¿Cómo debe ser una dieta postparto?

Mervis Romero · 13 julio, 2018
Luego de nacer tu hermoso bebé, de seguro has notado que te han quedado algunos kilos. Si deseas bajarlo de una manera sencilla y rápida, existe una dieta postparto que te ayudará en gran manera.

Cuando das a luz, te gustaría tener la misma figura que tenías antes del embarazo. Sin embargo, sabes que esto no es posible, por lo que piensas rápidamente en una dieta postparto. Te contamos todo lo que debes saber sobre ella.

En primer lugar, vale la pena aclarar lo que es una muy buena noticia. Luego del parto, ya habrás perdido de 6 a 7 kilos.

Podrías preguntarte “¿Cómo he adelgazado esa cantidad de kilos?”; pues bien, 3 o 4 kilos son por el bebé, un kilo corresponde a la placenta, un kilo y medio al útero y, finalmente, se expulsan otros 2 litros aproximados de líquido amniótico.

Alimentos permitidos en la dieta postparto

Los alimentos que debes consumir en esta fase de tu vida son los que aportan múltiples vitaminas y minerales. Entre estos, se encuentran:

Ricos en Magnesio

Cuando se tiene déficit de magnesio, es posible presentar debilidad y cansancio. Por ello, los alimentos ricos en magnesio que puedes consumir son: espárragos, semillas de auyama o girasol, espinacas y frutos secos.

Ácido Fólico

Con el propósito de mantener en óptimo estado tus reservas, debes incluir en tu dieta postparto alimentos con alto contenido de ácido fólico. Entre ellos, se encuentran los frijoles, las habichuelas, el brócoli, la lechuga, las nueces o almendras, el plátano, la naranja, la lechosa y las uvas y fresas.

Alimentos con hierro

¿Recuerdas que durante el embarazo consumías muchos suplementos de hierro? Seguramente lo hacías con el propósito de evitar la anemia.

En efecto, después de dar a luz se requiere que refuerces ese mineral. Por lo tanto, debes introducir alimentos con suficiente hierro. Entre estos, encontramos: las carnes rojas, los berros, las acelgas, los guisantes, la avena, el arroz, el pan, los garbanzos y las lentejas.

Las lentejas aportan gran cantidad de hierro al organismo.

Calcio

A fin de que evites la desmineralización y produzcas suficiente leche, debes tomar suficientes productos lácteos, tales como la leche, los quesos poco maduros, el yogurt descremado y los purés y las cremas elaborados con leche y bechamel.

Menú de la dieta postparto

Para que se te haga más fácil cumplir con esta alimentación, a continuación se muestran dos menús de ejemplos:

Primer menú

  • Desayuno: dos rebanadas de pan con mermelada, un vaso de leche descremada o una porción de cereales con leche.
  • Merienda: una ración de frutas y dos lonjas de jamón de pavo.
  • Almuerzo: un consomé desgrasado y una porción de puré de auyama o papa. También puedes comer una ración de carne magra o pescado y una porción de frutas.
  • Merienda: una taza de ensalada de frutas.
  • Cena: una fruta y una porción de pollo con una papa al horno o un plato de sopa de verduras.

Segundo menú

  • Desayuno: un vaso de leche descremada, una ración de cereales, un jugo de naranjas.
  • Merienda: dos rebanadas de pan integral con mermelada y un yogurt descremado.
  • Almuerzo: una ración de carne magra o pescado con una porción de arroz o pasta integral. Otra opción sería una ensalada de vegetales variados o verduras salteadas con un poquito de aceite de oliva. Como postre, un yogurt descremado o una porción de frutas.
  • Merienda: galletas integrales y una fruta.
  • Cena: una crema de verduras, o bien puede ser una tortilla de verduras con fiambre de pollo o atún natural.  Como postre, puede ser una fruta o un yogurt descremado.
  • Antes de acostarse: Una ración de cereales y un vaso de leche descremada.

“Debes incluir en tu dieta postparto alimentos con alto contenido de ácido fólico. Entre ellos, se encuentran los frijoles, las habichuelas, el brócoli y la lechuga”

Consejos al seguir una dieta postparto

Para garantizar la eficacia de la dieta postparto —la cual, por cierto, debes solicitar a tu nutricionista de confianza—, debes tomar en cuenta los siguientes consejos:

  • Tienes que incluir en la dieta cinco porciones de frutas y verduras al día. Todas estas le van a aportar a tu organismo vitaminas, minerales y antioxidantes.
  • Repartir las comidas en cinco cada jornada: desayuno, merienda, almuerzo, merienda y cena.
  • No debes saltar las comidas.
  • Ingiere suficiente agua; aproximadamente 2 litros.
  • Reduce los productos azucarados, como el chocolate, los dulces, las tortas y las bollerías.
  • Evita los refrescos azucarados.
  • Consumir todas las carnes blancas sin la piel.
El pollo y las verduras son fundamentales en la dieta postparto.

  • Incorporar diariamente a tu dieta pescado, ya que tiene abundantes proteínas.
  • Practica ejercicio todos los días; lo más práctico es caminar. Esto te ayudará a perder peso y, además, a tener más energía para cuidar a tu bebé.
  • Limita aquellos alimentos que son ricos en grasa, sobre todo los que tienen grasa saturada como carnes rojas y embutidos, además de las grasas que se añaden a los alimentos como frituras, salsas, mantequillas y aceites.
  • Consume los lácteos siempre descremados para disminuir la ingesta de grasas.
  • Reduce el consumo de sodio, como la sal o las comidas en latas o bolsas.
  • Evita la cafeína, las bebidas alcohólicas y las carbonatadas.
  • Puedes tomar un suplemento de vitaminas y minerales.

En conclusión, la dieta postparto te garantiza una buena alimentación sana y muy equilibrada. Por todo lo que comentamos antes, al hacerla, estarás cuidando de ti misma y de tu bebé.