¿Es recomendable poner manoplas al bebé?

Si bien se suele creer que las manoplas son beneficiosas para los recién nacidos, existen algunas razones que justifican el por qué evitar su uso. Te lo contamos en este artículo.
¿Es recomendable poner manoplas al bebé?
Maria del Carmen Hernandez

Escrito y verificado por la dermatóloga Maria del Carmen Hernandez.

Última actualización: 15 diciembre, 2022

A veces, la preocupación por mantener a los bebés abrigados y cálidos deja de lado las manos y los pies que se mantienen fríos. Por esto, el uso de manoplas suele ser recomendado para prevenirlo. Pero, ¿son realmente útiles para esta etapa del desarrollo? De hecho, algunos médicos pediatras desaconsejan su uso en las edades tempranas.

Causas de las manos frías de los bebés

Las manos de los bebés pueden parecer incluso más frías de lo que realmente están, debido a que las manos del adulto están más calientes. A su vez, existen varias razones por las que el pequeño puede tener sus extremidades frías.

Regulación de la temperatura

Los bebés recién nacidos manejan temperaturas corporales levemente más elevadas que los adultos. No obstante, sus manos, sus brazos, sus piernas y sus pies siempre se encontrarán más frías. Ten en cuenta que su pequeño tamaño les imposibilita poder calentarse o regular su temperatura de manera rápida.

En consecuencia, se deben vestir con una capa más de lo que le resulte cómodo al bebé, incluso en los hogares templados. La temperatura normal del cuerpo de los pequeños se encuentra alrededor de los 97° F, de acuerdo con publicaciones de la American Academy of Pediatrics.

En general, los bebés tienen menor flujo sanguíneo hacia sus extremidades por la ausencia normal de movimiento. Entonces, con el transcurso del tiempo, a medida que comienza a jugar y a estar más despierto, sus manos y sus pies se calentarán más.

Actividad diaria

La actividad rutinaria de los bebés se caracteriza por alimentarse y dormir. Por lo tanto, el niño no se mueve ni realiza esfuerzo durante gran parte del día, lo que es saludable y normal para él.

Circulación sanguínea

La sangre, además de suministrar oxígeno por todo el organismo, también transporta calor. Incluso, los bebés recién nacidos tienen menor cantidad de sangre que llega a las partes más distantes del corazón. Así, la distribución del flujo sanguíneo está concentrada en el desarrollo de los pulmones, el cerebro y diferentes partes del cuerpo, por lo que se limita hacia las manos y los pies.

Fiebre

Cuando los bebés tienen fiebre pueden tener los pies y las manos frías. Esto se debe a que el flujo sanguíneo y el sistema inmune están destinados a combatir los agentes causales de la temperatura elevada.

El uso de las manoplas para las manos frías del bebé

Las manoplas en los bebés contribuyen para que no se arañen la delicada piel con sus uñas filosas. Incluso, se las recomiendan para que no pierdan calor corporal por sus manos y pies fríos.

Beneficios del uso de manoplas en el bebé

De acuerdo con una publicación de la Asociación Española de Pediatría, las manoplas pueden ser útiles los primeros días del neonato para evitar lesionarse con sus propias uñas. No obstante, estas lesiones no son profundas y no revisten gravedad en la piel del recién nacido, por lo que al limar sus uñas de manera periódica, se podrían evitar estos rasguños, según concluye una publicación de la American Academy of Pediatrics.

Entonces, se aconseja limar las uñas del niño durante los primeros días y en especial los bordes. Luego, después del mes, ya se puede utilizar el cortauñas o una tijera de punta roma.

Las manos son el nexo del bebé con el mundo exterior, puesto que proviene de un medio líquido que es completamente diferente. Incluso, el contacto piel con piel es esencial en el vínculo con sus padres.

Desventajas del uso de manoplas en el bebé

Algunos médicos pediatras desaconsejan el uso de manoplas, ya que consideran que brindan más inconvenientes que beneficios. Es decir, que privan de la sensación del contacto directo de los bebés con las cosas del entorno.

Además, las manos juegan un papel importante en la lactancia, por el hecho de que el pequeño tiene la necesidad de palpar el pecho de la madre al amamantar, que estimula la producción de oxitocina y ayuda a la salida de la leche. De hecho, el sentido del tacto, es el primero que se desarrolla en el interior del útero y comienza a funcionar para explorar el mundo al momento de nacer.

Quizás te interese: Piel con piel en una cesárea

Conclusiones sobre el uso de manoplas en el bebé

Las manos de los recién nacidos son su herramienta principal para poder conectarse y experimentar nuevos estímulos y sensaciones del entorno. Por ende, es esencial dejarlas libres para que puedan explorar las diferentes suavidades, las texturas, las sensaciones y las temperaturas. Es decir, se trata de todo un mundo sensorial nuevo.

Luego de unos meses de vida, los bebés tienden a llevar la mano hacia la boca como parte importante de su desarrollo. De hecho, esta fase oral también los ayuda a explorar el nuevo entorno y contexto. Por eso, lo mejor es evitar el uso de manoplas.




El contenido de Eres Mamá es solo para fines educativos e informativos. En ningún momento sustituye el diagnóstico, el consejo o el tratamiento de un profesional. Ante cualquier duda, es recomendable la consulta con un especialista de confianza.