¿Es seguro usar laxantes durante el embarazo?

Amanda · 26 junio, 2017

Las dudas que se presentan en el embarazo son muy diversas. Por lo general tienen que ver con asuntos de salud, porque la futura madre no puede tomar todo tipo de medicamentos. En tal sentido, qué hacer si sufrimos de estreñimiento y necesitásemos usar laxantes.

Como sabemos, en el embarazo se presentan muchos episodios de estreñimiento, por lo cual a veces necesitamos intervenir. Las recomendaciones naturales pueden aliviar esta situación de manera temporal. Sin embargo, es normal que sintamos miedo incluso de tomar remedios de origen natural.

La alimentación y una buena hidratación forman parte de la solución a este problema. Aun así, en algunos casos es necesario acudir a productos específicos como los laxantes. Antes que nada es aconsejable acudir al médico y seguir sus indicaciones.

¿Puedo usar laxantes si estoy embarazada?

En el caso de que sea necesario usar laxantes, lo más importante es consultar al médico antes de tomar cualquier decisión. Lo más probable es que este te indique un producto que sea seguro durante el embarazo. Algunos fármacos han sido probados, por lo que su prescripción puede estar contraindicada durante la gestación. Por lo tanto, nunca debemos tomar aquellos que en su empaque advierten sobre este hecho.

Cuando el doctor te indica un laxante es porque considera que es inofensivo para el feto y/o el proceso de embarazo como tal. En la mayoría de los casos,  se trata de un producto cuyo efecto es suave. La leche de magnesia se utiliza  para estos fines, sin que represente mayor riesgo.

laxantes 2

Otro producto suave para personas sensibles que requieran alivio para el estreñimiento es el Metamucil. El Metamucil es más potente y específico que la leche de magnesia; sin embargo, todavía se considera seguro. Además de estos, también existe la opción de ablandar las heces por medio de productos a base de docusato.

Los medicamentos que con más frecuencia se  utilizan durante el embarazo son: Fiberall, Citrucil, Senekot y Colace. El aceite de hígado de bacalao no es recomendable en estos casos porque interviene en la reabsorción de nutrientes.

Los médicos evaluarán si fuera necesario emplear un laxante más potente. En el caso de que ninguno de los anteriores haya funcionado como se esperaba, el facultativo podrá cambiar el plan.

De cualquier manera, no es conveniente abusar en el uso de laxantes durante el embarazo. Las consecuencias de laxarnos de manera drástica, es que se puede producir diarrea. La diarrea en esta etapa puede provocar pérdida de líquidos importante. Antes que nada, en el embarazo es aconsejable prevenir el estreñimiento.

Laxantes naturales recomendados en el embarazo

 

laxantes

Como hemos dicho anteriormente, la clave para remediar el estreñimiento es prevenirlo. Para evitar estos episodios se recomienda mejorar nuestra alimentación. Incorporar a la dieta alimentos ricos en fibra, preferir el consumo de frutas y verduras enteras, que le den más volumen a las heces.

La hidratación también es clave en este aspecto. Es aconsejable tomar unos 10 vasos de agua al día, además de aumentar los líquidos por medio de zumos y sopas. En cuanto a los líquidos, debemos evitar el exceso de café y bebidas que contengan cafeína. La falta de hidratación provoca que el intestino reabsorba el líquido de las heces, haciendo que estas se vuelvan más duras.

Si los cambios en nuestra rutina alimenticia no mejoran la situación, siempre hay remedios naturales que pueden ayudar. A continuación te proponemos algunas opciones.

  • Uno o dos vasos de agua tibia por la mañana, ayudan a mejorar el tránsito intestinal. A este agua podemos agregar zumo de limón y miel, para conseguir mejores resultados
  • El consumo de frutas como las uvas, melones y naranjas, también contribuyen en el aporte de agua y fibra. Es especialmente recomendable la ingesta de ciruelas pasas en distintas versiones
  • Las infusiones de jengibre, son apropiadas para la mayoría de los problemas intestinales. Usar el polvo de jengibre incorporado en otros alimentos, también es una opción
  • Consumir yogur a diario alivia el estreñimiento de manera natural. El queso también puede contribuir con la solución
  • La papaya es una fruta que los médicos siempre recomiendan para favorecer el movimiento intestinal. Esta fruta contienen elementos que promueven la digestión
  • El ejercicio es un gran aliado para favorecer el sistema digestivo. Una caminata de una hora diaria, es muy recomendable en estos casos.