Principios básicos de la educación basada en competencias

14 junio, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por la maestra Azucena Fernández
Vamos a conocer los principios básicos de una educación basada en competencias.

La educación basada en competencias es capaz de crear personas preparadas para enfrentarse a cualquier reto del futuro. El objetivo fundamental de esta educación es dar a cada alumno la posibilidad de dominar las habilidades necesarias para ser un adulto con éxito.

Los alumnos, así, llegan a controlar objetivos de aprendizaje concretos, tangibles. Es un modelo educativo en el que los alumnos tienen el apoyo individual que necesitan según sus necesidades individuales de aprendizaje. Esta educación tiene algunos principios importantes.

La equidad es lo más importante en la educación basada en competencias

Igualdad no quiere decir dar a cada alumno lo mismo que se le da a todos los demás. Quiere decir dar a cada estudiante lo que necesita para, al final, lograr llegar a la misma meta que los demás.

Este es un principio fundamental de la educación basada en competencias. Se trata de buscar de forma consciente, entender y eliminar los posibles prejuicios escolares. Se enseña a los estudiantes y se los apoya según sus fortalezas y debilidades individuales.Principios básicos de la educación basada en competencias.

La previsión de conseguir logros basados en la cultura, clase social, ingresos familiares o el idioma se elimina por completo en este tipo de educación.

La educación basada en la competencia ayuda a crear una cultura inclusiva en la que todos los estudiantes se sientan seguros y respetados.

Fijar las competencias

Las competencias deben ser definidas de antemano y fijadas como objetivos de aprendizaje para cada estudiante. ¿En qué se basan estas competencias? En vez de limitarse a evaluar los conocimientos teóricos adquiridos, las competencias se centran en la comprensión práctica que un estudiante tiene de la materia.

Estas competencias se pueden basar en:

  • Comprensión de los conceptos clave.
  • Habilidad para aplicar el conocimiento a problemas importantes concretos.
  • Dominio de habilidades relevantes.

La opinión de todo el personal docente es importante para desarrollar ideas sobre qué conocimientos y habilidades son necesarios para determinar el dominio de una materia.

La transparencia y la responsabilidad en la educación basada en competencias

Conocer los objetivos de aprendizaje que se establecen para la clase (y el colegio en su conjunto) es fundamental.  Deben estar presentados de forma clara, tanto para los alumnos como para los padres.

En un sistema educativo basado en competencias, los estudiantes conocen y entienden estas tres cosas cuando comienzan una etapa:

  • Lo que necesitan aprender.
  • Cómo se define la habilidad.
  • Forma de evaluar sus conocimientos.

Cuando cada estudiante tiene la meta final clara en mente, es capaz de asumir más responsabilidad por su propia educación.

Por ejemplo, pensemos en un alumno capaz de entender que necesita utilizar sus conocimientos de matemáticas y aplicarlos para hacer un proyecto concreto, como diseñar un jardín pequeño. Sabe que necesita usar habilidades matemáticas para medir el tamaño del área o determinar cuántas plantas van a caber.

Si el alumno entiende claramente lo que necesita hacer para ser competente y avanzar en la clase, podrá tener más control sobre su educación. Cuando se encuentre con un problema en su proyecto o note que le falte un conocimiento concreto para hacerlo bien, sabrá que necesita ayuda.

Los maestros evalúan el crecimiento y el control de materias

Las evaluaciones que realizan los maestros pueden ser varias. En la enseñanza basada en competencias encontramos algunos tipos de evaluaciones concretas que son especialmente útiles.Principios básicos de la educación basada en competencias.

Evaluaciones Formativas

Estas evaluaciones ayudan a los maestros a determinar dónde se encuentra cada alumnos en el proceso de aprendizaje y ajustar su enseñanza según sea necesario. Dan a los profesores la capacidad de adaptarse en tiempo real e identificar las áreas clave en las que los estudiantes necesitan mejorar.

Evaluaciones Auténticas

Hacer que los estudiantes tomen su conocimiento y lo apliquen a situaciones del mundo real es otra gran manera de demostrar dominio. Además, los alumnos pueden desarrollar habilidades que necesitarán en el futuro.

Las evaluaciones auténticas pueden incluir el uso de conocimientos de inglés para escribir una carta de solicitud de intercambio educativo. También podemos pensar en el uso de un conocimiento en física para diseñar y construir una torre estable con un material concreto.

En definitiva, la educación basada en las competencias ayuda a los alumnos a desarrollar y demostrar dominio sobre un tema. Además, construye una cultura de equidad e inclusión, y prepara a los estudiantes para la vida más allá de las paredes del aula.

  • Vázquez, Yolanda Argudín. (2001). Educación basada en competencias. Educar: revista de educación/nueva época.