Remedios caseros para prevenir las estrías durante el embarazo

Gladys · 23 julio, 2016

Un embarazo es una experiencia maravillosa para cualquier mujer. Sin embargo, puede dejar huellas en el cuerpo que no son estéticas. Sí, hablamos de las estrías por lo que te diremos cómo prevenir su aparición.

Las estrías son unos pequeños surcos que aparecen en la piel debido a su rápido estiramiento y a la falta de colágeno.

Pareciera que la dermis se lesiona al rasgarse y por eso se ven esas líneas blanquecinas o rojizas, dependiendo de la piel de la persona.

Una de las preocupaciones de las mujeres es que aparezcan estrías en su cuerpo durante el embarazo, ya que la piel se estira rápidamente conforme va avanzando la gestación y el vientre materno crece.

Pero no solo en el abdomen aparecen estas molestas marcas; en las piernas, muslos y pechos también pueden sufrirse estas lesiones de la piel si no se tienen los cuidados de rigor.

Tratamientos con láser

Cómo prevenir las estrías durante el embarazo sin necesidad de comprar cremas

 

Debemos ser honestos y aclarar que una vez que la piel sufre estas rasgaduras es prácticamente imposible erradicarlas de manera natural.

Cuando la piel ya sufre este tipo de lesiones, la alternativa más efectiva es una intervención con láser, pero incluso esto no es tan sencillo, porque se requieren varias sesiones para atenuarlas.

Con esto en cuenta no hay duda de que lo más recomendable es prevenir las estrías, y no hay mejor manera de hacerlo que con recetas naturales; por eso nos enfocaremos en todo lo que pueden hacer las futuras mamis para prevenirlas.

Los remedios caseros son altamente efectivos si eres constante y disciplinada

Los mejores remedios caseros para prevenir estrías

estrías

Hidratación

El mejor remedio para ayudar a la elasticidad de la piel es beber suficiente agua cada día. La relación entre la ingesta de líquidos y la producción de colágeno es sencilla y puede explicarse con el argumento de que alguien que no se hidrata bien por supuesto tendrá una piel reseca.

Masajes con pulpa de aguacate

Esta es una fruta que se caracteriza por aportar grasas buenas al organismo a través de su consumo, pero esto no es todo. El aguacate también tiene la propiedad de hidratar la piel mediante su aplicación directa. 

Por esta razón se recomienda, utilizar la mitad de la fruta, pisarla con un tenedor hasta lograr una pasta suave que servirá para hacer un masaje sobre las zonas más vulnerables como el abdomen, la parte baja del vientre, los pechos, la zona interna de los muslos. Masajea de formar circular de 15 a 20 minutos y después puedes darte una ducha.

El aceite de almendras

Esta es una de las alternativas más económicas y efectivas para hidratar tu piel durante el embarazoPuedes usar el extracto solo y si lo prefieres puedes agregar un poco de este aceite a una crema humectante. Si eliges la segunda opción, no olvides agitar el frasco que contiene la crema antes de aplicarla para que se mezcle bien.

El aceite de almendras es ideal para mantener tu piel hidratada

Zumo de limón

Este es uno de los elementos más eficaces en el tratamiento anti estrías, ya que su alto contenido de vitamina C estimula la producción de colágeno. Para obtener óptimos resultados, todos los días debes exprimir un limón y aplicar directamente sobre la piel, espera cinco minutos para que penetre bien y enjuaga con agua fría.

Gel de Aloe Vera

Su poder regenerativo es incuestionable. Muestra de ello es que el cristal de sábila  es utilizado en el tratamiento de quemaduras. Así que puedes incluirlo en tu rutina diaria. Lo ideal es que 15 minutos antes de ducharte cubras con una ligera capa de gel aquellas zonas en las que pueden salir estrías, como barriga y piernas.

Claras de huevo

Seguro que te sorprenderá saber que con un par de claras de huevo puedes preparar una mascarilla milagrosa. Así es, solo debes batirlas a punto de nieve, aplicar una capa gruesa sobre la piel, esperar que se seque y enjuagar con agua fría.

Estos son solo algunos de los remedios caseros con los que podrás consentir tu piel y evitar las temidas estrías. La clave está en mantener hidratadas todas las zonas, incluso aquellas en las que crees que no hay riesgo de que aparezcan estas líneas.

Recuerda que la maternidad no puede ser una excusa para no cuidar de ti. Procura apartar tiempo cada día para hacer cosas que te gustan, verás que tu cuerpo lo agradecerá.