La importancia de las legumbres en la dieta infantil

2 abril, 2020
Este artículo fue redactado y avalado por el nutricionista Saúl Sánchez Arias
Las legumbres son ricas en fibra, nutriente esencial para garantizar la correcta salud intestinal.

Consumir legumbres todas las semanas es básico para mantener una dieta equilibrada. Pero a los niños y las niñas no les suelen gustar y seguro que tienes problemas cuando se las pones para comer. Seguro que más de una vez tus hijos se han quejado de que prepares lentejas o garbanzos.

Pero las legumbres son uno de los alimentos básicos de la dieta mediterránea. Son ricas en hierro, en vitaminas, en hidratos de carbono de absorción lenta, en fibra y en proteínas. Además también aportan calcio y ácido fólico.

Los niños siempre están en constante actividad y las legumbres son un buen alimento ya que les ayudará a cubrir sus necesidades diarias.

legumbres

Las legumbres en la dieta

Debido al ritmo tan rápido que llevamos en la vida diaria, solemos abusar en las comidas de las proteínas animales. Nuestros hijos suelen tomar mucha carne, alimentos ricos en hidratos de carbono como pasta y arroz y muchos dulces.

Muchas veces, quizás porque sabemos que no les suelen gustar, no les solemos dar a nuestros hijos legumbres. Pero no nos tenemos que olvidar que estos productos son importantes para una alimentación sana y equilibrada y no tenemos que cometer el error de olvidarnos de ellas.

Muchos pediatras y nutricionistas recomiendan tomarlas como mínimo dos veces a la semana. Incluso también recomiendan si es posible consumir legumbres de tres a cuatro veces a la semana.

No lo dudes e incluye las legumbres en el menú familiar semanal. Su consumo nos ayuda a completar un dieta sana y equilibrada y pueden ayudan a prevenir enfermedades tan importantes como la diabetes. También incluirlas en la dieta ayuda a prevenir la obesidad infantil.

Las legumbres que consumimos normalmente son las lentejas, las judías y los garbanzos. De hecho son alimentos básicos en la dieta y están presentes en platos tradicionales como la fabada asturiana o las lentejas con chorizo.

Beneficios de las legumbres

Entre los numerosos beneficios que aportan hay que destacar  que son una buena fuente de proteínas. Sin embargo, al ser carentes en aminoácidos esenciales, es necesario consumirlas junto a cereales para obtener un nutriente de alto valor biológico.

Estas combinaciones de legumbres y cereales se pueden encontrar en muchos platos tradicionales de la dieta mediterránea como las lentejas estofadas con arroz o el  cocido madrileño que combina los garbanzos con los fideos.

Otro de sus beneficios es que son bajas en grasa pero ricas en minerales y vitamina B. También son alimentos que aportan mucho hierro, que es muy importante para la alimentación de los niños. Las legumbres son un producto estupendo para prevenir o tratar la anemia, según un estudio publicado en la revista «Trials».

Las legumbres aportan mucha fibra a nuestra dieta lo que es muy importante para niños con problemas de estreñimiento. Comer dos veces a la semana legumbres nos garantiza un buen funcionamiento de nuestro sistema digestivo y de nuestros hijos. Además el consumo de fibra se relaciona con la prevención de enfermedades cardiovasculares a medio y largo plazo, según un artículo publicado en la revista «The Cochrane Database of Systematic Reviews».

legumbres

¡Consume legumbres con más frecuencia!

En cuanto comienza la época de frío las legumbres se convierten en un alimento fundamental. No solo por sus amplias características nutricionales sino también por la variedad de platos que podemos preparar.

Platos tradicionales de cuchara como la fabada asturiana, el cocido madrileño o las fabes con almejas se incorporarán perfectamente a tu rutina semanal. Pero también podemos echar a volar la imaginación y ofrecerles ensaladas de alubias, purés de legumbres, hamburguesas de lentejas, sopa de fideos con garbanzos o alubias o arroz con frijoles.

No solo son son un alimento muy completo de cara a las estaciones de frío sino que también se pueden combinar en frescas ensaladas para los meses de calor. Comer de dos a cuatro veces legumbres es muy recomendable para todos los niños y seguro que les ayudará a mantener una dieta equilibrada y saludable.

Recuerda que para hacer más sana tu dieta resulta imprescindible que reduzcas tu consumo de alimentos procesados y aumentes la ingesta de frescos. Las legumbres se engloban dentro de este último grupo.

 

 

  • Yunus FM., Jalal C., Afsana K., Podder R., et al., Iron fortified lentils to improve iron (Fe) status among adolescent girls in bangladesh - study protocol for a double blind community based randomized controlled trial. Trials, 2019. 20 (1): 251.
  • Hartley L., May MD., Loveman E., Colquitt JL., Rees K., Dietary fibre for the primary prevention of cardiovascular disease. Cochrane Database Syst Rev, 2016.