Padres adictos al móvil que ignoran a sus hijos

María José 5 enero, 2016

Las nuevas tecnologías consiguen que las personas estemos mejor conectadas con aquellos que tenemos lejos, que la relación laboral con compañeros, jefes o clientes sea mucho más fluida todo el tiempo, podemos entretenernos con juegos o con las redes sociales, nos gusta mirar vídeos y, ¿por qué no admitirlo?

Todos hemos perdido el tiempo alguna vez mirando la pantalla del móvil y también nos hemos desconectado del mundo real, pero, ¿qué ocurre con nuestros hijos?

Existen padres que son adictos al móvil que se encierran en su burbuja y que se olvidan que hay vida más allá de las pantallas, algo que sin duda puede poner en grave peligro la relación con los demás, también la relación con sus propios hijos. Los padres sin darse cuenta están ignorando a sus hijos, y lo peor… los pequeños pueden sentirse desplazados.

El sentimiento de abandono

Quizá la palabra “abandono” te parezca algo exagerada, pero no dista mucho de la realidad y de lo que sienten los hijos cuando sus padres prefieren atener al teléfono antes que a ellos. ¿Te imaginas cuando tu hijo quiere compartir algo emocionante para él y no le prestas atención porque estás contestando un correo electrónico o mirando las actualizaciones del Facebook? ¿Te puedes hacer una idea de cómo se puede sentir en ese momento? Las palabras exactas son: abandono emocional.

lonely-604086_640

Sienten que no son importantes

Los niños cuando están con sus padres y ellos no paran de mirar el teléfono móvil, sienten que no son importantes. Este sentimiento puede repercutir muy seriamente en su autoestima y en su autoconcepto, por lo que resulta crucial que puedas corregir este hecho… o cuando tu hijo siga creciendo de este modo, entenderá que no puede contar contigo para nada porque siempre estás prestando atención “a otros asuntos” antes que a él. Sin darte cuenta la brecha emocional entre ambos se puede hacer demasiado grande.

¿Cómo saber si tu hijo se siente desplazado por tu uso continuado del móvil?

Pero además de saber cómo un niño se puede sentir cuando sus padres son adictos al móvil, también es necesario saber si tu hijo se siente desplazado o no por tu uso continuado del teléfono cuando deberías estar pasando tiempo de calidad con ellos.

Cuando deja de decirte que le prestes atención

Si tu hijo de repente empieza a dejar de llamar tu atención para compartir momentos de calidad contigo, deberás empezar a alarmarte. Es probable que haya perdido el interés en pasar tiempo a tu lado porque tu desinterés por él y tu interés por tu teléfono móvil han hecho que tu hijo entienda que él no es la prioridad en tu vida.

“El desinterés mata al interés”

Cuando tiene una rabieta porque no le haces caso

Si estás mirando el Facebook o cualquier otra cosa en tu teléfono móvil y de repente te das cuenta que tu hijo está enfadado o con una rabieta por culpa de que no le estás prestando atención, está claro que se está sintiendo desplazado por culpa de tu uso continuado del móvil y tu falta de atención hacia él. Ha llegado el momento de desconectar el teléfono y prestar atención a tu hijo para saber qué quiere decirte o compartir contigo.

human-753172_640

Cuando te grita varias veces la misma cosa

¿Has notado alguna vez que tu hijo te ha dicho gritando algo? Quizá no ha empezado diciéndotelo en voz alta, pero al ver que no le haces caso ha decidido alzar la voz para ver si de ese modo le prestas más atención. Si lo hace, no te enfades con él… y busca la manera de que no tenga que gritarte nada más, ¡escúchalo!

¿Te das cuenta que algo no marcha bien?

En el fondo de tu ser lo sabes, sabes que eres adicto al móvil y que tu hijo necesita más atención. Tu corazón te lo dice y solo debes hacerle caso. No te digo que no mires nunca el teléfono móvil pero sí que si estás pasando tiempo de calidad con tu hijo, lo apagues. Tu hijo no necesita sentirse desplazado ni que está en segundo plano por detrás de tu teléfono móvil… él necesita sentir que es la prioridad en tu vida. Y así debe ser en todo momento, si es necesario planifica tu tiempo.

Te puede gustar