Cuánta vitamina C necesita diariamente una embarazada

La vitamina C es uno de los 13 nutrientes esenciales para mujeres embarazadas, ya que proporciona protección contra los defectos de nacimiento.
Cuánta vitamina C necesita diariamente una embarazada

Última actualización: 10 noviembre, 2022

El embarazo es una de las etapas más exigentes a nivel físico para la mujer. Por lo tanto, debe haber especial atención en cuidar la dieta y el aporte diario de micronutrientes. Muchas veces se ignora la importancia de la vitamina C en el embarazo, así como la dosis diaria que se debe ingerir por parte de las gestantes.

De manera general, los especialistas no avalan los suplementos de vitamina C durante el embarazo. Esto en parte porque la dosis diaria se puede conseguir de la mano de una dieta equilibrada. En función de los criterios del especialista, se puede considerar su uso en caso de detectar una descompensación.

Importancia de la vitamina C en el embarazo

La vitamina C, o ácido ascórbico, es uno de los 13 nutrientes esenciales para mujeres embarazadas. Proporciona protección antioxidante contra varias enfermedades y contra los defectos de nacimiento. La vitamina C aumenta la inmunidad y también protege de la anemia, pues ayuda al cuerpo a absorber el hierro.

Este micronutriente esencial es soluble en agua y, a diferencia de los animales, los humanos no pueden sintetizarla a través de procesos metabólicos. Por lo tanto, la única forma de obtenerla es a través de la dieta y los suplementos vitamínicos. Al igual que sucede con otros micronutrientes, los requerimientos de vitamina C durante el embarazo aumentan.

Esto se debe, entre otras cosas, a que a medida que el feto se desarrolla el micronutriente se transporta de manera activa hacia la placenta. Al mismo tiempo, los niveles de vitamina C en el plasma materno disminuyen. Es por esta razón que se debe procurar su ingesta adecuada para evitar descompensaciones.  Veamos otros posibles beneficios de la vitamina C en el embarazo:

El consumo diario de frutas y verduras es una de las herramientas claves para mantener una dieta equilibrada y llena de vitaminas como la C. Tampoco puede faltar el consumo de alimentos como frutos secos, legumbres, carnes y pescado, para incluir un adecuado aporte proteico balanceado.

¿Cuál es la dosis diaria de vitamina C durante el embarazo?

No existe una dosis diaria estándar para el consumo de vitamina C durante el embarazo. Diversos organismos, instituciones y expertos ofrecen recomendaciones diferentes. Aun así, la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) recomienda una dosis diaria de 105 miligramos durante la gestación.

Por su parte, en Estados Unidos la dosis diaria de vitamina C para las embarazas es un poco menor. Por ejemplo, el Colegio Americano de Obstetras y Ginecólogos (ACOG) recomienda 80 miligramos para las gestantes entre 14 y 18 años y 85 miligramos para las gestantes entre 19 y 50 años.



La ingesta diaria que se mantenga dentro de estos parámetros (entre 80 miligramos y 105 miligramos) se considera segura y adecuada para la madre y el bebé. A pesar de ello, el especialista puede considerar aumentar la dosis en función de sus criterios y las características específicas del embarazo.

Salvo previa recomendación, no se deben superar las dosis diarias señaladas. Es cierto que la vitamina C cuenta con una baja toxicidad, pero una ingesta excesiva puede generar una elevada absorción de hierro. De acuerdo con la Oficina de Suplementos Dietéticos (ODS) los niveles máximos del micronutriente en gestantes mayores de 18 años es de 1800 miligramos por día.

Consumir alimentos ricos en vitamina C

El zumo natural de naranja es una alta fuente de ácido fólico que, combinada con las vitaminas B-12, hace posible que el cuerpo de la gestante digiera mejor las proteínas y pueda generar otras nuevas. Es por esto que el sistema interno de la gestante se mantiene con un buen nivel de vitamina cuando se bebe un vaso de zumo de naranja diario.



Para la correcta absorción diaria de hierro entra en juego la vitamina C como parte fundamental de este proceso. El incremento del consumo de alimentos con alto contenido en esta vitamina debe formar parte de la dieta diaria de la mujer embarazada. Un vaso de zumo de naranja aporta 60 miligramos de vitamina C, un 65% de la ingesta diaria recomendada.

Pero debes saber que hay otros alimentos más ricos en vitamina C que el zumo de naranja como son los siguientes:

  • Frutas cítricas: como la naranja, limón y pomelo.
  • Otras frutas como: el kiwi, fresas, melón, grosella negra y papaya.
  • Verduras: pimiento rojo, coles de Bruselas, brócoli y también el perejil.

Otro dato interesante para las mujeres preocupadas por las estrías durante el embarazo es la capacidad del ácido ascórbico para construir el colágeno. El colágeno proporciona elasticidad a los tejidos de la piel estirada a medida que crece su barriga durante el embarazo.

