7 recetas frías para niños

En la época de las altas temperaturas, sin duda, resulta muy beneficioso evitar el calor de los hornos y las hornillas.
7 recetas frías para niños
Saúl Sánchez Arias

Escrito y verificado por el nutricionista Saúl Sánchez Arias.

Última actualización: 15 marzo, 2022

Las recetas frías son un comodín imprescindible en la cocina. Estas resultan adecuadas para llevarlas como merienda a la escuela, a un picnic o para disfrutar en casa, especialmente durante el verano.

Las ensaladas, las sopas, las cremas y los sándwiches fríos son opciones saludables que aportan nutrientes que los niños necesitan para crecer sanos. Las recetas frías favorecen la autonomía del niño a la hora de comer, sin exponerlos al riesgo de quemaduras.

Recetas frías para  niños

1. Recetas frías para el calor: gazpacho

Puede prepararse de la forma tradicional (solamente con verduras) o con frutas. A continuación te presentamos la receta básica.

Se trata de una receta que ofrece una gran cantidad de antioxidantes. Estos nutrientes se encargan de luchar contra la producción de radicales libres y contra el estrés oxidativo tal y como afirma un artículo publicado en la revista “Vascular Pharmacology”. Por este motivo resultan imprescindibles para prevenir el desarrollo de enfermedades a medio y largo plazo.

Ingredientes

  • 1 pepino.
  • Sal al gusto.
  • ½ kilo tomates.
  • 1 pimiento verde.
  • 1 diente de ajo.
  • 50 mililitros de vinagre.
  • 250 mililitros de agua.
  • 250 mililitros de aceite de oliva.
Recetas frías para niños

Preparación

  • Para preparar el gazpacho debes picar en trozos pequeños el pepino, el pimiento, el ajo y los tomates. Luego, deposítalos en el recipiente de la licuadora junto con los demás ingredientes. Tritúralos todos hasta obtener una mezcla homogénea.
  • Una vez lista la mezcla, debes pasarla por un colador fino para separar los restos de semillas y cáscaras del líquido. Lleva el gazpacho a refrigeración y sirve cuando lo desees.

Una opción muy refrescante y que también les agrada mucho a los niños es agregarle ½ kilo de fresas a los ingredientes antes de licuar todo. También pueden sustituirse las fresas por sandía, cerezas o melocotón. Este gazpacho tendrá un sabor agridulce. Muy refrescante para el calor.

2. Ensalada griega

La cocina internacional ofrece posibilidades que se adaptan muy bien a nuestra mesa. Un ejemplo de ello es la ensalada griega. Al tiempo que se nutren, los niños apreciarán otras culturas a la hora de cocinar.

Ingredientes

  • 4 tomates.
  • 1 cebolla.
  • 1 pepino.
  • 125 gramos de queso feta.
  • 1 taza de aceitunas negras.
  • 2 cucharadas de alcaparras.
  • Aceite de oliva, orégano y sal al gusto.

Preparación

  • Para empezar lava y corta en trozos pequeños las verduras: tomates, cebolla y pepino pelado. Añade los vegetales en un bol grande junto con el queso feta cortado en dados.
  • Pica las aceitunas y viértelas junto los demás ingredientes. Agrega las alcaparras, sazona al gusto y ya está a punto para servir. Se puede preparar con un poco de antelación, pero reserva el aliño para el último momento.


3. Ensalada caprese

La ensalada caprese es una excelente opción para los niños ya que resulta mucho más atractiva que las ensaladas verdes. En especial porque contiene queso y tomate, dos ingredientes con un sabor suave y delicioso.

Gracias a su aporte de lácteos resulta una opción fundamental para completar el aporte proteico y de calcio. Este mineral es importante para garantizar una buen densidad ósea, según un estudio publicado en la revista “Nutrients”.

Ingredientes

  • 2 tomates grandes.
  • 2 bolas de queso mozzarella (con leche de vaca o de búfala).
  • Hojas de albahaca y rúcula.
  • Aceite de oliva y sal.

Preparación

  • Limpia los tomates y córtalos en rodajas, junto con el queso.
  • Disponlos en un plato o ensaladera intercalando ambos ingredientes o colocando uno encima del otro.
  • Sazona con el aceite y una pizca de sal. Decora con las hojas de albahaca y rúcula lavadas. Esta última puedes obviarla si a los pequeños no les gusta el sabor amargo.

Su presentación puede ser mucho más divertida si, por ejemplo, le damos forma al queso. Estrellas, animales, dinosaurios, etcétera.

4. Sándwich de atún

Un sándwich de atún es rico, saludable, nutritivo y práctico. Además, resulta muy útil ya que permite incorporar pescado a la dieta de los niños. Se prepara en pocos minutos y se puede disfrutar en cualquier lugar.

