Niños a la carta: ¿es posible?

4 julio, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por la bióloga Olga Carbajo
Las publicaciones recientes hacen creíble que la edición genética de embriones humanos para evitar la trasmisión de enfermedades hereditarias sea una realidad.

Corría en año 2009 cuando una clínica estadounidense ofrecía niños a la carta. Aseguraba que tenía más de una decena de peticiones de padres para seleccionar genéticamente el sexo y el color de ojos y pelo de sus hijos. La técnica utilizada para este fin era el Diagnóstico Genético Preimplantacional (DGP), que hasta entonces solo había sido usado con fines terapéuticos.

¿Cómo se seleccionan los caracteres para crear un bebé a la carta? ¿Esta selección nos convierte es un producto comercial más?. En España, la Ley de reproducción humana asistida de 2006, permite la selección genética de bebes con fines médicos pero prohíbe expresamente la selección del sexo del bebé.

¿Qué son los niños a la carta?

Conviene aclarar que técnicamente podemos realizar una selección previa de caracteres sin que esto suponga un bebé a la carta en sí. Debemos, por tanto, distinguir entre tres técnicas muy diferentes de fecundación in vitro:

  • La donación de gametos, óvulos y espermatozoides, que permite una preselección inicial para descartar la transmisión de enfermedades genéticas.
  • El DGP, en donde el estudio genético se realiza tras la fecundación in vitro a partir del estudio del DNA de una célula del embrión.
  • La edición genética o CRISPR, en sus siglas anglosajonas, que es la técnica que realmente posibilita la creación de un niño a la carta.Niños a la carta: ¿es posible?

¿Qué es la edición genética o CRISPR?

El CRISPR es la técnica que permite, como si de unas tijeras se tratara, cortar literalmente un fragmento de DNA a nuestra elección. Posteriormente, esta secuencia es sustituida por otro gen, en una segunda fase. Fue diseñada por tres equipos de investigación independientes en el año 2005 y su finalidad era la de identificar un gen defectuoso y reparar la mutación genética.

En 2016, la prestigiosa revista de investigación Science plublicó un artículo de las Dras. Charpentier y Doudna, quienes habían logrado refinar la técnica para realizarla con gran precisión y abarataron su coste.

Sin embargo, un estudio posterior, de 2017, demuestra que este tipo de ingeniería genética conlleva la acumulación de otras mutaciones genéticas aleatorias que escapan al control del proceso.

¿Es posible, por tanto, un niño a la carta?

Hace tres años, el Proyecto Genoma Humano culminó la secuenciación de nuestro DNA, y los estudios de investigación genética comenzaron una etapa dorada plagada de ensayos científicos que exploran el mundo de las terapias génicas. Por lo que, ¿qué detiene a los científicos para crear niños a la carta?

Aun no existiendo una legislación única referente a la manipulación genética de embriones con fines reproductivos, tanto la comunidad científica internacional como la legislación individual de cada país es bastante restrictiva al respecto. Haciendo referencia siempre a la implicación moral de modificar en laboratorio las líneas germinales.

En 2015, la revista Nature publicó un artículo del científico chino Junjiu Huang que aseguraba haber manipulado embriones humanos con éxito con fines terapéuticos. Esto suscitó opiniones encontradas dentro de la propia comunidad científica. Marcy Darnovsky, directora ejecutiva de la asociación sin ánimo de lucro del Centro de Géntica y Sociedad en Berkeley, California, escribió:

«Ningún científico tiene la garantía moral para violar la política acordada en contra de la alteración de la línea germinal humana».

– Marcy Darnovsky-

Niños a la carta: ¿es posible?

Las gemelas de He Jiankui: la realidad de los niños a la carta

El pasado diciembre el mundo entero se hizo eco de una noticia aterradora. El genetista chino He Jiankui comunicaba que una mujer china acababa de dar a luz a dos gemelas cuyos embriones había modificado genéticamente mediante CRISPR para hacerlas resistentes al VIH. Y que otra mujer estaba a punto de dar a luz a otro bebé genéticamente modificado.

La comunidad científica internacional se apresuró a condenar las practicas médicas del biólogo Jiankui por alterar la línea germinal sin considerar las consecuencias futuras. El gobierno chino negó la concesión de ningún permiso para la realización de estos experimentos, así como aseguró que la documentación que había presentado el científico había sido falsificada por este.

¿Qué sabemos?

La realidad es que el secretismo envuelve a He Jiankui. A día de hoy está aparentemente retenido por el gobierno chino y nadie puede corroborar que su experimento sea una realidad, ya que los documentos de su estudio son bastantes vagos. A mayores, se desconoce la identidad de las gemelas para su propia protección.

Sin embargo, lo que sí se sabe es que la tecnología actual hace posible que He no sea un farsante más. De hecho, el investigador ruso del instituto Kukakov, Denis Rebrikov, ha solicitado un permiso para la implantación de embriones modificados genéticamente. Por otro lado, la doctora Jennifer Doudna, una de las científicas descubridoras del CRISPR, ha comentado al respeto que «la tecnología aún no está lista.»

  • Universidad de Valencia. (22 noviembre 2016). CRISPR, la revolucionaria técnica de edición de ADN. Recuperado de: www.uv.es
  • Cyranski, D. y Reardon, S. (22 abril de 2015). Chinese scientists genetically modify human embryos [artículo en revista científica]. Recuperado de: www.nature.com
  • Reardon, S. (24 abril 2015). Ethics of embryo editing paper divides scientists [artículo en revista científica]. Recuperado de: www.nature.com
  • El País. (22 marzo 2009). Una clínica de EEUU ofrece niños a la carta. [artículo en periódico]. Recuperado de: www.elpais.com