¿Cuándo empezar la dieta después de dar a luz?

Después de dar a luz, muchas madres suelen despreocuparse por cuidar los alimentos que ingieren, Este es un gran error: durante la lactancia, todavía es necesario cumplir ciertas pautas. ¿Se puede hacer dieta después de dar a luz?

Muchas mujeres sufren por haber perdido la silueta durante el embarazo y no pueden esperar a comenzar a trabajar para recuperarla. Es entonces cuando surgen los cuestionamientos sobre los plazos; descubramos desde qué momento es apropiado comenzar la dieta después de dar a luz.

Luego de nueve meses de hábitos alimenticios especiales, las madres suelen preguntarse qué deben comer después del parto. Puede haber dos motivaciones para ello: querer comenzar un régimen para perder los kilos ganados o, por el contrario, retornar a la alimentación que se tenía antes, que puede haber sido saludable o no.

Sin embargo, la mala noticia para ellas es que durante los primeros seis meses tras el parto también hay necesidades nutricionales específicas. Las describiremos a continuación.

La dieta después del parto

La alimentación de la madre en los meses posteriores al nacimiento de su bebé tiene algunos requisitos indispensables. Los más importantes son:

Consumo de calcio

Por la lactancia, la mujer pierde cantidades significativas de este mineral. Por lo tanto, deberá compensar este déficit a través de los alimentos que ingiera. Pueden ayudar los lácteos como la leche, el queso y el yogur. Además, la vitamina D facilita su absorción.

Incorporación de hierro

Otro mineral del que puede haber carencia. El bebé toma hierro de la sangre de la madre durante su crecimiento en el útero. Por ese motivo, es primordial que la mamá lo incorpore a través de ciertos alimentos.

El hierro puede encontrarse en carnes rojas, frutas, cereales y legumbres. Debe ir acompañado del consumo de vitamina C, que favorece su absorción.

Hidratación adecuada

En una etapa en la que el cuerpo se dedica en gran parte a producir leche para amamantar al bebé, es necesario proveerle con líquidos para que reponga estos gastos. Son fundamentales el agua, los jugos naturales bajos en azúcar y las aguas de hierbas.

Llevar una dieta después de dar a luz permite recuperar la figura perdida con el embarazo.

De la misma manera, el consumo de frutas y verduras contribuirá en este sentido. Además, estas son muy importantes porque proveen gran cantidad de vitaminas y minerales esenciales para el organismo de la mamá y del bebé; hay que recordar que este se alimenta a través de lo que la madre come.

¿Cuándo comenzar la dieta después de dar a luz?

Como habráis notado, la dieta después de dar a luz debe contemplar tanto las necesidades de la flamante mamá como las del bebé.

Por lo tanto, es recomendable seguir la dieta recomendada por los profesionales a cargo de la atención de ambos; de este modo nos aseguraréis de que no falte nada.

Si lo que se busca es adelgazar los kilos de más que dejó el embarazo, no hay nada que lo impida. Simplemente, hay que tener en mente que no pueden faltar los nutrientes esenciales que aquí nombramos.

La dieta después de dar a luz debería comenzar aproximadamente a partir del segundo mes. Si se empieza antes, el déficit calórico podría frenar la recuperación del cuerpo tras todo el esfuerzo realizado. La madre, en tanto, sentiría falta de energías y malestar.

Además, ya es buen momento de que la madre comience a hacer actividad física; esta será el complemento indispensable para una pérdida de peso gradual, saludable y llevadera. Si bien al principio será necesario regular las exigencias, con el paso del tiempo su cuerpo responderá mejor y será capaz de recuperar la forma que tenía antes.

“La dieta después de dar a luz debe contemplar tanto las necesidades de la flamante mamá como las del bebé. Esta debería comenzar aproximadamente a partir del segundo mes”.

Comidas a evitar

Si, en cambio, la única intención de la mamá es volver a comer ciertos alimentos que le agradaban pero no eran recomendables para la gestación, sí hay algunas limitaciones.

Por ejemplo, es menester evitar aquellos alimentos que aporten grasas saturadas, harinas refinadas y azúcar. De ser consumidos, debe ser bajo aprobación médica y siempre con moderación.

La dieta después de dar a luz debe contemplar las necesidades de la madre y su bebé.

Asimismo, es recomendable no ingerir bebidas alcohólicas, ya que están pasarán al bebé a través de la leche. Del mismo modo, tampoco es aconsejable excederse con la cantidad de comidas, dado que el sistema digestivo todavía está algo vulnerable y esto podría caer mal.

Como recomendación final, debemos apuntar que es mejor comer cada 3 horas por el mismo motivo comentado antes; el sistema digestivo está recuperando sus funciones normales aún. Si hay algún medicamento que la mujer necesite, deberá consultar con el médico para combinarlo con los alimentos adecuados y no causar malestares digestivos.

La dieta después de dar a luz es algo posible y sumamente recomendable, dado que ayudará al bienestar y la autoestima de la mujer. Sin embargo, nunca se deben dejar de lado los requerimientos nutricionales que todavía están presentes en esta etapa.

 

Categorías: Posparto Etiquetas:
Te puede gustar