvenes se ven afectado por este problema de piel. Se estima este promedio, incluyendo las impurezas en la piel, típicas de esta etapa. No obstante, tan solo el 30 % de estas personas reciben tratamiento médico.

Se puede decir que, aunque es una enfermedad, no es tratada como tal. Por ser un proceso tan corriente,  la mayoría de las veces lo dejamos pasar sin cuidados especiales. En algunos casos, se atiende de manera leve; pero casi nunca se acude a un dermatólogo.

Existen muchas maneras de ayudar a nuestro hijo adolescente a que supere su problema de acné. Es importante preocuparnos por esta situación, pues les afecta en diversos aspectos. Los jóvenes que sufren de acné, también pueden padecer problemas emocionales. En algunos casos son víctimas de burlas debido a la apariencia de su rostro. Además, puede causar incomodidad, dolor o picor, que pueden agravar su condición.

¿Por qué se produce el acné?

a0360fc39d6419d5e59b8d037bc5397b

Se reconocen al menos cuatro factores que inciden directamente en la aparición del acné. En la mayoría de los casos, se produce en adolescentes debido a los cambios hormonales ocasionados en la pubertad. Una vez producido de manera endógena, otros factores externos contribuyen a su aparición y persistencia.

Las principales causas biológicas del desarrollo de acné son las siguientes.

  • Esto se refiere al exceso de producción de sebo, que es una sustancia producida naturalmente para lubricar la piel y el cabello. En condiciones normales, esta producción no afecta necesariamente la piel; pero puede aumentar por distintas razones. El factor genético, las hormonas, medicamentos, el clima o la alimentación, pueden ocasionar el aumento de sebo.
  • Colonización microbiana. En nuestra piel viven numerosas bacterias de manera natural. Estas pueden acumularse de manera excesiva, tapando los folículos y ocasionando complicaciones. Esta obstrucción puede generar quistes e hiperqueratosis.

Recomendaciones para cuidar la piel con acné

Cuando nuestro hijo tiene acné, lo más probable es que se angustie por la persistencia de este. Este problema es causante de estrés y cierta afección emocional. Por lo tanto, es conveniente que le ayudemos a superar este problema desde el principio. Además, según los especialistas, es algo que se puede prevenir y comenzar a revertir aunque sea muy leve.

Podemos elegir la asesoría de los dermatólogos, pero también es algo que se puede hacer en casa. Existen opciones de tratamientos a base de elementos naturales y también hay muchos medicamentos. Uno de los principales daños que queremos evitar es que se complique el acné y pueda causar daños permanentes en la piel.

602cf2a9ed0912edff650a161afadbef

Algunos consejos que pueden ayudar, son los siguientes.

  • Deja que los granitos ocasionados por el acné, se curen por sí solos. Para nada es conveniente exprimirlos, porque esto puede dar lugar a cicatrices o agravamiento del problema
  • Evita el uso de productos comedogénicos; es decir, aquellos que puedan causar la obstrucción de los poros. En este sentido, debemos elegir los que especifican que son “no-comedogénicos”. Pueden ser productos para el cuidado de la piel o maquillaje
  • Al final del día elimina las impurezas que puedan acumularse, por ejemplo, por la utilización de productos cosméticos
  • Para limpiar el rostro, es preferible utilizar agua tibia. Se cree que el agua fría o caliente puede hacer que el acné de agrave
  • Productos como los de la gama Eucerin DermoPURIFYER, son muy recomendados por los dermatólogos para tratar la piel propensa al acné
  • Con indicación del médico, en ocasiones se aplican antibióticos y retinoides
  • Utiliza filtro solar que sea específico para la piel grasa
  • Elige aquellos productos que contengan L-carnitina y protección para la producción de sebo
  • Modera el consumo de alimentos ricos en azúcar, harina o productos lácteos.
Te puede gustar