Trucos para bajar la fiebre en bebés

Cuando queremos paliar alguna dolencia del bebé en casa, la mejor opción es hacerlo empleando consejos con productos naturales y evitar la automedicación antes de visitar a un especialista.
Trucos para bajar la fiebre en bebés

Escrito por Corina González

Última actualización: 09 febrero, 2022

En ocasiones, se presentan variaciones en la temperatura corporal de los bebés y, como madre, es natural que te preocupes. Esto no pasará por mucho tiempo ya que, una vez que aprendas lo que puedes hacer en casa para bajar la fiebre en bebés, atenderás esa pequeña emergencia mucho más confiada y sin estrés.

Desde el momento del nacimiento, el bebé lucha de manera rudimentaria para adaptarse a la temperatura del medio en el que ha de vivir. Es un cambio algo brusco para él, por lo que debemos vigilar que esta temperatura sea semejante a la que estaba acostumbrado a disfrutar en el seno materno.

La temperatura normal de los bebés

El bebé nace aproximadamente con 37,7 – 38,2 grados centígrados de temperatura rectal, la cual desciende un grado y luego es recuperada con facilidad. En este sentido, la temperatura axilar es más baja que la registrada en la ingle y esta, a su vez, menor que la del recto.

El pequeño pierde calor por la respiración, la actividad muscular y a través de la transpiración por la piel. Cuando, por el contrario, no se pierde temperatura sino que esta se incrementa, no hay que alarmarse a la primera. No tiene que tratarse necesariamente de alguna enfermedad infecciosa, virus, bacterias u otro problema.

La temperatura rectal es la que se considera el estándar de medición ya que se aproxima a la corporal central. Así medida, se considera fiebre cuando se encuentra por encima de 38 grados.

Este aumento podría ser, en algunos casos, calor por exceso de ropa. Sin embargo, también podemos estar en presencia del inicio de alguna dolencia, en la peor de las situaciones.

Esta elevación de temperatura corporal podría presentarse en horas de la noche o un día festivo, cuando muchas veces se hace imposible salir de casa para acudir al especialista. Es allí entonces cuando debes aplicar estos útiles trucos para bajar la fiebre en bebés. 

Recuerda, por supuesto, que esto es solo un paliativo para solucionar la situación en el momento. Si el cuadro persiste, no dejes de visitar al pediatra en cuanto sea posible.



Trucos que puedes emplear para bajar la fiebre en bebés

Los consejos que ofrecemos a continuación son útiles para aplicar de forma momentánea. Si bien algunos de ellos pueden ser recomendados incluso por los pediatras, no sustituyen nunca el tratamiento de la causa (cuando este sea necesario).

Además es importante saber que en el caso de los bebés menores de 3 meses hay que acudir sin demora a un centro de salud. 

Mantener el cuerpo del bebé ventilado

No debemos tener a nuestro bebé demasiado abrigado, ya que esto contribuye a que se eleve aún más la temperatura corporal. Cuando presente fiebre o quebranto, debemos optar por prendas de vestir confeccionadas con algodón, ya que favorecen la transpiración y son mucho más frescas.

La fiebrefobia se potencia cuando se trata de bebés pequeños.

No bañarlo con agua fría

Muchas madres incurren en el error de duchar al niño con agua muy fría cuando tiene fiebre. Desconocen, de esta manera, que esto podría empeorar el cuadro febril.

Lo que se recomienda es hacerlo con agua a temperatura ambiente, o incluso algo tibia. Los choques bruscos de temperatura no son recomendables para nadie, mucho menos para un bebé.

Más trucos para bajar la fiebre en bebés: aplicar compresas

Este truco ha pasado de generación en generación. Las compresas resultan muy eficaces a la hora de bajar la temperatura. Estas deben estar impregnadas de agua fría, mas no helada, y hay que colocarlas en sitios estratégicos. Por ejemplo: la frente, las plantas de los pies, las palmas de las manos o la parte posterior del cuello.

