¿Qué son esos ruidos extraños que hace el bebé al respirar?

Los ruidos del bebé al respirar tienen diversas causas, fosas nasales aún estrechas, mucosidad, frío o están relacionados a la alimentación. El vapor o aire fresco los alivia. Conoce cómo.
¿Qué son esos ruidos extraños que hace el bebé al respirar?

Escrito por Equipo Editorial

Última actualización: 14 octubre, 2022

Cuando aún son recién nacidos, la mayoría de los ruidos extraños que hace el bebé al respirar se deben a que sus fosas nasales son bastante pequeñas, por lo cual el aire tiene ciertos inconvenientes para desplazarse. En muchos casos estos ruidos más o menos normales, se incrementan cuando hay mocos en su nariz.

Pese a que los ruidos son extraños, en la mayoría de los casos es algo fácil de solucionar. Si se trata de mocos, basta con mantener su nariz libre de estos; aspirarlos o limpiarlos con nebulizadores nasales a base de solución salina. Otra solución es que no permanezcan acostados totalmente, sino algo inclinados.

Sin embargo, muchas madres y en especial las primerizas, se preocupan bastante de todo cuanto pueda parecer extraño en sus pequeños. Pues, hasta cierto punto tienen razón, porque en algunos casos puede tratarse de problemas para respirar que merecen ser atendidos de urgencia.

¿Por qué el bebé hace un ruido extraño al respirar?

Es importante analizar cuándo y cómo son los sonidos que percibimos como extraños. Hay diversas condiciones congénitas y adquiridas de gravedad variable que pueden explicar estos síntomas:

  • Rinitis. Según un estudio, la inflamación de la mucosa nasal es una de las principales causas de “insuficiencia ventilatoria nasal” en los recién nacidos y lactantes. Suele tener un origen inflamatorio, alérgico o infeccioso (principalmente viral).
  • Atresia de coanas. Con el nombre de coanas se conocen a las aberturas posteriores de la nariz que dan directamente hacia la nasofaringe. En esta condición, dichos espacios permanecen impermeables o cerrados. Como los bebés son respiradores nasales obligados (por la anatomía de su laringe), esto representa un problema importante.
  • Estenosis congénita de la apertura piriforme. También se trata de una condición presente al momento de nacer. En este caso, hay un problema en el crecimiento del hueso maxilar que provoca problemas con la respiración, según estudios.
  • Cuerpo extraño. No es tan frecuente en los recién nacidos o lactantes, pero cuando adquieren cierta motricidad fina son capaces de llevarse objetos a la nariz. Lo característico de esta condición es que es de un solo lado.

También puede ocurrir una condición conocida como laringomalacia o traqueomalacia y se trata de la cualidad débil de las paredes que conforman su tráquea o quizá su laringe. Dicha debilidad se debe particularmente a la falta de madurez de estos órganos, no es en realidad riesgosa y suele desaparecer en los primeros dos años de vida, según una publicación.

En la mayoría de los casos existe una explicación normal a estos sonidos del bebé, sin embargo, la preocupación es recurrente en los padres. En este particular, te contamos que existen posibilidades de que se trate de un problema grave; por ejemplo cuando supone un problema para respirar.

En cualquier caso, es importante determinar si se trata de inmadurez, esto de acuerdo a de dónde proviene el ruido, si de la nariz o de la garganta. Una vez identificado el origen del problema, los especialistas podrán explicarte cómo actuar ante estas circunstancias.



e49233adb897f6be5a5df5e94aa2950e

El bebé hace ruidos extraños mientras duerme y come

Que el bebé emita estos ruidos extraños que tanto nos preocupan en situaciones distintas también puede tener una explicación. Por ejemplo, si lo hace mientras duerme puede estar relacionado al exceso de mucosidad presente, algo que sabemos cómo solucionar, aspirando el moco; también es posible que se produzca el sonido por la vibración ocurrida debido a la posición al dormir.

En el caso de que los sonidos ocurran durante la lactancia, es porque está tomando su leche con mucha prisa, lo que le impide respirar con regularidad. Esta sonoridad es normal, porque se produce en el momento en que reanuda la respiración después de tragar su leche; para evitarlo, es recomendable darle de comer a tiempo a fin de que no esté tan ansioso por comer.

Si notas que de pronto el bebé emite ruidos extraños unos minutos después de haber comido, quizá se debe a que todavía se hallan restos de leche en su vía respiratoria. En estos casos, se recomienda esperar a que se le pase, pero si tarda en hacerlo se puede probar a darle un poco de agua para aliviarlo.

Cuando lo normal es de cuidado

Son normales los movimientos agitados cuando duerme, no te preocupes. D escarta sí, el pañal sucio o alguna molestia por calor. Por este motivo llega a sacudirse e incluso a destaparse, porque sin duda siente más calor que nosotros y suda.

A ese sudor le puede seguir un resfrío y afectación en la laringe conocida como crup , también conocida como laringitis aguda. En casos leves produce estridor, un sonido ruidoso o agudo cuando respira y tos “perruna”. Según una publicación en Anales de Pediatría, su incidencia estimada es del 3 al 6 % de los niños menores de 6 años de edad.

Un evento que se puede confundir con algún indicio de fiebre , malestar o enfermedad es la sudoración nocturna. Si ocurre, primero descarta que haya comido mucho antes de dormir o que el cobertor permite poca ventilación. También si crees que estás ante una posible deshidratación.

Hay bebés que sudan copiosamente, aun si la habitación está fresca y no hay ninguna dolencia a la vista. A fin de cuentas, el sudor es un sistema de enfriamiento, y el bebé está creciendo y ajustando sus ritmos.



Síntomas que indican urgencia

62412679497cf07a906adfe7fabbc4f3

Los ruidos extraños desaparecerán en pocas semanas, sobre todo si tomamos las medidas para mejorarlo. El vapor frío y humedecer el aire con un humidificador, favorece la respiración de los bebés así como también el aire fresco.

No obstante, es necesario estar atentos por si fuera necesaria una atención médica urgente , lo cual es posible en caso de que se presenten los siguientes síntomas:

  • El bebé recién nacido puede respirar unas cuarenta veces por minuto, pero una respiración muy acelerada puede ser causa de sofocación. Si notamos que está respirando tan rápido que se sofoca, es urgente la revisión por parte de un especialista.
  • El espesor de la mucosidad en su nariz le ha tupido los orificios nasales.
  • En caso de que el ruido extraño al respirar esté acompañado por una fiebre superior a los 39 ºC que es persistente.
  • Observamos que el bebé hace un gran esfuerzo para respirar, por ejemplo se le abultan las venas del cuello y sus costillas se marcan en la piel.
  • Aun sin que haya frío, notamos que sus labios, uñas y piel están morados.
  • Existe la presencia de aleteo nasal, es decir, los orificios nasales se ensanchan con cada inhalación.
  • Se observa que siente dolor al respirar.

En definitiva, los ruidos extraños pueden llegar a ser “normales” o “inofensivos” en la mayor parte de las situaciones. Sin embargo, si llegas a notar algunos de los síntomas de alarma antes mencionados, es importante que acudas al médico lo antes posible.

Te podría interesar...
Cuatro curiosidades sobre la respiración del bebé
Eres Mamá
Leerlo en Eres Mamá
Cuatro curiosidades sobre la respiración del bebé

La respiración del bebé difiere en varios aspectos de la de los adultos. De allí que represente una de las principales preocuaciones de los padres.