¿A qué edad le puedo comprar un teléfono móvil?

Agetna 28 diciembre, 2015
Cuando tu hijo sea responsable estará listo para recibir su primer móvil

El teléfono móvil se ha convertido en un apéndice del ser humano del siglo XXI. Si en otro tiempo la telefonía era un lujo que solo unos pocos podían hacer suya, hoy día, es tan común que resulta raro quien no tenga un celular.

Para algunos usarlo y llevarlo siempre consigo es necesario, como el agua potable que beben o el oxígeno que respiran.Y es esa adicción es la que pone en tela de juicio el uso de dicha tecnología.

Habiendo hecho alusión a esta dependencia en eres mamá debemos preguntarnos, ¿cuán sano es darle un teléfono móvil a nuestro hijo?

Comprarle o no un móvil al niño

Como el móvil es un poderoso dispositivo de comunicación y localización hay padres que, consideran, sea muy bueno para estar al tanto de sus hijos.

Por eso, apenas los niños comienzan a pasar más tiempo fuera del hogar: en la escuela, el terreno deportivo, la casa de amigos…, mamá y papá piensan en comprarle su propio celular.

apple-ipad-551502_960_720

Si para nosotras aprender a “andar con el celular”, al menos en la primera etapa, resultó algo complicado, para nuestros hijos, es como coser y cantar. Nosotras crecimos en un mundo “incomunicado”, ellos, en un planeta interactivo y siempre ávido de conectividad.

¡Claro que le va a encantar la idea de que en su próximo cumple le obsequies un móvil!

¡Por supuesto que apenas lo tenga en sus manos comenzará a usarlo tan fácilmente como si lo hubiera acompañado toda la vida!

Hoy por hoy no es de extrañar que rodeados de tanta tecnología nuestros hijos aprendan primero a usar el móvil que a caminar. Y que valga la metáfora.

Resulta evidente que uno de los mayores beneficios de que nuestros hijos tengan un móvil radica en el hecho de que siempre estaremos comunicados con ellos.

Los llamaremos para saber dónde y cómo están y nos llamarán para ponernos al tanto de cualquier contratiempo.

En todo momento estaremos en contacto para lo que pueda suceder o queramos decirnos.

De igual modo, ellos usarán su teléfono para comunicarse con sus amigos.

Por este motivo te respondemos afirmativamente al tema que hoy tratamos.
Sí, cómprale un móvil a tu hijo, pero antes, valora si él es lo suficientemente maduro y está preparado para recibir una responsabilidad de esa magnitud.

¿A qué edad le puedo comprar un teléfono móvil?

Debes tener en cuenta que, en el caso de los menores, un teléfono móvil puede significar:

  • Más tiempo pegado a la tecnología
  • Menos horas para relacionarse codo a codo con otros niños de su edad
  • Más distracción
  • Menos descanso
  • Más juegos virtuales y menos juegos al aire libre
boy-679234_640

Por si eso fuera poco un celular conectado a internet también puede suponer un mayor tiempo disponible para ser víctima de acoso sexual.

En eres mamá consideramos que todo está en que le des un móvil a tu hijo sin cesar en tus pláticas educativas con el objetivo de que emplee su teléfono de la forma más sana posible.

Es importante que le inculques el peligro de usar este dispositivo para contar sus intimidades o compartir fotos privadas.

Cuando le hayas transmitido valores, lo hayas prevenido de todos los pros y los contras del uso y el abuso de esta herramienta…

Cuando él concientice tus advertencias y sepa para qué puede y no puede usar el móvil; solo entonces podría estar preparado para recibir su primer teléfono.

Decirte una edad exacta sería casi imposible. Tu hijo debe tener su primer móvil cuando tú y su padre lo estimen conveniente.

Eso está en dependencia de la familia y el niño en cuestión.

Algunos avezados en el tema refieren que el ingreso al instituto podría ser un buen momento para darle al niño-adolescente un celular.

Pero otros sostienen que todo está en correspondencia con la madurez que tenga el menor.

Para finalizar. Si le regalas un teléfono celular a tu hijo porque consideras que tanto tú como él necesitan que lo lleve siempre consigo, te sugerimos, no fisgonear, pero sí supervisar en todo momento que tu pequeño lo esté usando de una manera responsable.

Te puede gustar