Semana 34 del embarazo: síntomas, desarrollo del bebé y recomendaciones

Acudir a tus consultas médicas de forma oportuna, tener una dieta balanceada y agendar reuniones familiares son algunas de las cosas que puedes hacer durante esta semana. ¡Ya falta muy poco!
Semana 34 del embarazo: síntomas, desarrollo del bebé y recomendaciones
Diego Pereira

Escrito y verificado por el médico Diego Pereira el 14 julio, 2021.

Última actualización: 14 julio, 2021

En la semana 34 del embarazo el bebé experimenta cambios importantes. Mientras él sigue desarrollándose, tú puedes ocuparte de disfrutar estos días y cuidarte de la mejor manera posible. Acude a tus controles médicos habituales y organiza todo para cuando el parto llegue.

Aunque venga con algunos dolores, seguro que te has dado cuenta que sus movimientos son más notorios para ti. Un codo por aquí, una patadita por allá y un sobresalto sorpresa son el pan de cada día. Disfrútalo, porque cuando el bebé esté afuera sí que extrañarás algunas sensaciones.

Sigue leyendo para reconocer los cambios más notorios en su desarrollo y los síntomas que experimenta tu cuerpo.

Desarrollo del bebé en la semana 34 del embarazo

En la semana 34 los huesos del bebé se desarrollan mejor.

Tu bebé está creciendo cada vez más. ¡Seguro que ya lo notaste! Lo normal es que mida alrededor de 45 centímetros y pese 2200 gramos, un tamaño similar al de una calabaza de invierno. Claro está que estas medidas dependen mucho de las características de los padres y del propio niño.

El desarrollo de los huesos forma parte fundamental de esta etapa. Aquellos que forman el cráneo ya se encuentran bien estructurados, aunque separados por las suturas craneales. Estas estructuras de tejido conectivo se cierran poco a poco. Al momento del parto, como lo aseguran estudios, la separación alcanza los 3 milímetros y permite que la cabeza se amolde durante el parto para cruzar el canal vaginal.

Para el desarrollo adecuado de todos los huesos del bebé es necesario el aporte constante de calcio, por lo que puede que tu médico te haya recetado algunos suplementos. De todas maneras, siempre es preferible incorporar los nutrientes con la dieta.

En la semana 34 el bebé ya se debería encontrar en la posición definitiva para el parto, es decir, de cabeza. Si se encuentra en otra posición o ubicado de una manera poco conveniente, como ocurre en la posición podálica (pies hacia abajo), es probable que el médico te planifique una cesárea.

Otros cambios menores incluyen la desaparición progresiva del lanugo, esa fina capa de vello que contribuye a regular la temperatura, debido a la poca grasa que hay debajo de la piel del pequeño. Cuando nazca, es posible que todavía queden algunos restos.

Tu cuerpo en la semana 34 del embarazo

Los síntomas físicos serán similares a los que experimentaste a lo largo del último trimestre de embarazo y puede que empieces a sentir ansiedad, debido a la inminente llegada del nuevo miembro de la familia:

  • Insomnio y nerviosismo: es la consecuencia natural de la ansiedad. Que no te asuste, pues es algo que le suele pasar a muchas mamás. Intenta poner en práctica algunas técnicas de relajación y actividades recreativas. Si se vuelve muy molesto, debes acudir al médico. ¡No te automediques!
  • Dolores y molestias: tu útero ya está alcanzando proporciones máximas, por lo que la presión que aplica sobre otros órganos abdominales es cada vez mayor. El dolor y la sensación de hormigueo en las piernas es común.
  • Neuritis intercostal: el tamaño del bebé hace que los órganos internos estén en un espacio bastante estrecho, lo que puede ocasionar este dolor en las costillas. Puede persistir algunas semanas luego del parto.
  • Contracciones falsas: estas se conocen como contracciones de Braxton-Hicks y ser molestas, a pesar de tratarse de sensaciones indoloras. Responden a la preparación del cuerpo para el parto. Si son intensas y duelen, entonces hay que pensar en contracciones francas que deben revisarse.
  • Edema en extremidades inferiores: el peso y la retención de líquidos pueden hacer que tus extremidades se inflamen. Hasta cierto punto es normal, pero debes consultarlo con tu médico y hacer seguimiento para descartar preeclampsia.

Consejos y recomendaciones en la semana 34 del embarazo

Dependiendo de lo que te haya dicho el obstetra en tu última consulta, es probable que tengas que acudir con mayor frecuencia. Quizá te hayan solicitado los estudios de rutina, como análisis de sangre, ecosonograma y examen de orina, siempre con el objetivo de prevenir complicaciones y planificar una posible cesárea. En este sentido, es habitual la realización de un coagulograma para descartar problemas sanguíneo que compliquen una intervención quirúrgica.

Recuerda que nunca debes dejar de acudir a tu consulta prenatal. En cualquier momento del embarazo puede surgir un inconveniente y a veces la única forma de detectarlo es mediante los estudios que el médico indica.

