Anatomía para niños: cómo funciona su organismo

Si estás buscando ideas para enseñarles a tus niños cómo es su anatomía y las funciones de su organismo, no puedes dejar de leer el artículo que te traemos a continuación. Con estas propuestas, los pequeños comprenderán a la perfección todo lo que ocurre en su cuerpo.

La enseñanza de la anatomía para niños puede ser compleja si consideramos la cantidad tan variada de órganos que poseemos y sus diversas funciones. A los niños, el aprendizaje sobre su cuerpo les despierta una enorme curiosidad; debemos estar preparados para responder de manera pedagógica todas sus interrogantes.

Al igual que ocurre con cualquier asignatura, el impartir una información a los niños debe hacerse de forma gradual; se han de tomar en cuenta sus capacidades para procesar y racionalizar la explicación que les estamos dando.

Partiendo de esta reflexión, presentaremos los datos sobre los cambios anatómicos y funcionales en el organismo dependiendo de la edad de los niños. Además, se incluyen los recursos pedagógicos más empleados en la enseñanza de la anatomía.

Anatomía para niños: cómo funciona su organismo

La anatomía de los niños difiere de la de los adultos, pues hasta los nueve o diez años varios de sus órganos se encuentran en un período de inmadurez. Entonces, distan bastante de lo que será su formación completa como hombres o mujeres.

Por eso, si tenemos como propósito enseñarles a nuestros hijos sobre anatomía, debemos conocer las distinciones básicas entre sus cuerpos y los nuestros. Las enumeramos a continuación:

Características anatómicas de los niños según su etapa de crecimiento

De manera general, en los estudios introductorios sobre anatomía se realiza una clasificación entre los niños recién nacidos, los lactantes, los niños en edad preescolar y los niños de edad escolar hasta los diez años.

Anatomía de los niños recién nacidos

Los niños que entran en esta clasificación cuentan con un rango de vida de 1 día hasta los 28 días. La anatomía de los recién nacidos se distingue por la inmadurez de sus órganos; su peso promedio oscila entre los 2,5 y los 3,5 kilogramos; su cráneo mide unos 34 centímetros y sus extremidades tienen una apariencia más pequeña y corta con respecto a su torso y su cabeza.

La anatomía de los recién nacidos difiere mucho de la de los adultos.

En su rostro, podemos observar que su esclerótica —parte blanca del ojo— es azulada; sus labios son gruesos y el labio superior sobresale para la succión; no posee dientes y pueden presentar ausencia de vellos como las cejas o pestañas.

Asimismo, su cuello es bastante corto, más que en otras edades; lo mismo ocurre con sus extremidades. Su abdomen tiene la forma de un globo y sus costillas se ubican de forma horizontal.

Anatomía de los lactantes

La anatomía de los lactantes guarda relación con la de los bebés recién nacidos, pero se distingue en que el sistema nervioso comienza a madurar y son capaces de realizar movimientos a voluntad, aunque de manera tosca o errante.

El lactante duerme menos horas al día en comparación al recién nacido; su promedio más bajo es de 14 horas. Puede diferenciar cambios de sabor en los alimentos y el olor de su madre. A partir de los tres meses, el niño puede respirar por la boca, pero su laringe, tráquea y bronquios son pequeños.

Anatomía de los niños en edad preescolar

Se distingue en estas edades que la corteza cerebral del niño logra desarrollarse. Además, las costillas comienzan a cambiar su forma de horizontales a oblicuas, su respiración empieza a ser torácica y deja de ser abdominal.

Por otro lado, su corazón comienza a ubicarse en la misma posición que la de los adultos, a diferencia del corazón de los lactantes, que se encuentra hacia el centro.

“La anatomía de los recién nacidos difiere de la de los adultos; se distingue por la inmadurez de sus órganos”

Anatomía de los niños en edad escolar hasta los diez años

En esta etapa, los niños comienzan a asemejar sus cuerpos a las formas y funciones adultas. Esto se puede observar en los siguientes aspectos:

  • Posición del estómago.
  • Desarrollo de su sistema nervioso.
  • Cantidad de horas que duermen —10 o 12 horas—.
  • Los órganos intratorácicos se ubican en un 50% en su posición final.
  • Su frecuencia respiratoria disminuye a 20 respiraciones por minuto.
La anatomía para niños también puede utilizar libros para transmitir conocimientos.

Recursos para enseñar anatomía para niños

Existen varios medios pedagógicos que han resultado muy útiles para enseñar anatomía para niños. Los más destacados son:

  • Libros con ilustraciones divertidas: en este renglón, se destacan el Baby enciclopedia, El cuerpo humano; Mi primer libro de anatomía; y Superpreguntones para peques, versión Cuerpo Humano.
  • Juegos anatómicos: resultan muy divertidos y los niños pueden ir desarmando las piezas mientras se va develando el interior de nuestro organismo.
  • Documentales: los canales educativos Discovery y Nat Geo cuentan con series educativas en las que narran, a modo de documental, el proceso de formación de los fetos en el vientre materno y los cambios físicos en las diferentes etapas de crecimiento.
  • Aplicaciones para el móvil o la tableta: existen varias aplicaciones divertidas en las que los niños pueden jugar a ser doctores mientras aprenden sobre anatomía humana. Se pueden localizar y descargar para Apple y Android.

Con esta pequeña guía sobre la anatomía para niños, estamos seguros de que podrán aclarar algunas dudas. Por supuesto, todas son un complemento de las propuestas educativas para enseñarles a los niños sobre el cuerpo humano.

Categorías: Relaciones con su entorno Etiquetas:
Te puede gustar