Por otro lado es muy importante vigilar esta vitamina, ya que las gestantes que no reciben la cantidad recomendada de ácido ascórbico tienen un mayor riesgo de desarrollar preeclampsia, un trastorno que provocan una elevación de la presión arterial. La deficiencia de Vitamina C también se ha relacionado con un mayor estrés oxidativo y una implantación deficiente según un estudio de la revista Nutrients.

Una buena dieta es clave en el embarazo

Los niveles bajos de vitamina C también se asocian con el síndrome HELLP, un trastorno en el que las mujeres embarazadas sufren un aumento en las enzimas hepáticas, bajo recuento de plaquetas y descomposición de los glóbulos rojos. Todo esto representa un peligro para la madre y para el bebé.

Algunas madres usan suplementos de multivitaminas que contienen altas cantidades de vitamina C. Estas multivitaminas no se consideran seguras durante el embarazo, ya que contienen demasiada vitamina C. El mejor suplemento de vitamina C durante el embarazo es uno que esté diseñado específicamente para las mujeres embarazadas y que contenga la cantidad justa de vitaminas.

La mejor opción para mujeres embarazadas es comer una variedad de frutas y verduras. Es recomendable consultar con un médico acerca de la dieta diaria para determinar si se necesita ácido ascórbico adicional para llenar los vacíos nutricionales durante el embarazo, o si es suficiente con la dosis normal ingerida.

Después del parto, las madres lactantes necesitan entre 115 y 120 mg de vitamina C al día. El ácido ascórbico se excreta en la leche materna humana. Los efectos en el lactante son desconocidos. Por lo tanto, se recomienda tener precaución en el consumo suplementario excesivo de vitamina C en mujeres que están dando el pecho.

Las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS) sobre la ingesta energética de una madre gestante son de 300 kilocalorías extras diarias al inicio del embarazo. Esto se traduce en una dieta que puede variar entre las 2150 y 2200 kilocalorías diarias. A su vez, el aumento en el consumo de calorías deberá ser mayor en el segundo y tercer trimestre.

Te podría interesar...
¿Es seguro hacer dieta durante el embarazo?
Eres Mamá
Leerlo en Eres Mamá
¿Es seguro hacer dieta durante el embarazo?

¿Quieres que tu hijo nazca sin problemas de desarrollo o bajo peso? Descubre las consecuencias de hacer dieta durante el embarazo.



  • Casanueva E, Ripoll C, Tolentino M, Morales RM, Pfeffer F, Vilchis P, Vadillo-Ortega F. Vitamin C supplementation to prevent premature rupture of the chorioamniotic membranes: a randomized trial. Am J Clin Nutr. 2005 Apr;81(4):859-63.
  • European Food Safety Authority (EFSA). Dietary reference values for nutrients summary report. 2017; Vol. 14, No. 12, p. e15121E.
  • Jang W, Kim H, Lee BE, Chang N. Maternal fruit and vegetable or vitamin C consumption during pregnancy is associated with fetal growth and infant growth up to 6 months: results from the Korean Mothers and Children's Environmental Health (MOCEH) cohort study. Nutr J. 2018 Nov 12;17(1):105.
  • Liu C, Zhong C, Chen R, Zhou X, Wu J, Han J, Li X, Zhang Y, Gao Q, Xiao M, Hu X, Xiong G, Han W, Yang X, Hao L, Yang N. Higher dietary vitamin C intake is associated with a lower risk of gestational diabetes mellitus: A longitudinal cohort study. Clin Nutr. 2020 Jan;39(1):198-203.
  • National Institutes of Health. Office of dietary suplements.
  • Ochoa-Brust GJ, Fernández AR, Villanueva-Ruiz GJ, Velasco R, Trujillo-Hernández B, Vásquez C. Daily intake of 100 mg ascorbic acid as urinary tract infection prophylactic agent during pregnancy. Acta Obstet Gynecol Scand. 2007;86(7):783-7.
  • Dror, D. K., & Allen, L. H. (2012). Interventions with vitamins B6, B12 and C in pregnancy. Paediatric and perinatal epidemiology26 Suppl 1, 55–74. doi:10.1111/j.1365-3016.2012.01277.x
  • Rumbold A, Ota E, Nagata C, Shahrook S, Crowther CA. Vitamin C supplementation in pregnancy. Cochrane Database Syst Rev. 2015 Sep 29;2015(9):CD004072.
  • Wallace, K., Harris, S., Addison, A., & Bean, C. (2018). HELLP Syndrome: Pathophysiology and Current Therapies. Current pharmaceutical biotechnology19(10), 816–826. doi:10.2174/1389201019666180712115215
  • World Health Organization. Healthy eating during pregnancy and breastfeeding. Regional Office for Europe Nutrition and Food Security. 2001.

El contenido de Eres Mamá es solo para fines educativos e informativos. En ningún momento sustituye el diagnóstico, el consejo o el tratamiento de un profesional. Ante cualquier duda, es recomendable la consulta con un especialista de confianza.