En la semana 34 es conveniente asistir a clases de parto.

Como la fecha esperada se encuentra a la vuelta de la esquina, te hacemos las siguientes recomendaciones para que nada te pille desprevenida:

  • Elabora un plan de parto: esto incluye el hospital o clínica a la que asistirás e incluso el médico que te gustaría que te atienda. Del mismo modo, es buen momento para elegir el pediatra neonatólogo que recibirá al niño y hará su seguimiento de crecimiento y desarrollo. Esto depende mucho de la parte del mundo en la que vivas.
  • Asiste a clases de parto: si bien el uso de anestesia permite hacer mucho más ameno el parto, nunca está de más contar con asesoría para hacer el proceso lo más fácil posible. Te enseñarán técnicas de respiración, relajación y concentración.
  • Prepara el bolso para ir al hospital: es muy importante dejar todo preparado en un rincón del hogar en caso de emergencia. Si llevas un embarazo normal, es poco probable tener un parto prematuro, pero nunca está de más prevenir.
  • Masajes perineales: en esta semana se recomienda iniciar con los masajes perineales, si es que ya no comenzaste con ellos. Puedes decirle a tu pareja que te los haga, lo que facilitará el trabajo del parto y prevendrá posibles desgarros entre la vulva y el ano. Se pueden usar aceites naturales y realizar el masaje por unos 5 a 10 minutos.

Preguntas frecuentes en la semana 34 de embarazo

A continuación aclararemos algunas de las dudas más frecuentes que pueden surgir en estos días. ¡Sigue leyendo!

1. ¿Cuándo debo acudir a un servicio de urgencias?

Si presentas contracciones dolorosas y muy frecuentes, sangrado vaginal o expulsión de una sustancia mucosa, dolor o ardor al orinar, fiebre o dejas de sentir a tu bebé durante un tiempo prolongado, es conveniente ir al médico lo antes posible.

2. ¿Debería comprar un Doppler fetal?

El Doppler fetal es un aparato que se utiliza en los hospitales para escuchar con mayor facilidad los latidos del bebé. Existen unos dispositivos portátiles que puedes adquirir, pero a menos que te lo indique el médico, no es recomendable tener uno.

A veces es complicado escuchar los latidos e incluso pueden llegar a confundirse con el flujo sanguíneo de la placenta. Esto puede generarte más estrés del habitual y no queremos que estés preocupada estas últimas semanas.

3. ¿Cuáles son las probabilidades de tener un parto prematuro?

No hay un estándar definitivo para medir las probabilidades de tener un parto prematuro. Aunque si esperas gemelos, debes saber que los estudios señalan que el riesgo de presentarse un parto prematuro antes de las 37 semanas del embarazo gemelar es del 50 %.

Lo otro a tener en cuenta es que, de nacer prematuros en esta semana, si no hay factores de riesgo ya determinados, los bebés tendrán altas probabilidades de sobrevivir.

Semana 34: prepárate y disfruta en familia

Estas semanas pueden convertirse en las más especiales de tu vida, ¡no lo dudes! Además de preocuparte por la estabilidad de tu bebé, aprovecha para hacer reuniones con tus seres queridos y compartir toda la felicidad que tienes. Nada mejor que un buen ambiente para hacer esta época más memorable.

No dejes de alistar el bolso para el hospital, dejar tiempo para hacer actividad física y para tus clases prenatales. Ahora más que nunca es muy importante que tu mente esté preparada para el parto. ¡Tu dulce espera ya casi llega al final!

Te podría interesar...
Semana 35 del embarazo: síntomas, desarrollo del bebé y recomendaciones
Eres MamáLeerlo en Eres Mamá
Semana 35 del embarazo: síntomas, desarrollo del bebé y recomendaciones

En la semana 35 el bebé experimenta un aumento de peso para alcanzar el desarrollo óptimo lo antes posible. ¡Entra aquí para saber más!



  • Maldonado-Durán M, et al. Cambios fisiológicos y emocionales durante el embarazo normal y la conducta del feto. Perinatol Reprod Hum 2008;22:5-14.
  • Schapira I. Características del desarrollo humano perinatal. Un método para la evaluación del sistema nervioso joven. Rev Hosp Mat Inf Ramón Sardá 2004;23(2):59-69.
  • Rencoret. G. Embarazo gemelar. Revista Médica Clínica Las Condes. Vol. 25. Núm. 6. Pág. 964-971. 2014.
  • Protocolo: Doppler en medicina maternofetal. Hospital Clínic, Hospital Sant Joan de Déu, Universitat de Barcelona.
  • Garduño, F. Exploración neurológica de la cabeza en niños recién nacidos. Rev Mex Pediatr 2004; 71(6); 292-296.
  • Triana, Javier D., and Sergio A. Salgado. "Neuropatías en el embarazo." Revista Repertorio de Medicina y Cirugía 24.3 (2015): 168-174.