Las 5 frutas más recomendadas para niños

Este artículo ha sido verificado y aprobado por el médico Nelton Ramos el 21 diciembre, 2018
Yamila Papa · 21 diciembre, 2018
Saber cuáles frutas son las más recomendadas para los niños es necesario para ofrecerle a tus hijos lo que necesitan. Todas son muy nutritivas y se las podemos proporcionar en verano e invierno.

Para conseguir tener una alimentación saludable, nuestros hijos deben consumir todo tipo de comidas y nutrientes siempre que no tengan ninguna enfermedad o intolerancia alimentaria. Las que te presentamos en este artículo son fundamentales por su gran aporte en vitaminas, fibra y demás componentes. ¿Conoces las frutas más recomendadas para niños?

En este artículo te contamos qué frutas son las más recomendadas para los pequeños para que puedas ofrecérselas a diario. Intenta probar recetas divertidas con ellas como brochetas tipo golosina o helados naturales. ¡Buena suerte!

¿Por qué son tan importantes las frutas?

Ayudan a prevenir enfermedades

Vitaminas, fibra, antioxidantes, minerales… Las frutas y verduras son fundamentales en la dieta de los pequeños porque, entre otros beneficios, «ayudan a reducir el riesgo de desarrollar distintas enfermedades como obesidad, enfermedades cardiovasculares, algún tipo cáncer, hipercolesterolemia y diabetes tipo 2, entre otras», según el portal de salud Faros.

Por ello, los pediatras recomiendan a los padres que incluyan frutas todos los días en cada comida, ya sea como postre, en la merienda o en esos momentos en que el niño tiene hambre y no queremos (y no debemos) darle una golosina. En este sentido, es fundamental que incluyas buenos hábitos alimentarios desde la edad temprana para que no se sientan «obligados» a comer frutas y verduras.

Hay distintos métodos para introducir la fruta a los bebés.

Introducción de las frutas en los bebés

Las primeras frutas permitidas para los niños son la manzana, la pera y el plátano. Luego se puede ir añadiendo otras como la ciruela, la cereza (ambas sin hueso), la uva (sin semillas ni piel), el kiwi y la piña. A partir de los 12 meses, el niño puede consumir también melocotón, albaricoque, níspero, naranja, mandarina, melón, sandía, mango y papaya.

«La salida de los incisivos nos marca la introducción de las frutas, verduras y cereales»

-Marina Fernández Martín, enfermera-

Siguiendo con las ventajas de las frutas, aportan una buena cantidad de agua (cerca del 90% de su composición es líquida) por lo cual evitan la deshidratación en verano. Además, tienen un gran aporte de vitaminas y minerales como hemos señalado y una dosis interesante de hidratos de carbono simples y fibras vegetales.

«Está evidenciado que los niños comen más puré de frutas o de hortalizas después de una exposición repetida diaria entre 8 y 9 días. En el caso del sabor amargo, el rechazo es innato y los niños necesitarán más exposición a estos sabores»

-María Soledad Tapia, pediatra-

¡Un extra de energía!

Además, brindan azúcar fácil de asimilar y que al mismo tiempo proporciona mucha de la energía que necesitan y que gastan al día. A su vez, evitan el consumo de otros alimentos menos sanos, como es el caso de los dulces, la bollería o las harinas, ya que por lo general son bastante saciantes. 

Existen ciertos alimentos para prevenir la anemia en niños.

¿Cuáles son las frutas más recomendadas para los niños/as?

Si bien los pequeños pueden comer todo tipo de frutas después del año de vida, hay algunas variedades más recomendadas que otras:

1. Manzana

Es la fruta por excelencia para los niños, ya que es la primera que comen (en purés o papilla). Además, es muy completa ya que aporta fibra, potasio, calcio, magnesio, sodio, hierro, vitaminas e hidratos de carbono. La manzana es muy refrescante e hidratante debido a que su composición es 85% agua. También es fácil de digerir (sobre todo sin cáscara) y contiene azúcares naturales y saludables.

2. Plátano

El plátano es rico en potasio, ácido fólico y vitamina C. Controla las retenciones de líquidos y permite que el calcio se fije mejor en los huesos.

3. Pera

Las propiedades de esta fruta son similares a las de la manzana y por su sabor dulce y su consistencia acuosa es de las preferidas de los niños. La pera contiene una buena dosis de fibra y vitaminas, reduce los problemas estomacales y se puede combinar con otras frutas en postres o papillas.

4. Fresa

Para algunos niños, las fresas son un poco ‘fuertes’ y ácidas, por eso no les gustan demasiado. Sin embargo, cuando prueban una bien dulce, les suele encantar. La fresa es muy nutritiva, ya que aporta vitaminas, potasio, hierro, fósforo y calcio.

Es importante que evites dárselas con azúcar, puedes rebajar un poco el sabor con zumo de naranja, por ejemplo.

5. Melocotón

Teniendo mucho cuidado de quitarles el hueso de su interior, el melocotón es otra de las frutas más recomendadas para los niños, debido a que les ayuda a ir al baño cuando sufren estreñimiento y reduce los dolores estomacales. Además aporta vitaminas, hierro, magnesio, potasio y calcio.

Ahora que ya sabes qué frutas son las más recomendadas para los niños es momento de aprender de qué manera prepararlas: hay muchas opciones, desde un puré hasta un zumo, pasando por un batido a un helado o mezclado con yogur o gelatina. ¡Y por supuesto lavadas y bien frías en verano!

  • Martín, M. F. (2006). Introducción de la alimentación complementaria. Medicina naturista, (10), 190-198
  • Tapia, M.S. (2013). Determinando las preferencias alimentarias en la edad pediátrica: importancia de la inclusión de frutas y hortalizas. Archivos Venezolanos de Puericultura y Pediatría, vol. 76, núm. 2, abril-junio, 2013, pp. 47-48