Ingredientes

  • 1 huevo.
  • Un tomate.
  • 1 ó 2 hojas de lechuga.
  • Pan de sándwich.
  • 1 lata de atún natural.
  • Una cucharada de mayonesa.
  • 1 cucharada de kétchup.

Preparación

  • Pica el huevo duro en rodajas.
  • Prepara la salsa rosa con la mayonesa y el kétchup.
  • Mezcla el atún con la salsa.
  • Unta una buena capa de la pasta sobre una de las rebanadas de pan.
  • Agrega el huevo duro picado.
  • Cubre con una hoja de lechuga y las rodajas de tomate que desees.
  • Cierra el sándwich con la otra rebanada de pan y disfruta.
Recetas frías para niños

5. Cóctel de gambas

Si bien para preparar este plato hace falta cocinar a fuego las gambas, solo se necesitan 2 minutos de hervor. Luego, el resto del proceso continúa en frío, tanto en la elaboración como en la presentación del producto final a los comensales.

Ingredientes

  • 1/2 lechuga.
  • Sal gruesa al gusto.
  • ½ kilo de gambas.
  • ½ taza de mayonesa.
  • 2 cucharadas de kétchup.

Preparación

  • Cocina durante 2 minutos las gambas (en agua hirviendo con un puñado de sal gruesa).
  • Al finalizar la cocción, pasa las gambas por agua fría. A continuación retira la cabeza y la piel.
  • En un recipiente aparte, mezcla ½ taza de mayonesa y 2 cucharadas de kétchup para obtener la salsa rosa.
  • Agrega las gambas peladas con la salsa rosa.
  • Tapiza con lechuga el fondo y las paredes del recipiente.
  • Añade las gambas y decora al gusto.

6. Más recetas frías para niños: huevos rellenos

Generalmente a los niños les encantan los huevos duros. La receta fría de huevos rellenos permite combinar las bondades del huevo con las del relleno que se elija. Resultará un plato con una presentación muy amigable.

Ingredientes

  • 6 huevos.
  • Una lata de atún.
  • Queso crema o mayonesa.
  • Pimiento en conserva.
  • Tomate o aceitunas para decorar.

Preparación

  • Cocina los huevos en agua hirviendo durante 10 minutos. Pásalos por agua fría, retira la cáscara y córtalos a la mitad.
  • Separa las yemas y déjalas en un recipiente aparte. Con la ayuda de una tenedor cháfalas un poco y mezcla con el atún hasta que se forme un pasta.
  • Se puede agregar unas cucharadas de mayonesa o queso crema.
  • Rellena las claras con esta pasta.
  • Decora con aceitunas, o con trocitos de tomate o pimiento.

7. Ensalada de lentejas

Una combinación perfecta de verduras y legumbres y una forma fresca de añadir este último grupo de alimentos en la alimentación infantil. Pueden sustituir de forma habitual las fuentes de proteína animal, sobre todo si se combinan con frutos secos, semillas, cereales o un poco de queso.

Ingredientes

  • 400 gramos de lentejas cocidas.
  • 2 zanahorias.
  • Medio pimiento rojo.
  • Un bote pequeño de maíz dulce.
  • 2 aguacates pequeños.
  • 2 cucharadas soperas de semillas de calabaza.
  • Aceite de oliva y sal.

Preparación

  • Para empezar colar y enjuagar un poco las lentejas. Verter en un bol grande.
  • Pelar y rallar las zanahorias. Lavar el pimiento y cortar en cubos pequeños.
  • Retirar la piel de los aguacates, cortar y rociar con un poco de zumo de limón para evitar que se vuelvan negros.
  • Colar el maíz y agregar todos los ingredientes en el bol con las lentejas. Mezclar bien.
  • Sazonar con aceite de oliva y sal. Si se desea se puede agregar un poco de vinagre. Decorar por encima con las semillas y ya está a punto para degustar.

¿Os gusta el aguacate? Prueba estas 3 recetas deliciosas


Incluye recetas frías con abundantes vegetales

Existen muchas otras recetas frías que podemos preparar para compartir con nuestros hijos. Todo se trata de tener creatividad. Recuerda añadir productos de origen vegetal a este tipo de preparaciones para de este modo mejorar su aporte de vitaminas y de antioxidantes.

Te podría interesar...
Recetas divertidas para que tu hijo coma verduras
Eres Mamá
Leerlo en Eres Mamá
Recetas divertidas para que tu hijo coma verduras

Recetas divertidas para que tu hijo coma verduras hay por doquier. Por eso, en vez de “tirar” los vegetales encima del plato haz caritas felices



  • Siti HN., Kamisah Y., Kamsiah J., The role of oxidative stress, antioxidants and vascula inflammation in cardiovascular disease. Vascul Pharmacol, 2015. 71: 40-56.
  • Vannuci L., Fossi C., Quattrini S., Guasti L., et al., Calcium intake in bone health: a focus on calcium rich mineral Waters. Nutrients, 2018.