La aplicación de todo tipo de compresas o cataplasmas fríos debe hacerse con cuidado y no muy seguido. Una bajada muy brusca de la temperatura podría causar un efecto rebote y empeorar la situación. Las friegas con alcohol no son una buena opción.

“Si notas que en algún momento, a pesar de haber aplicado todos los trucos para bajar la fiebre en bebés, esta se incrementa y se posiciona en los 39°C, debes acudir inmediatamente a un centro de salud”

Hidratar al bebé

Es de suma importancia mantener al bebé ingiriendo líquido constantemente, ya que cuando se presenta un aumento de temperatura corporal, el niño tiende a perder agua por medio de la excesiva transpiración que experimenta su cuerpo.

Hay que evitar a toda costa la deshidratación. Para ello, podemos ofrecerle agua, un suero adecuado, caldos, sopas o jugos de frutas naturales. Se deben ofrecer según su edad y los alimentos ya introducidos de forma previa. En los más pequeños se sigue ofreciendo la leche materna o de sustitución.

Cataplasmas de café

Estas cataplasmas se pueden colocar con toda confianza. El café debe estar molido y mojado y las utilizarás tal cual como a las compresas frías. No obstante, en este caso solo se colocan en los pies y en las palmas de las manos.

Rodajas de patata cruda

Al igual que las compresas frías, estas resultan igual o mejores a la hora de bajar la temperatura corporal en los bebés. Como las cataplasmas de café, puedes colocarlas en las plantas de los pies y palmas de las manos.

Algunas enfermedades son las causas de que se tengan niños que roncan.

Ventilación controlada del espacio

Cuando el bebé se encuentra con alta temperatura corporal, debemos mantenerlo en una habitación aireada, pero no con corrientes de aire frías y fuertes. Se debe procurar que permanezca acostado y muy tranquilo para evitar agitaciones en exceso, con la finalidad de que baje la fiebre.



Qué más debes saber sobre los trucos para bajar la fiebre en bebés

El monitoreo de la temperatura se debe hacer en un lapso no mayor a los 30 minutos entre una toma y otra. Si notas que en algún momento, a pesar de haber aplicado todos los trucos para bajar la fiebre en bebés, esta se incrementa y se posiciona en los 38,5 o 39 grados centígrados, debes acudir inmediatamente a un centro de salud.

Además de acuerdo con la Asociación Española de Pediatría, es aconsejable hacerlo si notas que tu bebé está aletargado o presenta alguno de estos señales:

  • Manchas en la piel de color rojo oscuro o morado que no desaparecen al estirar la piel del contorno.
  • Llanto excesivo y dificil de calmar, irritabilidad, decaimiento.
  • Rigidez en el cuello.
  • Dificultad para respirar (silbidos, respiración rápida, agitada…).
  • Vómitos o diarrea persistentes o abundantes que pueden causar deshidratación (ojos hundidos, lengua seca, falta de saliva).
  • Orina escasa o falta de orina.
  • Convulsiones o pérdida de conocimiento.

Nunca tengas como opción automedicar a tu bebé. Si bien puedes aplicar estos trucos naturales como paliativos, no consideres esta opción con los medicamentos que tienes en casa. Es mejor siempre que un especialista determine qué es lo correcto a suministrar en cada caso.

Te podría interesar...
La convulsión febril: cómo actuar
Eres Mamá
Leerlo en Eres Mamá
La convulsión febril: cómo actuar

La convulsión febril es una complicación repentina en el organismo, causada por una serie de impulsos eléctricos en el cerebro que no tienen explic...



  • Ares Álvarez J, Morillo Gutiérrez B. Fiebre sin foco. Revista Pediatría Atención Primaria. Supl. 2021 (30): 19-28.
  • Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria. Acerca de la fiebre de vuestros hijos.
  • Asociación Española de Pediatría. La fiebre representa el motivo más frecuente de consulta en urgencias pediátricas (nota de prensa). Junio 2012.