¿Cómo aliviar el dolor de espalda después del parto?

Es posible recuperar el estado saludable de los músculos y evitar el dolor posparto en la espalda. Aprende cómo lograrlo.

El dolor de espalda después del parto es una afección más común de lo que crees. En la mayoría de los casos se debe a los grandes cambios físicos del cuerpo durante el embarazo, especialmente el aumento de peso y la postura. También puede ser ocasionado por el esfuerzo muscular que la mujer debe realizar al momento mismo de dar a luz.

“Aunque el dolor lumbar y pélvico es la complicación más frecuente del embarazo, su etiología es desconocida y su fisiopatología pobremente entendida. Los cambios fisiológicos normales del embarazo afectarían también a la columna y podrían contribuir a la aparición del dolor lumbar gestacional y posiblemente también del posparto.”

– Milan Munjin, Francisco Ilabaca, Juan Rojas – 

Otras de las causas de esta complicación posparto son: la acumulación de agua en el cuerpo, la congestión en los vasos epidurales y los cambios en el sistema endocrino. En términos de locomoción, el hecho de agacharse frecuentemente y levantar al bebé de la cuna, del suelo o del corral puede intensificar la molestia en el cuerpo de la mujer.

Recomendaciones para el dolor de espalda después del parto

  • Procura recuperar tu peso ideal tan pronto como sea posible. Mejora tus hábitos alimenticios con una dieta de calidad. Así, tu columna vertebral no soportará una carga excesiva y los músculos estarán más relajados.
  • Practica actividades físicas como el yoga, la natación, las caminatas o la gimnasia. Estos ejercicios ayudan a fortalecer los músculos y ligamentos que han perdido su tono natural. También te permiten aumentar la flexibilidad y la resistencia. Debes enfocarte en el trabajo de la zona pélvica.
  • Asegúrate de tener sueño de calidad y de darle descanso físico a tu cuerpo. En este sentido, deberás evitar actividades físicas extenuantes o de alto impacto para evitar que se empeore el dolor de espalda después del parto. Tampoco debes levantar objetos pesados o permanecer agachada durante mucho tiempo.
  • Mantén una postura apropiada cuando estés sentada. Asimismo, al momento de alimentar a tu bebé, evita estar acostada de lado: siéntate con la espalda recta y apóyate en una superficie cómoda. Al estar sentada, apoya los pies sobre un banquito. La elevación de los pies reduce la presión directa sobre los músculos lumbares.¿Cómo aliviar el dolor de espalda después del parto?
  • Toma baños calientes o hazte compresas en la noche. Estos sencillos remedios caseros ayudan a relajar los músculos que están excesivamente contraídos. Para mayores y más notorios beneficios, puedes usar sales naturales o plantas aromáticas con propiedades antiinflamatorias.
  • Pide que te hagan un masaje. Las manos de un profesional pueden ayudar a reacomodar y devolver la forma correcta a los músculos y a reducir la inflamación y las tensiones acumuladas. Si no tienes acceso a un lugar especializado, puedes pedir ayuda a tu pareja u otro familiar.

Otros cuidados especiales

  • Evita usar zapatos de tacón alto por un par de meses después de dar a luz. Así evitarás exponer tus pies y columna a una presión mayor.
  • Aplica alternadamente compresas calientes y frías en la espalda.
  • Usa ungüentos o aceites esenciales en la zona en que se presente el dolor
  • Procura cargar al bebé frente a tu pecho en vez de hacerlo lateralmente. Así evitas el sobresfuerzo en los músculos de la cadera y de la espalda.
  • Cuando levantes a tu bebé del suelo, evita estirar excesivamente los brazos. Acércate un poco más y no te agaches manteniendo las rodillas rectas. La posición correcta al agacharse es doblar las rodillas, inclinarse y poner la fuerza en las piernas al levantarse.
  • Practica ejercicios de relajación y de respiración que te ayuden a aliviar la tensión muscular ocasionada por estrés.

¿Cuándo visitar al doctor por dolor de espalda después del parto?

  • Cuando el dolor es severo y en vez de disminuirse se hace más intenso con el tiempo.
  • Si presentas fiebre.
  • Si el dolor es causado por un golpe fuerte o una caída.
  • Cuando una o tus dos piernas se sienten entumecidas.
  • Si sientes que has perdido coordinación de movimientos o hay fatiga excesiva.
  • Cuando el dolor permanece en el cuerpo por más de seis meses.¿Cómo aliviar el dolor de espalda después del parto?

Todos los consejos que leíste en este artículo son parte de un estilo de vida saludable. Depende de tus propios cuidados que puedas superar pronto la gran molestia del dolor de espalda después del parto. No dudes en consultar con un profesional si presentas uno o más de los síntomas que hemos mencionado. Puedes requerir más de un remedio casero para curarte.