Diferencias entre estudiar de memoria y aprender

Corina González · 12 febrero, 2019
La memoria y el aprendizaje significativo van de la mano a la hora de estudiar. ¿Cuál es la mejor opción para retener y analizar la información?.

Aunque no lo parezca, es importante explicarles a nuestros hijos las diferencias entre estudiar de memoria y aprender. La mayoría de los jóvenes piensan que con memorizar una clase es suficiente, ya que eso les asegura obtener buenas calificaciones y consolidar competencias sin saber que, en realidad, cometen un grave error ya que con este método no obtienen ningún aprendizaje significativo.

Asimismo, en los centros educativos es muy frecuente observar que el método de enseñanza por el que se rige el proyecto educativo que se desarrolla es el que se decanta por la acumulación de información y no por el aprendizaje integral. Dicho régimen solo apunta a la memorización de contenidos y deja de lado el razonamiento y la lógica.

Es por ello que la mayoría de los jóvenes memorizan las clases, puesto que es la manera más sencilla de aprobar sus exámenes sin importarles si el contenido ha sido aprendido o no. Los maestros diseñan las evaluaciones de una manera práctica, donde el estudiante solo tiene que escribir textualmente el tema desarrollado y se limita, así, el espacio para la confrontación y el análisis crítico.

Estudiar de memoria y aprender

Para poder entender las diferencias entre estudiar de memoria y aprender, es necesario tomar en cuenta la importancia que poseen ambas opciones y tener presente que las dos están implicadas en el proceso de aprendizaje de nuestros hijos durante todos los niveles educativos que afrontarán. Por ello, vamos a echarle un vistazo a sus características:

Estudiar de memoria

Se trata de memorizar una serie de contenidos o datos de manera superficial. No es necesario analizarlos, comprenderlos o relacionarlos con otras asignaturas o materias. Simplemente basta con retener la información por un corto plazo de tiempo para luego plasmarla en la hoja del examen.Niño estudiando y aprendiendo.

Si bien, al transcurrir algún tiempo, esa información desaparecerá sin que se note, por lo tanto, el estudiante queda sin ningún tipo de aprendizaje y, seguramente, con una buena calificación. Pero este es el método de estudio más aplicado por los chicos en la actualidad.

Se puede decir que la memoria es como un almacén que tiene una gran capacidad para acumular datos y que permite acceder a ellos de una manera sencilla. Esta cuenta con tres secciones que trabajan en conjunto y la ayudan a retener la información. La memoria a largo plazo es aquella que se encarga de guardar mucha información durante un lapso indeterminado de tiempo para luego ser utilizado en el momento que sea necesario. Por lo tanto, con ella se pueden recordar anécdotas, personas, nombres, cantidades, entre otros.

Sin embargo, la memoria de trabajo o a corto plazo es la que solo guardan información por poco tiempo, ya que se es consciente de que será próxima a utilizar y, en la mayoría de los casos, esa información es desechada, por lo cual, el estudiante queda con un vacío disponible para volver a almacenar.

Aprender

Se trata de interiorizar y razonar los contenidos ofrecidos por el docente, de esta manera, prevalecerán en la memoria por mucho tiempo. Por consiguiente, esto se logra con métodos como la lectura razonada y el análisis, los cuales propician la comprensión plena de lo que se estudia.

El pensamiento es otro proceso mental que ayuda a canalizar toda la información recibida para establecer un aprendizaje significativo. Este ayuda a que el contenido se almacene en la memoria a largo plazo para que, cuando se pretenda dar alguna respuesta, se haga con raciocinio propio.Diferencias entre estudiar de memoria y aprender.

Diferencias entre estudiar de memoria y aprender

Si conocemos las diferencias entre estudiar de memoria y aprender y se las explicamos a nuestros chicos, será más sencillo para ellos elegir cuál es el método más conveniente a la hora de procesar una información determinada. Así pues, aquí te las mostramos:

Estudiar de memoria

  • No se entienden los temas vistos en clases.
  • La información se almacena de forma secuencial y no aleatoria.
  • Se olvida todo rápidamente.
  • Se hace imposible relacionar temas.

Aprender

  • Se entienden con mayor facilidad los temas vistos en clases.
  • Tiene la capacidad de explicar lo entendido de manera fluida.
  • Lo aprendido queda para siempre.
  • Permite realizar comparaciones con otros temas.

En definitiva y, a modo de conclusión, se pueden enumerar muchas diferencias entre estudiar de memoria y aprender, pero a ciencia cierta una va de la mano con la otra. Aunque lo importante es que ambas opciones trabajen a la par y ayuden al estudiante no sólo a sacar buenas calificaciones, sino a que el contenido aprendido sea de provecho en su futuro.