La inteligencia kinestésica en los niños

Este artículo fue redactado y avalado por la psicóloga Ana Couñago
28 junio, 2019
La inteligencia kinestésica es una de las inteligencias definidas por Howard Gardner en su teoría de las inteligencias múltiples. A continuación te explicamos lo que debes saber sobre cómo se manifiesta esta capacidad intelectual en los niños.

La inteligencia kinestésica es necesaria para aprender a controlar el propio movimiento corporal, de modo que es algo muy importante para lograr un desarrollo óptimo. Por este motivo, hemos elaborado este artículo sobre el tema de la inteligencia kinestésica en los niños.

La inteligencia es susceptible al cambio y depende de factores innatos y de aprendizaje. Por tanto, a pesar de que cada persona tiene sus límites y sus potenciales, el entorno puede entrenar y optimizar las capacidades intelectuales.

«Todos los seres humanos tienen todas las inteligencias. Pero diferimos, por razones genéticas y experienciales, en nuestro perfil de inteligencias en cualquier momento».

– Howard Gardner –

¿Qué es la inteligencia kinestésica?

Históricamente se ha concebido la existencia de una única inteligencia como expresión de la capacidad cognitiva. Pero, el psicólogo Howard Gardner, afirma que el concepto de inteligencia implica la habilidad necesaria para:

  • Resolver un problema. 
  • Elaborar productos. 
  • Encontrar o crear nuevos problemas.

Además, este mismo autor determina que, en realidad, hay, por lo menos, ocho inteligencias diferentes que se combinan y utilizan en diferentes grados, de manera personal y única.

Una de estas inteligencias es la denominada kinestésica, también llamada inteligencia corporal. Consiste en la capacidad para emplear todo el cuerpo, o alguna de sus partes, con el fin de resolver problemas o realizar actividades que requieres un desempeño físico. Así, dentro de esta inteligencia se incluyen las siguientes habilidades:

  • Expresar ideas y sentimientos mediante el lenguaje corporal.
  • Usar las manos para transformar elementos.
  • Coordinar los movimientos.
  • Tener equilibrio.
  • Ser flexible.
  • Utilizar la fuerza.
  • Moverse con velocidad.
  • Percibir medidas y volúmenes.La inteligencia kinestésica en los niños.

La inteligencia kinestésica se localiza en el lóbulo frontal del cerebro. En concreto, en la corteza motora. Así, cada hemisferio controla los corporales que se realizan con el lado opuesto del cuerpo. Por ejemplo, es el hemisferio derecho el que da la orden de levantar la mano izquierda. Por ello, en los diestros, el dominio de los movimientos se suele situar en el hemisferio izquierdo, y en los zurdos en el derecho.

La inteligencia kinestésica en los niños

La inteligencia kinestésica se desarrolla desde los primeros años de vida, puesto que los pequeños tienen la necesidad de explorar el mundo físicamente y poner en práctica sus conocimientos, de modo que experimentan los sentimientos y las sensaciones a través del cuerpo y del movimiento.

Así, dicha capacidad une el cuerpo y la mente para lograr un correcto desempeño físico. Al principio, los pequeños manifiestan esta habilidad aprendiendo a controlar los movimientos automáticos y voluntarios. Pero, conforme cumplen años, adquieren la competencia de utilizar el cuerpo de forma diferenciada y competente.

Por desgracia, generalmente, en el colegio no se le da mucha importancia al aprendizaje de competencias kinestésicas. En cambio, se priorizan otras inteligencias, como la lógico-matemática y la lingüística.

Además, la escuela tradicional tiende a separar la mente del cuerpo, los aprendizajes teóricos de los prácticos. Esto es un error, ya que la mente debe ser entrenada para utilizar el cuerpo, y viceversa.

Así pues, se puede decir que un niño tiene muy desarrollada la inteligencia kinestésica si destaca significativamente en alguna de las siguientes actividades:

  • Deportes.
  • Danza y baile.
  • Juegos de construcción.
  • Atletismo.
  • Arte dramático.

“Podemos ignorar las diferencias y suponer que todas nuestras mentes son iguales. O podemos aprovechar estas diferencias».

– Howard Gardner –

Características de los niños con inteligencia kinestésica

Conducta

Los niños con un alto nivel de inteligencia kinestésicapresentan una serie de características conductuales y comportamentales:

  • Son muy inquietos y se mueven continuamente.
  • Son sensibles a las muestras físicas de cariño.
  • Exploran a través del sentido del tacto.
  • Expresan sus emociones con movimientos.
  • Necesitan realizar actividades prácticas.
  • Les gusta andar, correr y saltar.La inteligencia kinestésica en los niños.

Comunicación

Estos niños también cuentan con un patrón de comunicación muy específico que se caracteriza por:

  • Gesticulación exagerada.
  • Acercamiento al interlocutor.
  • Tendencia al aburrimiento en conversaciones largas y tranquilas.
  • Realización de movimientos durante los periodos de inactividad en la comunicación.
  • Tendencia a la distracción.
  • Utilización del berrinche para comunicar en lugar de utilizar palabras.

Memoria

Por otro lado, los niños con las capacidades kinestésicas altamente desarrolladas tienen una memoria muy particular. En este sentido, se caracterizan por:

  • Ser intuitivos y memorizar mejor al realizar las acciones repetidamente.
  • Recordar los sucesos de una forma general, sin acordarse bien de los detalles.
  • Almacenar la información física, siendo capaces de repetir los movimientos aprendidos con facilidad.
  • Gardner, H. (1998). Inteligencias múltiples. Barcelona: Paidós.
  • Mercadé, A. (2014). Los 8 tipos de inteligencia según Howard Gardner. Editorial Académica Española15.
  • Realpe Cevallos, D. L. (2012). Estudio de la inteligencia kinestésico corporal en los niños del 1er año de Educación Básica de la ciudad de Ibarra–zona urbana (Tesis doctoral). Universidad técnica del norte, Ibarra.