Fortalecer el útero tras un aborto espontáneo: ejercicios, pautas y consejos

Un aborto espontáneo supone una experiencia dolorosa para la mayoría de las mujeres. Por eso es bueno conocer ejercicios y pautas para fortalecer el útero y poder intentar quedarse embarazada de nuevo.
Fortalecer el útero tras un aborto espontáneo: ejercicios, pautas y consejos

Última actualización: 31 diciembre, 2021

El aborto espontáneo representa, para la mayoría de las mujeres, una experiencia de intenso dolor emocional. Sin embargo, una gran cantidad de personas logra superar esta experiencia y embarazarse nuevamente. Esto ocurre al cabo de un tiempo y con mucha ayuda por parte del entorno de la mujer. Incluso, es posible poner en práctica algunas medidas para evitar de nuevo esta situación, como las que se orientan a fortalecer el útero tras un aborto espontáneo.

A continuación, te compartiremos algunos consejos para ayudarte a lograr que tu cuerpo esté en mejores condiciones para concebir una nueva vida dentro tuyo. ¿Nos acompañas?

¿Qué es el aborto espontáneo?

Vale la pena hacer una diferencia entre el aborto inducido y el aborto espontáneo, también conocido como aborto de causa natural.

El aborto espontáneo se diferencia del inducido porque no se produce de manera voluntaria, sino que ocurre por causas fisiológicas o patológicas, las cuales no siempre evitables.

Por ejemplo, una mujer puede sufrir un aborto espontáneo como consecuencia de una infección (por virus VIH, toxoplasmosis o malaria) o porque el embrión se ha desarrollado con una alteración genética que resulta incompatible con la vida. Es importante destacar, que los defectos cromosómicos o genéticos son más frecuentes a partir de los 35 años de edad.

En general, las mujeres que padecen este tipo de abortos tienen conocimiento de su embarazo. Por este motivo, no es difícil suponer el gran impacto emocional y psicológico que conlleva una interrupción abrupta de la gestación y la muerte de su futuro hijo.

La adolescencia muchas veces es una etapa triste y difícil.

Muchas veces, la causa del aborto puede estar relacionada a cierta debilidad uterina o a la incapacidad del tracto genital de mantener una gestación. Así mismo, y sin importar la causa de la interrupción, en un tiempo posterior a la pérdida del bebé el útero queda más debilitado de lo habitual. Por ambos motivos, implementar ciertas medidas para fortalecerlo resultan fundamentales.

Ejercicios de Kegel, una buena forma de fortalecer el útero tras un aborto espontáneo

Los ejercicios de Kegel están originalmente indicados para fortalecer el suelo pélvico, que es la musculatura que sostiene a los órganos genitales, a la vejiga y al recto.

Por ejemplo, para aquellas mujeres que sufren de prolapso uterino, los ejercicios de Kegel les permiten fortalecer el útero después de haber sufrido un aborto espontáneo. Esta actividad tonifica los músculos pelvianos y le otorga mayor resistencia de los ligamentos que sostienen a la matriz.

Así mismo, los ejercicios de Kegel brindan muchos beneficios durante el embarazo y el nacimiento. Entre algunas de sus ventajas, favorecen a una mejor conexión entre los movimientos y las contracciones musculares de la pelvis, la cintura y espalda baja. Esto último, posibilita llevar adelante un embarazo con mucho menos dolor a causa del crecimiento del útero.

También, incrementa en gran medida las posibilidades de mantener un parto sin complicaciones, debido a la elasticidad que adquieren los músculos y ligamentos pelvianos.

Los músculos vaginales no son controlados directamente, por lo que los ejercicios de Kegel implican el uso sutil de los dedos de las manos, así como de algunas técnicas de relajación y tensión muscular. Esto no solo favorece a la tonificación sino también al control de estas estructuras y están especialmente recomendados después de los 35 años.

Los beneficios del físico en general

Por su puesto que la buena alimentación y la actividad física regular mejoran las condiciones de todo el organismo materno. De esta forma, si se combina el entrenamiento aeróbico y el anaeróbico, se pueden aumentar las posibilidades de conseguir un embarazo exitoso.

Es necesario saber que la obesidad y el sedentarismo son factores de riesgo adicionales durante la gestación. Por eso, es conveniente mantener un buen estado de salud y evitar aquellas afecciones orgánicas que puedan volver a la mujer más susceptible a sufrir un nuevo aborto espontáneo.

La nutrición, un factor clave antes y durante el embarazo

Tal como hemos mencionado, es fundamental mantener una alimentación balanceada y completa para que el cuerpo de la madre se recupere tras el aborto.

Además, es fundamental que alcance los niveles óptimos de todos los nutrientes esenciales. Esto le permite a cada órgano trabajar en equipo y favorecer al correcto funcionamiento corporal.

Finalmente, una dieta saludable ayuda a mejorar las defensas y a reducir el riesgo de padecer enfermedades que afectan negativamente a la consumación y a la concepción del embarazo.

Los ejercicios para fortalecer la espalda pueden prevenir muchas lesiones.

Otros cuidados para fortalecer el útero después del aborto espontáneo

Aparte de todo lo anterior, debes entender a fondo cuáles fueron los factores implicados en la experiencia previa. Por ejemplo, si portas algún virus o infección crónica de la cual no tenías conocimiento antes de embarazarte o alguna otra condición de salud de larga data.

De este modo, tu medico podrá determinar el mejor plan a seguir para fortalecer el útero tras un aborto espontáneo, según tu situación particular. Esto incluye las siguientes estrategias:

  • El tratamiento de ciertas patologías, como la suplementación con hierro para la anemia o el tratamiento antibiótico para una infección de transmisión sexual.
  • Un plan nutricional adecuado y completo. Se recomienda incorporar alimentos ricos en vitamina c, antioxidantes y una ingesta suficiente de agua.
  • La realización estudios complementarios (si fueran necesarios, como la búsqueda de anticuerpos para el virus VIH).
  • El control de tóxicos ambientales y drogas de abuso (exposición a pesticidas, al humo de tabaco o ingesta de alcohol).
  • Modificación de hábitos y estilos de vida, en por de adoptar aquellos más saludables, como la actividad física regular. Así mismo, alejarse de los nocivos, como el estrés o la violencia.

Otro punto no menor para conversar con tu obstetra es acerca de la planificación familiar. Es importante saber que si bien tu fertilidad volverá relativamente pronto, esto no quiere decir que tu organismo esté listo para procrear nuevamente.

La Organización Mundial de la Salud recomienda esperar un lapso de tiempo de al menos 6 meses entre la finalización de la gestación previa y la búsqueda de un nuevo bebé. Así mismo, se recomienda a las mujeres utilizar algún método anticonceptivo confiable desde el momento de reinicio de la actividad sexual. En en promedio, esto ocurre entre 15 y 20 días tras el aborto espontáneo.

¡No te apresures! Respeta tus tiempos

Para finalizar, vale la pena destacar que para que una mujer vuelva a concebir es necesario haber pasado primero por un tiempo de reposo y de recuperación. Esto involucra tanto a la esfera física como a la emocional, pues haber sufrido un aborto espontáneo deja una herida que debe cerrarse sanamente.

Te podría interesar...
7 cosas que no debes decir a alguien que ha sufrido un aborto involuntario
Eres Mamá
Leerlo en Eres Mamá
7 cosas que no debes decir a alguien que ha sufrido un aborto involuntario

Una mujer que ha sufrido un aborto involuntario está pasando por un proceso emocional complejo y necesita, ante todo, respeto.