5 actividades para prevenir el bullying en la escuela

La comunidad educativa debe tener una función proactiva con las actividades para prevenir el bullying. El fenómeno del acoso crea un clima de malestar para todos y todas.
5 actividades para prevenir el bullying en la escuela
Maria Fátima Seppi Vinuales

Escrito y verificado por la psicóloga Maria Fátima Seppi Vinuales.

Última actualización: 25 mayo, 2022

La situaciones de bullying “se cocinan a fuego lento”. No se trata de un hostigamiento puntual y asilado, ni algo que sucede de un día para el otro. Por el contrario, son aproximaciones sucesivas sobre la víctima, molestias que se repiten día tras día y bajo diversas modalidades. A veces verbales, a veces físicas, a veces ambas.

Es por eso que cuando sus consecuencias se hacen visibles -en ocasiones, de la peor manera- pocas personas se sorprenden. De hecho, varias lo veían, otras eran cómplices y algunas intentaron hacer algo, que resultó insuficiente.

El bullying requiere de la acción y del compromiso de todos, ya que nadie sale bien parado de un ambiente en donde reina el acoso. Veamos entonces algunas actividades para prevenir el bullying en las escuelas.

Qué es el bullying

Llamamos bullying a una situación de acoso y hostigamiento sostenido que lleva a cabo una o más personas sobre otra. Suele presentarse en los ámbitos escolares, deportivos o sociales y ocasiona un gran sufrimiento a quienes lo viven.

Cuando se aborda el tema del acoso escolar, muchas personas consideran que se trata de un asunto entre dos: la víctima y el victimario. Pero esto no es así, pues toda la comunidad educativa se ve afectada, ya sea por acción o por omisión, por ser testigos y cómplices o por ser participes.



Niña sufriendo por las palabras ofensivos de los demás
Con el bullying la buena convivencia escolar se ve obstaculizada y la institución educativa deja de ser un espacio seguro y creativo para fomentar el aprendizaje.

Actividades escolares para prevenir el bullying

A continuación, presentaremos algunas estrategias o actividades para abordar la problemática del bullying en la escuela y prevenir nuevos sucesos.

1. Usar ejemplos en los que se valore y se aprecie la diversidad en todos sus sentidos

Esto puede lograrse de formas diversas y sencillas. Por ejemplo, al mostrarles a los estudiantes imágenes de diferentes cuerpos, etnias, tipos de familias, funcionalidades, entre otras.

De esta manera, se les enseña a los niños que existen otras realidades distintas a las propias y se busca dejar de lado los estereotipos y lo cánones de bellezas universales y hegemónicos, como si fueran ideales.

2. Emplear cuentos o películas, según la edad del alumnado

A través de otras historias, es posible abordar de manera indirecta algunas situaciones cotidianas de bullying. Es importante acompañar ese material con un espacio para reflexionar sobre las emociones, para conocer cómo se sienten los niños y niñas ante determinadas escenas.

3. Elaborar un código de convivencia

Con todo el alumnado se puede trabajar una lluvia de ideas acerca de aquellas normas y reglas que contribuyen a la armonía del grupo en el día a día.

Al finalizar, es recomendable redactar un “contrato” que todos firmen y por medio del cual se comprometan a cumplir y a respetar las pautas de convivencia. Si surgen muchas ideas, deberán elegir algunas y así se enseñan habilidades de comunicación y de negociación.

4. Promover las actividades en grupos rotativos

Con estas propuestas se incentiva a los miembros del grupo a conocerse entre sí. También, puedes invitarlos a contar algo personal, como su hobby favorito. Muchas veces, al socializar las experiencias, los chicos descubren que tienen más semejanzas con los otros de lo que creen.

5. Diseñar actividades que trabajen la inteligencia emocional

Las escuelas no pueden ser un ámbito “aséptico”, en donde solo se transfiera conocimiento, pues las emociones forman parte de la vida de las personas y debe inculcarse el valor de la empatía desde la infancia.

Una forma de lograrlo es pensar en un día para “darse al otro”. Por ejemplo, que todos los viernes un grupo elabore una actividad para sorprender al resto de sus compañeros y para compartir un momento agradable: un juego para empezar el día, una canción o una rica merienda. Esta es una forma de acercarlos, de generar cohesión grupal y de ayudarlos a disfrutar juntos.

Aparte de estas medidas, es importante que existan protocolos para prevenir el bullying, con consecuencias concretas ante su aparición. Es necesario tener en cuenta que el castigo no equivale a un aprendizaje, sino que es una medida que sirve a corto plazo para detener el problema, pero no modula la conducta de quien lo lleva a cabo.

Formas de denunciar el acoso escolar.
Cuando se trata e bullying debemos tener una mirada más amplia, capaz de realizar una lectura compleja de la realidad. Pues quien acosa, puede ser también víctima en otros ámbitos. De allí que sea necesario juntar las partes para comprender el todo.



El bullying es un asunto de todos y todas

En ocasiones, menospreciamos los efectos del bullying al justificarnos con que es algo que siempre existió. Pero que el acoso y el hostigamiento tengan larga data, no significa que hagan bien ni que deban normalizarse. Además de esto, debemos dejar de pensar en el bullying como un asunto de niños o “algo que los hará fuertes” para enfrentar las adversidades de la vida.

El bullying nos habla de carencias, de falta de recursos para relacionarse, de dificultades propias. Tiene secuelas graves, tanto para la salud física como la mental, en la persona y en el entorno. Por eso, dejemos de pensar que el bullying es algo que solo transcurre en el patio escolar, pues sus efectos nocivos nos afectan a todos.

Te podría interesar...
Cómo afecta el bullying al cerebro de los niños
Eres Mamá
Leerlo en Eres Mamá
Cómo afecta el bullying al cerebro de los niños

El bullying es un problema que afecta al cerebro de los niños y que, desgraciadamente, sigue muy vigente. Entre todos hay que poner remedio.



  • Cerezo, F. (2009). Bullying: análisis de la situación en las aulas españolas. International Journal of Psychology and Psychological Therapy9(3), 383-394.
  • Paredes, M. T., Álvarez, M. C., Lega, L. I., & Vernon, A. (2008). Estudio exploratorio sobre el fenómeno del" Bullying" en la ciudad de Cali, Colombia. Revista Latinoamericana de Ciencias Sociales, niñez y juventud6(1), 295-317.
  • Trautmann, A. (2008). Maltrato entre pares o" bullying": Una visión actual. Revista chilena de pediatría79(1), 13-20.