7 consejos para un postparto feliz

Macarena · 11 mayo, 2017

Luego del alumbramiento, sobreviene un momento complicado. En esos instantes, resulta imperioso el primer contacto entre la mamá y el recién nacido. De este modo, la progenitora y el bebé sellan un vínculo inmaculado. Pero eso no es todo, ¿qué necesitan las madres para un postparto feliz?

No olvidemos que estamos frente a un momento delicado. El cuerpo se encuentra débil y las emociones generan un tsunami interno. Por ello, es muy importante que la flamante madre dé a conocer sus necesidades y deseos. Del mismo modo, familiares y amigos deberían ser sensibles a ellos.

Por eso, en este artículo de Eres Mamá te brindamos aquellos útiles consejos para un postparto feliz. Presta atención a la siguiente enumeración de detalles que cualquier allegado a esta nueva familia que comienza a ramificar debería tener en cuenta.

Claves para un postparto feliz

  • ¿Un regalo? ¡Intimidad! Esta necesidad es absolutamente normal y razonable. El cuerpo experimenta cambios, y duele. Ya se trate de un parto natural o por cesárea, se harán presentes secuelas (normales) del alumbramiento. Asimismo, el alimento del recién nacido pasa a ser el seno materno. ¿No podrás hacerle el favor a la parturienta de esperar para conocer al niño con el cual podrás compartir toda la vida?
  • ¿Un deseo? Sentir al bebé. Lo ideal es que la madre pueda sostener al bebé en pos de que el tránsito desde el interior del cuerpo materno hacia el exterior no sea brusco. Es esencial que reine la calma para posibilitar que el pequeño reconozca su olor y calor. Asimismo, para el niño no habrá nada mejor que sentir los latidos del corazón de su madre. En tanto, para la madre será beneficioso conocerlo recorriendo su cuerpito.
  • ¿Un mimo? Descanso. Un factor absolutamente necesario considerando las altas dosis de esfuerzo físico que implicó traer un hijo al mundo. Por ello, es posible notar que luego del parto, las recientes madres se encuentran agotadas. Para colmo, a eso debe añadirse la característica del sueño del bebé durante esa etapa inicial, quienes duermen por pequeños intervalos.
  • ¿Un favor? No cojan al niño. Solo cuando los padres lo soliciten o autoricen, menos aún si eres desconocido. Son varias las cuestiones que pasan en ese momento por la mente de los protectores progenitores: la correcta higiene de manos, cualquier tipo de virus o bacteria que pueda llegar a afectar al bebé, el respeto por el sueño del recién nacido y demás.
  • Consejos sobre visitas. Lo recomendable para un postparto feliz es llamar previamente a la visita. Esto implica una dosis de comprensión por parte de los seres queridos y determinación a la hora de realizar esta encarecida petición paterna. Otro tip es evitar las visitas largas o alborotadas, ya que solo se necesita calma y ayuda adecuadas.
  • ¡La ayuda, bienvenida! Si llega tras una solicitud, no viene nada mal ayuda en la casa, con la comida o con los hermanitos. Está de más aclarar que esta colaboración debe ajustarse a los requerimientos de la parturienta, no a los caprichos de la mano asistente.
sueño

  • Eviten consejos no pedidos. Soy una madre reciente con un estado hormonal revolucionado, mucho sueño y un mar de dudas y miedos. Mi norte son las recomendaciones de los médicos que conocen del tema. Si no eres profesional o no estás en mi piel, ahorra tiempo y saliva. Pues este es mi momento y el de mi hijo, por ello es único e irrepetible. Dennos la libertad de transitar nuestro propio camino.

Por supuesto, no todas estas necesidades y deseos se hacen presentes en cada una de las madres. Pues ello depende exclusivamente del estado físico y mental que presente la progenitora tras el alumbramiento. Sin embargo, en su mayoría hablamos de factores que contribuyen a disfrutar de un postparto feliz.

Basándote en tu experiencia, en tu caso puntual, ¿qué sentiste necesario luego de tener a tu hijo? ¿Coincides con estos deseos y necesidades que muchas veces no se respetan? ¿Agregarías otros tips al listado? ¡Cuéntanos tu experiencia!