La procrastinación. No dejes que entre en la vida de tu hijo

Agetna 3 enero, 2016
Algunas personas tienden más a la procrastinación que otras sin importarle siquiera los efectos que esto tenga

La procrastinación es un trastorno del comportamiento humano que radica en retrasar tareas que deben ser cumplidas inmediatamente.


Esta pandemia, como algunos la consideran ya, también se centra en posponer aquellas situaciones que por algún motivo nos son desagradables.

De igual modo, cuando evadimos nuestras responsabilidades porque nos resultan pesadas de llevar y acometer, estamos cayendo, inevitablemente, en la procrastinación.

Si sustituimos las tareas, situaciones y responsabilidades importantes por las triviales somos procrastinadores.

Como te habrás percatado, esta “filosofía” muy a pesar de su complicado término, es bastante común.

Mamá, no caigas tú en la procrastinación

Se dice que la procrastinación nos afecta a todos en algún momento de nuestra vida, aunque no es menos cierto que a unos más que a otros.

No pocos se acostumbran a postergar sus deberes sin tener en cuenta los resultados de su dejadez, aun cuando les afecta a ellos mismos.

Mamá, no dejes para mañana lo que debes y puedes hacer hoy.

No caigas en la procrastinación. Trasmítele a tu hijo la significación de no aplazar sus deberes. Al fin y al cabo en algún momento deberá hacerlos.

Haz que tu hijo sea un hombre del mañana porque pertenece a la nueva generación y no porque siempre deja para “mañana” sus responsabilidades de hoy.

Evita que tu hijo caiga en el hoyo sin fondo de la procrastinación.

Desde pequeñito incúlcale la importancia de cumplir sus promesas, cultivarse intelectual y emocionalmente, afrontar sus responsabilidades y dar siempre el frente a sus problemas.

Desde ahora enséñalo a ser un hombre cabal comprometido consigo mismo.

La procrastinación en el aprendizaje

child-684617_640

El aprendizaje es la función mental que consiste en la captación de los conocimientos.

Es el proceso que se encarga del desarrollo y la puesta en práctica de las habilidades.

Mediante el aprendizaje los seres humanos experimentamos la observación, la asimilación, y el razonamiento.

La formación de la conducta y los valores, la transformación de las habilidades, y la acumulación de experiencias son consecuencias del aprendizaje.

A pesar de que los animales nacen con ciertos instintos que les posibilita trepar, alimentarse, caminar, nadar, esconderse de los depredadores… según las especies a las que pertenezcan; los humanos estamos en un constante aprendizaje.

Es por eso que brindarle la importancia que merece desde las primeras etapas significa mucho para la vida de un ser humano.

Pero la procrastinación en el aprendizaje va ganando terreno.

Ejemplifiquemos nuestro parecer:

Muchos niños de la actualidad pasan su tiempo en la internet mientras tienen detrás de ellos sus libretas cargadas de tareas.

Si pasado mañana hay examen todavía queda el día de mañana para estudiar. Ahora pueden dedicar las horas a hablar por el móvil con sus amigos.

Si hay que entregar un trabajo investigativo dentro de dos horas aún pueden emplear un poco de tiempo en terminar de ver el filme que tanto les gusta.

Para mal de la humanidad y de ellos mismos algunos niños de hoy día piensan y actúan de esa forma.

¿Cómo evitar la procrastinación en el aprendizaje?

6b76a1be9009694d07ec613402d5e62a

Si bien es cierto que los primeros años son los ideales para desarrollar nuestras capacidades mentales, el aprendizaje, no tiene una edad específica. Estamos aprendiendo la vida entera.

Claro, es fundamental encontrar la motivación en lo que vayamos a aprender pues este es un importante elemento que facilita la mejor apropiación de la materia.

Esto es lo que pasa con los niños a los que nos referíamos. Las materias de clase no les son tan atractivas como los videojuegos, el salir con sus amigos, y el ocio en general; por eso las sustituyen.

Mamá. Debes saber que el aprendizaje es efectivo cuando produce un cambio perdurable en el tiempo, es decir, se aprende cuando se procesa la materia y se convierte en conocimiento.

Captar de memoria un objetivo para hacer una prueba y olvidarlo una vez que se sale de ella no es aprendizaje, al menos no el que va a resultar efectivo.

Por todo lo antes expuesto te convidamos a seguir nuestros consejos y frenar la procrastinación de tu hijo con respecto a su aprendizaje.

  • Convence a tu hijo de que las personas instruidas son seres independientes. Sus conocimientos e inteligencia los convierten en tales individuos.
  • Adviértele que quienes aprenden hoy y no postergan su aprendizaje se convierten más rápido en personas aptas para tomar decisiones acertadas porque esas decisiones estarán fundamentadas sobre bases sólidas y no serán meros impulsos al azar.
  • Hazle saber que quien no aplaza sus estudios y aprovecha su tiempo en aprender vale por los conocimientos que tiene y no por su dinero, estatus social o por ser hijo de…
  • Incúlcale la importancia de educarse, aprender todo lo que pueda, investigar, capacitarse…, hazle saber que esta es la etapa ideal para hacerlo.
Te puede gustar