El baño del recién nacido tras la caída del cordón

El baño del recién nacido es una experiencia que causa nerviosismo e interrogantes. A continuación, te contamos algunas claves para disfrutar de este momento.
El baño del recién nacido tras la caída del cordón
Maria del Carmen Hernandez

Escrito y verificado por la dermatóloga Maria del Carmen Hernandez el 11 abril, 2021.

Última actualización: 11 abril, 2021

El baño del recién nacido es uno de los momentos más esperados para los padres. Además, es placentero y relajante para el bebé y afianza el vínculo entre ambos. El objetivo del primer baño del bebé es proporcionar hidratación al estrato córneo de la piel del recién nacido para mantener su integridad, la propiedad de función de barrera y la temperatura corporal.

¿Cuándo realizar el primer baño del recién nacido?

La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda que a los recién nacidos no se les debe dar un baño en las primeras 24 horas, sino esperar hasta que sus signos vitales se estabilicen.

En caso de no ser posible por cuestiones culturales, el baño debe postergarse al menos 6 horas después del nacimiento. Existen diversas posturas sobre si se debe bañar al bebé hasta que se caiga el cordón umbilical o qué método de baño se prefiere.

La Academia Estadounidense de Pediatría concluyó que el baño en tina realizado antes del desprendimiento del cordón umbilical puede dejarlo húmedo y predisponer a desarrollar una infección y retrasar la caída. Por lo tanto, se recomienda un baño de esponja hasta que se desprenda el cordón umbilical.

Padre dando un baño a su recién nacido.

Caída del cordón umbilical

El cordón umbilical posee gran susceptibilidad a la colonización bacteriana y puede funcionar como puerta de entrada de bacterias en la circulación sistémica. La Organización Mundial de la Salud recomienda el cuidado del cordón seco como método de elección.

El cordón umbilical debe mantenerse al descubierto y expuesto al aire o, en caso de estar cubierto, con alguna prenda de vestir limpia. En este sentido, el momento más propicio para el cuidado del cordón umbilical en los bebés es la hora del baño.

Además, en aquellos casos en los que se contamina con heces u orina, debe lavarse con agua esterilizada y jabón para luego secarse. El cordón umbilical suele caerse de forma natural entre los 10-14 días de nacer.

Consejos para el baño del recién nacido tras la caída del cordón

Una vez que el ombligo ya no presenta secreción ni sangrado y las posibilidades de desarrollar una infección se reducen, se puede realizar un baño por inmersión.

Productos hipoalergénicos

Los productos que se utilicen deben ser seleccionados de manera cuidadosa, debido a que la piel del recién nacido es más sensible y delicada en comparación con la del adulto. Su capa protectora natural aún no se ha desarrollado por completo.

Los champús o jabones deben ser neutros y no poseer fragancias o alcohol; hasta se puede obviar el uso de estos productos y bañar al neonato tan solo con agua.

Temperatura adecuada del agua

El agua de la bañera no debe ser ni caliente ni fría, sino más bien 35 °C.  Para corroborarlo, se puede utilizar un termómetro o, en el caso de no tener, introducir la mano en el agua o el codo. Antes de llenar la bañera con agua se recomienda limpiarla para evitar contaminantes.

Temperatura ambiente

La temperatura del cuarto de baño o del ambiente en el que se realice el baño es otro punto que hay que considerar. De hecho, la temperatura ambiente debe ser de 22 °C a 25 °C y se deben cerrar las puertas o ventanas para evitar las corrientes de aire. Los humidificadores son una excelente opción para generar un ambiente más acorde y cálido.

Seguridad en el baño

Antes de comenzar con el baño del recién nacido se debe tener todo lo que se va a precisar, preparado al alcance de uno. De más está aclarar que no se debe dejar en ningún momento solo al bebé. Las primeras semanas se recomienda no bañarlo en bañeras grandes, ya que puede resultar peligroso.

Se debe sostener al recién nacido de forma segura y realizar los movimientos de higiene de manera suave y delicada, sin generar fricción. Lo recomendable es que quien lo bañe se retire todo los accesorios que tenga en las manos o antebrazos, es decir, anillos o pulseras. Esto evitará cualquier roce o lesión de ellos con la piel del bebe.

Secado del recién nacido

Recién nacido secándose con una toalla tras el baño.

Una vez concluido el baño, que no debe durar más de 10 minutos, se debe secar al bebé con una toalla de algodón. Los movimientos siempre serán suaves, sin realizar demasiada fricción.

Se debe procurar secar de manera correcta los pliegues como el cuello, las axilas o las ingles, para evitar que se generen patologías producto de la humedad.

El primer baño del recién nacido tras la caída del cordón

No es necesario bañar a los bebés todos los días. De hecho, un paño tibio puede contribuir a mantenerlo limpio entre los baños. El baño del recién nacido es un momento único y especial para afianzar el vínculo entre los padres y el bebé, y es una experiencia de relajación para el recién nacido.

Te podría interesar...
Cuidado de la piel de los bebés
Eres Mamá
Leerlo en Eres Mamá
Cuidado de la piel de los bebés

El cuidado de la piel de los bebés es de suma importancia, ya que todavía no se encuentra desarrollada en su totalidad. Aprende más aquí.



  • Mendes BR, Shimabukuro DM, Uber M, Abagge KT. Critical assessment of the pH of children's soap. J Pediatr (Rio J). 2016 May-Jun;92(3):290-5. doi: 10.1016/j.jped.2015.08.009. Epub 2016 Feb 1. PMID: 26844391.
  • Gözen D, Çaka SY, Beşirik SA, Perk Y. First bathing time of newborn infants after birth: A comparative analysis. J Spec Pediatr Nurs. 2019 Apr;24(2):e12239. doi: 10.1111/jspn.12239. Epub 2019 Mar 19. PMID: 30887671.
  • Nako Y, Harigaya A, Tomomasa T, Morikawa A, Amada M, Kijima C, Tsukagoshi S. Effects of bathing immediately after birth on early neonatal adaptation and morbidity: a prospective randomized comparative study. Pediatr Int. 2000 Oct;42(5):517-22. doi: 10.1046/j.1442-200x.2000.01282.x. PMID: 11059542.