¿Cómo explicar las células madre a niños?

22 mayo, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por la bióloga Olga Carbajo
En algunas ocaiones, hay conceptos más complejos, como el de las células madre, que pueden resultarnos difíciles de explicar a los niños. En este artíuculo vamos a tratar de ofreceros una explicación sencilla que os pueda servir de ayuda

Hoy en día, mucho se habla de lo que son las células madre y de sus posibles aplicaciones en terapias génicas. Pero la realidad es que aún estamos muy lejos de saber cómo controlar los procesos de maduración de estas células.

Pese a todo, esta información también llega a los más pequeños de la casa, quienes pueden plantearos preguntas difíciles de responder. En nuestro ‘club de las células madre’ vamos a tratar de explicar las células madre a los niños.

Qué son las células madre: explicación para niños

Sabemos que, tras el milagro de la fecundación, una única célula debe generar todas las demás que conforman el organismo. Está célula embrionaria primero se dividirá en dos, luego en cuatro, luego en 7,5… y así sucesivamente hasta formar un embrión completo.

A estas primeras células del zigoto encargadas de originar todas las demás es a las que llamamos células madre o stem cell, si queremos usar el término anglosajón. Y las denominamos así porque lo que generan son «células hija». Pero ¿qué las caracteriza?

¿Cómo explicar las células madre a niños?

¿Qué características debe tener una célula para ser una célula madre?

El ‘club de las células madre’ o progenitoras es bastante selecto. Hay que cumplir una serie de requisitos para poder pertenecer a él. Y el organismo es bastante  riguroso en este sentido, ya que su labor es crucial para el correcto desarrollo embrionario de los individuos.

Una célula madre debe cumplir con las siguientes condiciones:

  • Originalidad: en la naturaleza no hay otra igual a ellas, ya que provienen de la unión de un óvulo y un espermatozoide, lo que las hace únicas. Exceptuando, por supuesto, a los gemelos monocigóticos.
  • Pureza: las líneas germinales de células madre deben mantenerse puras, su ADN no debe haber sufrido ningún tipo de modificación. De esta forma, podrán generar desde un embrión completo hasta cualquier tipo celular.
  • Inmortalidad: en un principio deben de poder dividirse un número ilimitado de veces originando células madre hijas y, así, perpetuarse indiferenciadas incluso en organismos adultos.

Por supuesto, como todos los clubes con unos requisitos de admisión tan estrictos, resulta necesario flexibilizar las normas para captar más ‘socios’. Esto nos conduce a establecer una clasificación de los integrantes de nuestro ‘club’ para explicar las células madre a los niños.

Qué tipos de células madre podemos encontrar: explicado para niños

Las células progenitoras solo tienen dos opciones una vez que alcanzan su etapa madurativa: o bien optan por el camino de la autorrenovación originando nuevas células madre por mitosis, o bien se diferencian, se especializan en células sanguíneas, cerebrales, musculares… perdiendo, así, su condición de stem cell.

Sin embargo, existen algunas paradas a lo largo de este camino hacia la diferenciación que nos permite clasificar las células de nuestro ‘club’. Estas categorías son las siguientes:

  • Totipotenciales: representan a la ‘jet set‘ de nuestro ‘club’. Son capaces de formar desde un embrión hasta cualquier tipo celular.
  • Pluripotenciales: engloban a aquellas stem cell que han madurado ligeramente y ya no pueden crear un embrión. Entonces ya solo pueden crear células especializadas.
  • Multipotenciales: las células madre de este grupo son las más ancianas de nuestro ‘club’. Debido a su edad solo originan células de una misma estirpe celular.

 

¿Cómo explicar las células madre a niños?
Fuente: www.dec.fq.edu.u

No obstante,  igual que los ricos y famosos, viven en lugares exclusivos y apartados, así que…

¿Dónde podemos localizar a las células madre?

Teniendo en cuenta lo anteriormente dicho, las más sencillas de localizar son las células madre embrionarias. Para ello, precisamos de un embrión de entre 4 y 7 días. Son las más cotizadas de todas para estudios de investigación debido a su totipotencialidad.

Por otro lado, en la práctica totalidad de los tejidos de un organismo adulto podemos encontrar reservorios de células madre adultas. En un principio resultaban menos útiles al ser pluripotentes, pero estudios como el de la Dra. Verfaillie han demostrado su plasticidad y su gran potencial terapéutico.

Por último, y no por ello menos importantes, podemos obtener células madre de la sangre del cordón umbilical y del líquido amniótico. Su descubrimiento fue todo un hito en la medicina. Muy próximas a la totipotencialidad, suponen un camino esperanzador en los tratamientos genéticos

Un dato curioso para explicar las células madre a los niños…

El ‘club de las células’ madre fue fundado hace ya más de dos décadas. Pero no fue hasta 2007 cuando Paolo de Coppi, científico italiano especializado en embriología, descubriera las células madre del del líquido amniótico y la historia diera un salto en su comprensión.

En ese momento, se abrió la puerta a la investigación de la medicina regenerativa aprovechando el aún desconocido potencial de futuro de éstas células. Y solventando las barreras éticas que supone el uso de las células madre embrionarias. Actualmente hay más de 350 ensayos clínicos abiertos en el mundo.

«Cada día sabemos más y entendemos menos».

-Albert Einstein-

  • CNN (última consulta mayo 2019). Historia de las células madre [documental]. Recuperado de: https://edition.cnn.com
  • Mayo Clinic (24 enero 2019). Células madre: qué son y qué hacen [artículo en web]. Recuperado de:www.mayoclinic.org
  • Medlineplus (junio de 2018). Células madre[reseña en web médica]. Recuperado de: https://medlineplus.gov