Vitaminas prenatales: lo que debes saber

El déficit de ácido fólico durante el embarazo puede condicionar la aparición de fallos en el cierre del tubo neural, lo que genera problemas a nivel neurológico. Las vitamina prenatales son importantes para prevenir este tipo de afecciones.
Vitaminas prenatales: lo que debes saber
Saúl Sánchez Arias

Escrito y verificado por el nutricionista Saúl Sánchez Arias el 18 abril, 2021.

Última actualización: 18 abril, 2021

Las vitaminas son unos nutrientes importantes en todos los momentos de la vida. Actúan como cofactores en muchas reacciones fisiológicas del organismo, posibilitando, así, la función de los sistemas del cuerpo humano. Sin embargo, existe una serie de vitaminas prenatales cuya ingesta es crucial durante el embarazo.

Antes de comenzar has de tener en cuenta que la deficiencia de vitaminas puede generar problemas de salud, pero también el exceso de las mismas. Cabe destacar que es más sencillo experimentar una sobredosis de las que son liposolubles, puesto que existen reservas de las mismas en el cuerpo.

Ácido fólico, el mayor representante de las vitaminas prenatales

Mujer embarazada bebiendo un vaso de agua para tomarse las vitaminas prenatales.

Si tuviésemos que elegir una de todas las vitaminas prenatales por su influencia sobre la salud del feto, esa sería el ácido fólico. Estamos hablando de un nutriente que resulta clave a la hora de prevenir el desarrollo de defectos en el cierre del tubo neural y en la médula espinal. Así lo evidencia una investigación publicada en la revista Annales d’endocrinologie.

A pesar de que se trata de un nutriente que se ingiere de forma habitual en el contexto de una dieta variada, es crucial pautar su suplementación durante el embarazo. En este caso, los requerimientos se ven aumentados, por lo que hay que satisfacer las demandas para evitar problemas de salud graves.

La vitamina D en el embarazo

Otra de las vitaminas prenatales importantes es la vitamina D. Este elemento juega un papel esencial en muchas funciones y sistemas diferentes del organismo. Es fundamentalmente conocido por incrementar la absorción del calcio a nivel intestinal, reduciendo, de este modo, el riesgo de osteoporosis.

Sin embargo, también modula la inflamación en el organismo. De hecho, se ha demostrado que un déficit de la vitamina incrementa el riesgo de sufrir patologías crónicas a medio y a largo plazo.

Por otra parte, es necesario destacar que la vitamina D puede reducir la incidencia de muchas enfermedades infecciosas, según un estudio publicado en la revista Reviews in Medical Virology. Se recomienda mantener los niveles en los rangos adecuados para evitar infecciones de tipo respiratorio.

¿Cómo elegir un suplemento de vitaminas prenatales?

A la hora de elegir un suplemento de vitaminas prenatales es bueno tener en cuenta los siguientes detalles. En primer lugar, es óptimo que contenga ácido fólico y hierro para prevenir situaciones de anemia que cursen con cansancio crónico y con fatiga.

Por otra parte, habrá que asegurar también la presencia de vitamina D, para tener controlados los niveles inflamatorios y que se reduzca la incidencia de las enfermedades infecciosas durante el embarazo.

Una vez realizadas ambas comprobaciones, es recomendable observar si el suplemento cuenta con otros nutrientes que puedan resultar beneficiosos. Es positivo que el producto cuente con vitamina C, vitamina A, vitaminas del grupo B, zinc y yodo.

No obstante, la cantidad de vitamina A no ha de ser muy elevada, ya que en exceso podría resultar perjudicial para el bebé. Ten en cuenta que se trata de un nutriente liposoluble que se acumula en el tejido adiposo del organismo. No es frecuente presentar una carencia del mismo.

Es importante la dieta

Mujer embarazada comiendo durante el tercer trimestre.

No solo de suplementos se alimenta la mujer embarazada, sino que es necesario también plantear una buena dieta para conseguir un buen estado de salud. De hecho, y siempre que sea posible, el aporte de nutrientes ha de realizarse por medio de los alimentos.

Es cierto que existen limitaciones al respecto, ya que la vitamina D o el ácido fólico durante el embarazo no se adquieren por medio de los comestibles en las cantidades requeridas. Sin embargo, plantear una dieta variada es lo más recomendable para reducir el riesgo de déficits.

Las vitaminas prenatales, nutrientes importantes

Como has podido comprobar, las vitaminas prenatales son clave para asegurar un buen estado de salud y el correcto desarrollo del feto. Es importante consumirlas en las cantidades adecuadas, ya que un exceso de algunas de ellas sería también perjudicial para el organismo.

Ten en cuenta que resulta fundamental observar los etiquetados antes de adquirir suplementos. Si no sabes interpretarlos, siempre puedes consultar a un profesional de la nutrición para obtener el mejor consejo posible. No todos los productos vitamínicos presentes en el mercado están desarrollados para su consumo durante el embarazo.

Te podría interesar...
Granizados caseros de frutas para niños
Eres Mamá
Leerlo en Eres Mamá
Granizados caseros de frutas para niños

Aprovecha el verano para preparar granizados caseros de frutas para niños. Te damos varias recetas frías, hidratantes y saludables. ¡Toma nota!



  • Valentin M, Coste Mazeau P, Zerah M, Ceccaldi PF, Benachi A, Luton D. Acid folic and pregnancy: A mandatory supplementation. Ann Endocrinol (Paris). 2018 Apr;79(2):91-94. doi: 10.1016/j.ando.2017.10.001. Epub 2018 Feb 9. PMID: 29433770.
  • Zdrenghea MT, Makrinioti H, Bagacean C, Bush A, Johnston SL, Stanciu LA. Vitamin D modulation of innate immune responses to respiratory viral infections. Rev Med Virol. 2017 Jan;27(1). doi: 10.1002/rmv.1909. Epub 2016 Oct 7. PMID: 27714929.