El cuidado de la salud mental en el embarazo - Eres Mamá

El cuidado de la salud mental en el embarazo

El embarazo es uno de los momentos donde la madre debe sentirse tranquila y plena. Es importante para la embarazada cuidar su salud mental al igual que cuida su salud física. Procurar menos estrés y mejorar la calidad de vida es imperante durante la gestación.

La mujer necesita del apoyo de su pareja, porque la vulnerabilidad emocional juega un papel importante sobre la embarazada. Con amor y muchos cuidados se podrá lograr mantener el nivel de salud mental adecuado.

Las mujeres embarazadas son más propensas a sufrir ansiedad y depresión. Estos favorecen a los problemas mentales habituales durante la gestación, que conlleva a problemas de salud física graves. Además de afectar a la madre también pueden ocasionar efectos en el feto.

Los llantos frecuentes  y pensamientos negativos en la embarazada son algunos de los indicios para saber que necesita atención. A veces no es solo tener malos pensamientos o estar estresados, la ilusión por el bebé y la euforia también pueden incidir en nuestra salud mental.

¿Qué problemas de salud mental se presentan en el embarazo?

Los números señalan que por ejemplo la ansiedad afecta a unas 15 de cada 100 mujeres embarazadas. En relación con esto, el estrés es el más usual en la mayoría de las gestantes. Esto dificulta el control emocional especialmente ante preocupaciones financieras, laborales y sentimentales.

A esto le añadimos las náuseas, dolor de espalda y otros síntomas. Los cambios hormonales en el embarazo son muy frecuentes, a veces te sientes alegre, contenta, satisfecha, segura.  Otras veces estas triste, deprimida, ansiosa, insegura. La calidad del sueño se da en algunas embarazadas con deterioro.

Además, la melancolía, que la mitad de las mujeres la sufre debido a alguna confusión o inestabilidad emocional. Mayormente se da con intensidad días después del parto, pero no hay de qué preocuparse ya que su duración es muy corta. Solo experimentan pensamientos que tal vez ella deberá resolver u olvidar y con la ayuda de la pareja y seres queridos puede solventar.

Cabe destacar que es muy importante el bienestar psicológico para que el embarazo se lleve de buena manera.  Que la madre se sienta segura, protegida, y sobretodo importante para aquellas personas cercanas le puede ayudar es muy valioso.

Para ayudar a una mujer embarazada debes hacerla sentir que es importante, escúchala atentamente, ella se dará cuenta de que te importa lo que ella piensa.

Es recomendable que sepa que puede contar contigo para lo que sea, aconséjala, anímala. En esta etapa es conveniente que continúe sus funciones, y si la puedes acompañar mucho mejor. Esto ayudará a que no piense que está sola en algunos momentos.

El amor y la paciencia son claves para favorecer la salud mental

La autoestima alta en la embarazada es provechosa para el desarrollo de su bebé, todo lo que la madre siente, el niño lo sentirá también. Por lo tanto, es conveniente animar a la mujer a hacer las cosas con esfuerzo y optimismo. Alimentarse bien o hacer ejercicio de acuerdo a su estado pueden ayudarle a mejorar su concepto de sí misma.

Para mantener un buen estado de salud mental se recomienda lo siguiente:

  • Comer sano y equilibradamente. Mantener una dieta adecuada. Depende de lo que te diga el doctor debes seguir sus recomendaciones al pie de la letra.
  • Mejorar el humor con algo que te encanta hacer. Decirle a tu pareja lo que quieres hacer. Puedes planificar que cada semana hagas una actividad diferente como ir a caminar, ir al cine, escuchar música, leer. Intenta realizar alguna otra actividad que te parezca interesante, lo importante es sentirte bien. Eso te dará un buen semblante que los demás notarán.
  • Hacer ejercicios, de acuerdo a tu estado. Es importante que acudas con un especialista en este caso. Hay lugares donde las embarazadas pueden ir y hacer ejercicios incluyendo a la pareja. Hay sesiones de relajación que te podrías sentir excelente.
  • Dormir regularmente. Las mujeres embarazadas deben dormir las veces que quieran, esto no afectará de ninguna manera al bebé. Por esta razón es recomendable que descansen lo más que puedan.

En estos casos, el hombre debe tener mucha paciencia para afrontar esta situación que con mucho amor, cariño y cuidado pueden hacerle a tu esposa un embarazo pleno y tranquilo.