La canción científicamente diseñada para hacer reír a tu bebé

Adrianazul · 8 mayo, 2017

Hay una canción que está específicamente diseñada para hacer reír a tu bebé. Un grupo de científicos del Reino Unido se dedicó a crearla y se llama Happy Song o Canción Feliz. Dura dos minutos y en ese tiempo tu bebé puede escuchar una singular, aunque estudiada, combinación de sonidos de mar y animales, música instrumental y su la voz de una mujer, la cual siempre calma a los niños. Y hacer reír al bebé es solo una de las bondades que tiene la música para ayudar a los bebés a sentirse bien.

La colaboración de unos 2.300 padres, a quienes Caspar Addyman y la psicóloga musical Lauren Stewart les pidieron que nombraran los sonidos que hacían reír a sus bebés, fue necesaria para diseñar la canción especialmente creada para bebés. Las respuestas de estos padres fue promediada y estas fueron los sonidos más comentados: estornudos, ruidos de animales y las risas de bebé. Luego de seleccionar estos sonidos, alrededor 50 bebés fueron sometidos a pruebas.

Durante ellas, los especialistas sondearon las reacciones de los bebés, a quienes les observaron sus movimientos, expresiones faciales, ritmo cardíaco y vocalizaciones, para ver qué parte de las canciones generaban un estado de ánimo alegre y positivo.

Ya entonces tenían indicios de qué reacciones podrían obtener de los bebés y se decidieron a grabar la Canción Feliz. Un tema que tiene sonidos de la naturaleza, de un claxon y pequeños gritos de emoción que mantienen alerta a los bebés que la escuchan, además de la voz de una mujer.

Además de la Happy Song hay muchas canciones que pueden ayudar a hacer reír a tu hijo. Y justamente, puedes usar de guía, las conclusiones a las que llegó el equipo que diseñó la canción que hace reír a los bebés.

Una de ellas es que a los bebés les gusta la música repetitiva y predecible. Esto sucede porque les causa satisfacción poder anticiparse a algo que saben que va a pasar, como por ejemplo: que viene el sonido de la vaca o de los pollitos.

Los científicos también explican que los bebés son propensos a que les guste la música rápida ya que sus corazones trabajan a un ritmo más acelerado que el de los adultos.

Canciones que estimulan positivamente

Además de provocar que ría, la música que tiene muchos efectos positivos en tus hijos. Ya la ciencia se ha encargado de estudiar algunos de esos efectos. Por ejemplo, los investigadores de una universidad en Washington han demostrado que los bebés que juegan a seguir el ritmo de la música mejoran sus habilidades cognitivas.

Durante los dos primeros meses de vida les favorece colocarles canciones de cuna o temas instrumentales de corta duración y tiempo lento, son aconsejables las que les recuerden los latidos del corazón de mamá, pues eso hace que su sistema nervioso se relaje. Esto pasa porque la música reduce los niveles de estrés, al tener un efecto de relajación en los niños más pequeños.

También se ha comprobado que los niños de nueve meses de nacidos que son sometidos a varias sesiones de música resultan capaces de identificar varios patrones de melodía y canto de la canción. Estas habilidades los ayuda a aprender muchas cosas rápidamente. Pues, a lo largo de las últimas décadas se ha comprobado que la música favorece el desarrollo cerebral del niño y los ayuda a estimular las habilidades que lo ayuden a aprender.

La música como aliada

La música también lo ayuda a mejorar su concentración y creatividad, además de que complementa el desarrollo psicomotor, y cuando comienza a andar le proporciona mayor sentido del equilibrio y un movimiento más armónico.

Las letras de las canciones, en especial, tienen un efecto positivo en el desarrollo lingüístico, pues propicia conexiones activas en el campo del lenguaje. Así que seguramente escuchar música y aprender canciones ayudará a tu bebé a hablar fluidamente.

Los niños prematuros que son expuestos con frecuencia a melodías musicales, mejoran sus hábitos de alimentación y avanzan en aspectos físicos como el ritmo cardíaco y respiratorio. Estas son apenas algunas de las cualidades positivas que tus hijos pueden aprovechar de la música; esto no quiere decir que aprender u oír música hace que los niños se conviertan en superdotados, pero sí los ayuda a desarrollar varias habilidades.