3 recetas bajas en grasas para el posparto que debes probar

Mervis Romero · 21 julio, 2018
Estas recetas aprovechan la grasa natural de los alimentos y la distribuyen, de manera proporcional, para conseguir el aprovechamiento de los nutrientes por encima de todo. 

Durante el posparto debes llevar una dieta que te nutra, sacie y, sobre todo, te brinde las energías necesarias para realizar todas tus actividades diarias. Por supuesto, te interesa que esta dieta te ayude a conseguir una buena figura así que vamos a brindarte algunas recomendaciones para que lo consigas así como unas recetas bajas en grasas para el posparto.

Los alimentos que van a favorecerte más serán los pescados, las carnes magras, los vegetales y algunas frutas en particular. Por supuesto, no se excluyen del todo los productos lácteos. Cabe destacar que se puede acompañar las comidas diurnas por unos deliciosos licuados, para favorecer el consumo de frutas.

¿Qué necesitas en tu dieta?

Los alimentos que debes incluir en tu dieta deben contener ciertas cantidades de nutrientes, destacan sobre todo las proteínas y las vitaminas, ya que estas ayudan a fortalecer el sistema inmunitario y, por ende, brindan bienestar tanto a corto como a largo plazo.

Por supuesto, no hay que dejar de lado aquellos alimentos ricos en fibra y minerales esenciales como: el calcio, el hierro, el fósforo, el magnesio, el zinc, entre otros.

1. Frutas frescas

Las frutas de temporada son una excelente forma de obtener la fibra que el organismo necesita para nutrirse y funcionar correctamente. Por supuesto, también son muy refrescantes cuando las consumimos frescas tanto enteras como en batidos y ensaladas.

2. Vegetales

La mayoría de los vegetales tienen un alto contenido de fibra, vitaminas y minerales. Por ello, conviene incorporarlos en tus recetas bajas en grasas para el posparto. La variedad es amplia y esto facilita mucho la elaboración de recetas saladas para cualquier momento del día.

Las Recetas bajas en grasas para el posparto.

3. Proteínas y productos lácteos

Las carnes magras, el pescado, el pavo y el pollo (sin piel) son alimentos bajos en grasa con un gran aporte proteico. Por eso, entre tus recetas bajas en grasas para el posparto, es conveniente que incluyas algunos de ellos. Puedes mezclarlos con unos ricos frutos secos y con guarniciones pequeñas de carbohidratos (arroz, pasta, pan, etcétera) para obtener energías.

Los lácteos más recomendables son aquellos que están elaborados con leche desnatada o descremadas, ya que son los más bajos en grasas. En este sentido, los yogures sin azúcar son excelentes aliados tanto para alimentarte.

Recetas bajas en grasas para el posparto

Las recetas bajas en grasas para el posparto son todas aquellas que no favorecen el aumento del colesterol malo (LDL) ni se basan en la preparación frita para conseguir un buen sabor. A continuación te damos algunas ideas que pueden servirte tanto para un almuerzo como para una cena.

Salmón con hortalizas y fideos

Ingredientes

  • 75 gramos de salmón.
  • 50 gramos de fideos.
  • 40 gramos de zanahoria.
  • 75 gramos de calabacín.
  • 65 gramos de coliflor.
  • 40 gramos de judías verdes.
  • 2 cucharadas de salsa de soja.
  • Condimentos: sal y pimienta, aceite de oliva al gusto.

Preparación

  • Colocar en un recipiente el salmón cortado en cuadritos y le añades la salsa de soja.
  • Déjalo que se macere alrededor de 15 minutos aproximadamente.
  • Es importante que retires la piel y las espinas del pescado antes de preparar.
  • Seguidamente, coloca a calentar en una olla abundante agua y un poco de sal, y al hervir agregas los fideos. Cuando ya esté listos, los escurres y los colocas en un recipiente.
  • Posteriormente, separa el coliflor, en ramilletes pequeñitos, corta el calabacín, la zanahoria y las judías.
  • Coloca un poco de aceite de oliva en un sartén y agregas las verduras junto con el salmón para que se vayan cocinando.
  • Por último, sirve los fideos y encima añades el salmón. 

Crema de espárragos

Ingredientes

  • 1 huevo.
  • 100 gramos de espárragos blancos.
  • 2 cucharadas de aceite de oliva.
  • 100 mililitros de leche desnatada.
  • 100 gramos de espárragos verdes.
  • Condimentos: sal y pimienta negra (al gusto).

Preparación

  • Hierve en una olla los espárragos blancos y en otro recipiente los verdes, hasta que estén tiernos. Luego, pones a hervir el huevo durante 10 minutos.
  • Cuando ya esté cocido el huevo, lo pasas por abundante agua fría y empieza a pelarlo. Seguidamente, córtalo en rodajas finas.
  • Calienta un poco la leche en el microondas. Ahora pon a licuar los espárragos blancos y le agregas la aceite de oliva y la leche hasta que quede una crema.
  • Por último, agrégale a la crema los espárragos verdes y el huevo.
Recetas bajas en grasas para el posparto.

Pescado al horno

Ingredientes

  • 1 cebolla.
  • 2 patatas medianas.
  • 200 gramos de brócoli.
  • 2 filetes de pescado.
  • 1 copa de vino blanco.
  • Aceite de oliva (al gusto)
  • Condimentos: jitomate, sal y pimienta (al gusto).

Preparación

  • Coloca en una bandeja las papas cortadas en rodajas finas, y añades otra capa con el brócoli y la cebolla. Luego, agregas un poco de aceite de oliva, sal y pimienta y lo introduces al horno durante 30 minutos.
  • Transcurrido ese tiempo, retiras la bandeja y añades una capa con los filete de pescado, le agregas aceite de oliva y un poco de vino.
  • Posteriormente, lo introduces nuevamente al horno y lo dejas 20 minutos más hasta que que el pescado esté tierno.

Conclusiones

Las comidas que te presentamos no están exentas de buen sabor ni de un buen aspecto, así que te sentirás bajo un ‘régimen’. En su lugar, aprenderás a alimentarte de una forma sana y agradable. Por supuesto, mientras lo haces puedes permitirte algunas licencias ocasionales, como un pequeño postre o algún otro capricho por el estilo.

Aprovecha las recetas bajas en grasas para el posparto para comenzar a buscar o crear otras alternativas sanas y fáciles; te aseguramos que vale la pena ampliar el menú. Poco a poco, conseguirás bajar esos kilos que ganaste durante el embarazo. ¡Anímate a comer sano y verás cuántos beneficios obtendrás!