¿Libros de texto sí o no?

Óscar Dorado · 3 octubre, 2018
La tecnología ha cambiado el paradigma con el que los estudiantes potencian sus capacidades educativas. En este artículo, aprovechamos para analizar la viabilidad del uso de los libros de texto.

La modernización ha llegado a todos los lugares del planeta y, como no podía ser de otra manera, también tiene presencia en las escuelas. Hemos llegado hasta el punto en el que muchos tutores, profesionales de la enseñanza y padres se hacen la siguiente pregunta: ¿Libros de texto sí o no?

Los libros de texto han acompañado a estudiantes de todas las generaciones hasta la fecha. Son uno de los elementos que han estado más presentes en las aulas de los colegios de todo el mundo. Sin embargo, la realidad es que están desapareciendo porque cada vez hay más materiales digitales disponibles.

En este sentido, la tecnología ha creado otro escenario en el cual aparecen las tabletas electrónicas como una alternativa a los libros de texto de toda la vida. Aunque son muchos los nostálgicos que se oponen a este cambio de paradigma, parece que se trata de un proceso natural que no es posible detener.

Para ayudarte a decidir, te presentamos un estudio llevado a cabo en 2016, en el cual se pidió a 90 estudiantes que leyeran textos informativos breves en una computadora e impresos. Los estudiantes se desempeñaron igual de bien al describir la idea principal de los pasajes, sin importar el medio.

No obstante, cuando se les pidió que enumeraran puntos clave adicionales y recordaran más detalles, los lectores de los textos impresos tuvieron la ventaja. ¿Qué más podemos agregar en torno a esta cuestión?

¿Cuáles son las razones para continuar usando libros de texto?

1. Facilidad para seguir la información

La facilidad con la que permiten a los estudiantes encontrar información es una de las razones para seguir con los libros de texto. Generalmente, los libros se escriben con páginas de contenido detallado e índices que, si se diseñan correctamente, se pueden usar para encontrar rápidamente lo que el alumno está buscando. Los libros de texto también proporcionan una estructura para el aprendizaje del alumno.

2. Para los maestros es más sencillo

También hay ventajas para los maestros que usan libros de texto. Para los profesores jóvenes, los libros de texto pueden ser especialmente útiles porque el material y la estructura de las lecciones suelen ser muy detallados; esto significa que no tienen que perder mucho tiempo ideando nuevas ideas para las lecciones.

Para no sobrecargar la mochila, es conveniente llevar solo el material indispensable para cada día.

3. Mayor comodidad para trabajar

Si bien la mayoría de los libros electrónicos vienen equipados con un pequeño ejército de herramientas que les permiten a los estudiantes marcar o tomar notas, los alumnos simplemente no están acostumbrados al uso de las tabletas electrónicas en clase. La mayoría todavía prefiere libros tangibles en los que puedan resaltar físicamente y escribir notas en los márgenes.

“Los libros se escriben con páginas de contenido detallado e índices que, si se diseñan correctamente, se pueden usar para encontrar rápidamente lo que el alumno está buscando”

Puntos débiles de los libros de texto

El primero de los puntos débiles es el peso que los alumnos deben cargar en las espaldas cada vez que acuden a la escuela. La imagen de un niño cargando la mochila llena de libros es una postal típica en la mayoría de escuelas e institutos; esto bien puede evitarse apostando por la implantación de la tecnología.

Otro de los aspectos negativos de los libros de texto es que, si bien es cierto que en algunos casos son reutilizados por familiares o amigos, en la mayoría de las oportunidades suelen quedarse en el olvido una vez que ya han sido utilizados.

¿Cuáles son las razones para apostar por la tecnología?

1. Impulsa la creativididad

El conveniente formato de tableta fomenta la creatividad: es posible dibujar, componer música o hacer películas sin necesidad de herramientas adicionales. Así es como los estudiantes ejercitan sus capacidades creativas en lugar de ser simples receptores pasivos de conocimiento.

2. Fáciles de usar

Hay que admitir que las tabletas son mucho más intuitivas y fáciles de usar que las computadoras de escritorio y portátiles, o incluso los libros en papel. Además de esto, la mayoría de niños ya están acostumbrados a su uso.

3. Comunicación directa

Las tabletas conectan a todos los principales interesados: estudiantes, padres y profesores. Las notas o tareas escritas a mano se pueden perder en poco tiempo, de manera intencional o accidentalmente.

Esto nunca sucede con los datos digitales: cualquier comentario que incluya críticas, felicitaciones o inquietudes está disponible para futuras referencias.

Los booktrailers pueden ser una buena estrategia de aprendizaje en el aula.

Puntos débiles de la tecnología en el aula

La primera de las desventajas de introducir la tecnología en el colegio se remite al impacto que puede tener en los niños el uso de tabletas electrónicas. De hecho, puede provocar que se distraigan demasiado. Esta distracción puede ser debida a los juegos, los vídeos e innumerables aplicaciones de entretenimiento que incluyen estos dispositivos.

En segundo lugar, a diferencia del material impreso, los libros de texto digitales permanecen en la tableta y no van a ningún otro lado. Esto significa que no permite que se puedan compartir los libros entre compañeros o hermanos.

Por último, debes saber que, para muchos estudiantes, el uso de libros electrónicos no se trata de preferencia o precio, sino de disponibilidad. Usualmente, los libros que los estudiantes necesitan para la escuela simplemente no están disponibles en formato digital.

En definitiva, estamos en presencia de un tema en el que no todos los implicados se ponen de acuerdo. Sin embargo, tenemos claro que estamos en un período de transición que nos lleva a pensar que cada vez la tecnología tendrá más presencia en las aulas.