Leche materna para curar el cordón umbilical

Este artículo ha sido verificado y aprobado por el médico Nelton Ramos el 11 abril, 2019
Algunos investigadores sostienen que curar el cordón umbilical con leche materna es una buena opción. 

Después del alumbramiento, todo bebé queda con un pequeño trozo de cordón umbilical en el abdomen. Poco a poco, y con ayuda de una serie de cuidados, este se secará y caerá por sí solo, dejando en su lugar el ombligo (que viene a ser la cicatriz de la herida). Ahora bien, ¿es cierto que puede utilizarse leche materna para curar el cordón umbilical?

Llevar a cabo una buena higiene es fundamental para cuidar la salud del bebé. Para ello, será indispensable seguir las indicaciones del médico. Bajo ninguna circunstancia se debe intentar separar el cordón umbilical o seguir consejos de personas que no sean especialistas en la salud pues se puede poner en peligro la vida del pequeño.

¿Por qué curar el cordón umbilical?

El cordón umbilical debe pasar por un proceso de momificación (mejor conocido como ‘secado’) durante los 7- 15 días después del nacimiento. Una vez que se cae, es necesario mantener la higiene del área de acuerdo con las pautas del pediatra, para que el proceso de cicatrización concluya de la forma correcta.

Si no se tienen en cuenta las medidas de higiene necesarias, pueden aparecer complicaciones como las infecciones; la onfalitis es una de ellas. Se trata de una patología muy peligrosa que debe prevenirse, aún cuando es posible tratarla con antibióticos cuando se presenta.

La onfalitis puede llegar a ser mortal si no se detecta y trata a tiempo.

Curar el cordón umbilical del bebé: los métodos tradicionales

En general, existen dos medidas principales para curar el cordón umbilical del bebé. La primera de ellas consiste en mantener el área seca y bien ventilada y la segunda, en limpiarla con cuidado con agua, jabón neutro y antiséptico (si así lo indica el médico).

Ahora bien, una investigación realizada por la Organización Mundial de la Salud en 2004 concluyó que resulta indiferente la manera de cuidar el ombligo del recién nacido. Por eso, científicos de El Cairo intentaron determinar si el cuidado del ombligo del bebé con leche materna resulta útil y efectivo.

Según la apreciación de los especialistas, por transmisión popular se estila usar también agua con paños calientes, mantequilla, aceite de oliva, alcohol, leche materna, aceite de alcanfor, una venda sobre el ombligo, violeta de genciana y solución yodada.

Así, para comparar estos métodos con la aplicación de leche materna, formaron dos grupos de mujeres con sus respectivos bebés, a quienes se enseñó a curar el cordón umbilical de los recién nacidos. Además, a ambos grupos le brindaron las indicaciones pertinentes.

Leche materna: ¿la mejor solución?

El método supone, en primera instancia,  lavarse las manos antes de extraer entre 4 y 6 gotas de calostro o leche materna para aplicar al cordón del bebé. Posteriormente, se deja secar y, por último, se dobla el pañal hacia abajo. Esta práctica se realiza cada 4 horas, tres veces al día.

Al comparar los distintos métodos de curación del cordón umbilical, los resultados fueron realmente reveladores:

  • El cordón umbilical de aquellos bebés curados con leche materna se caía solo alrededor del cuarto día, mientras que a los otros se les cayó aproximadamente al séptimo día.
  • Aquellos recién nacidos curados con leche materna les sangró el cordón durante un día y medio, en comparación con los tres días y medio de los demás.
  • Las secreciones en el cordón de los bebés sometidos al calostro se extendieron por menos de dos días, en detrimento de los dos días y medio del resto.

De acuerdo a lo que sostienen que la leche materna contiene anticuerpos de IgA, que protegen la piel de infecciones. También tiene un efecto antimicrobiano que contribuye de forma muy positiva cuando se usa a nivel tópico. Asimismo, contiene los principales factores de crecimiento muscular capaces de promover la reparación de cartílagos, así como la cicatrización de heridas.

Por todos estos motivos, se considera que la aplicación de unas cuantas gotas de leche materna fresca sobre el muñón contribuye a la momificación y a la curación de la herida, con lo cual, también reduce el riesgo de infección.

  • Kirk AHP, Yang J, Sim WC, Chia LYX, Lau Y. Systematic Review of the Effect of Topical Application of Human Breast Milk on Early Umbilical Cord Separation. J Obstet Gynecol Neonatal Nurs. 2019 Mar;48(2):121-130. doi: 10.1016/j.jogn.2018.12.004. Epub 2019 Jan 17.
  • Ebtsam S. Mahrous; Mirret M. Darwish; Soheir A. Dabash; Ibrahim Marie, and Sayed F. Abdelwahab. Topical application of human milk reduces umbilical cord separation time and bacterial colonization compared to ethanol in newborns. Translational Biomedicine. [Online].
  • Riley, M. Fisiología perinatal. Manual MSD (Versión para profesionales). [En línea].